Market Recaps - 03/10/2011

Cambio del “Trading-Paradigma” en los Mercados Globales Actuales

Hoy es el primer trading day del Q4 del 2011, mientras termino de escribir este Recap futuros abajo aprox. -0.60%, para un año que pegó brutalmente a los asset prices de mercados globales en el Q3, convirtiéndolo en uno de los peores quarters de la crisis desde su inicio. En este sentido y dado que Q4 recién comienza y dado que seguramente sufriremos n shocks y n spikes de mercados en direcciones positivas y negativas, hoy decidí hacer algo que esta crisis me permitió hacer muy pocas veces: pensar y escribir como economista, y en vez de hacer un Recap forward-looking, como normalmente suelo hacer, decidí escribir uno “reflexivo” pensando en “dos grandes” del equilibrio general bajo incertidumbre: Lucas y Prescott.

Para aquéllos que quieren saber mi view de mercado, no he cambiado mi view respecto a lo que escribí en mi Recap anterior. Sigo insistiendo en mi estrategia de estar largo riesgo pero en POSICIONES OPCIONALIZADAS con pérdidas acotadas ex–ante para evitar el constante hit de stop losses. Y para aquéllos que a un día de haber escrito mi Recap me preguntaban: y “ahora qué hacemos?….”, les contesto: yo no cambio un view de mediano plazo en 24hs., especialmente cuando no haya recibido ningún shock de magnitud tal que me lo haga cambiar, por eso insisto en la forma y metodología de armar posiciones, estar equivocado en el contexto actual de volatilidad puede ser trágico a menos que se armen las posiciones vía options con pérdida acotada ex-ante, mi peor escenario lo defino al iniciar la posición y al poner el Var a trabajar, eso es otra cosa, y es una forma muy profesional de hacer asset management. Arranquemos entonces, con este Recap“reflexivo” que decidí escribir hoy permitiéndole al economista que vive en mí hablar un poco lejos del ruido casi cotidiano al que estamos expuestos.

Del Equilibrio al Desequilibrio, de la Racionalidad a la Irracionalidad: un Cambio del Trading-Paradigma en los Mercados Globales Actuales……………

Tuve la gran suerte de poder estudiar un Ph.D. in Economics en los Estados Unidos, doctorado que cambió totalmente mi forma de pensar no sólo en términos económicos, cualquier decisión en mi vida la encaro desde un enfoque económico habiéndome convertido lisa y llanamente en un “permanent-optimizer-under-uncertainty” y no me arrepiento de esto bajo ninguna circunstancia. Entre tantas de las cosas que aprendí y disfruté a nivel conceptual, probablemente la idea que más me marcó y que más utilicé en mi vida corporativa como asset manager fue la de equilibrio general bajo incertidumbre a lo “Lucas/Prescott”. Ese concepto de “agente representativo racional”, que conoce perfectamente la distribución de probabilidad de los schocks y que optimiza dinámicamente en un entorno incierto pero predecible, es un poco la esencia de todo modelo de equilibrio general moderno inspirado en las brillantes ideas de Lucas y Prescott.

De una forma u otra, hasta el inicio de la crisis allá por mediados del 2007, mi forma de razonar y traducir en posiciones a ese pensamiento funcionaba en forma muy estructurada y de acuerdo a la esencia de los modelos a los que aludí en el párrafo precedente: el concepto de equilibrio general dinámico en condiciones de incertidumbre forma a esta altura de mi carrera parte de mi ADN. Pero lamentablemente para mí, a partir de junio del 2007 cambió por completo el paradigma básico con el que tradean los mercados financieros actuales caracterizados por una dosis casi infinita de demencia, de cortoplacismo, de rumor-based decisions. Estamos en mercados plagados de “black swans”, en donde eventos extremos de la distribución se han convertido en muy frecuentes, vivimos además en un mundo dicótomo, de “blanco o negro”, en donde la normalidad de la incertidumbre tan típica y supuesta en los principales modelos de asset pricing se convirtió en una reliquia de la literatura.

Entonces, en este contexto, mi cerebro de economista profesional entrenado “a lo Lucas/Prescott” cotidianamente contrasta con el trader/PM “básico/primitivo” que vive también en mí, con ese trader/PM que trata casi cotidianamente de racionalizar lo irracionalizable, que trata de encontrar un equilibrio general en medio de un desequilibrio general histórico y de dimensiones bíblicas y que ante esta circunstancia de mercado se ve forzado a anteponer las distorsiones esperadas por sobre los fundamentals que caracterizan al verdadero desastre macroeconómico que enfrenta y seguirá enfrentando por años enteros el G3, contaminado para llamarlo de alguna forma “a lo Nash”, navegando todo el tiempo distorsiones con “trading-moral-hazard-induced-by-central-banks” y cada vez más lejos de Lucas y Prescott.

Para comprender el por qué del párrafo anterior es indispensable conocer la lógica promedio con la que vino accionando un banquero central del G3. El shock real que absorbió la economía del G3 durante el 2007 y 2008 fue absolutamente histórico, estas economías se vieron forzadas a reconocer que la mega-fiesta en la que habían vivido por años enteros se había acabado y que sus economías comenzaban a colapsar en forma impensada sólo meses atrás. En este contexto, esos banqueros centrales se vieron forzados a hacerse una pregunta básica pero indispensable: a) dejamos absorber el shock “a lo 1930”? o por el contrario, b) nos empecinamos en bombardear a estas economías con n shocks fiscales y monetarios, de manera tal de ir licuando el shock real e ir absorbiéndolo intergeneracionalmente? La respuesta fue casi obvia, la opción b) fue claramente dominante por la sencilla razón que reconocer las dimensiones reales del shock del 2007/2008 en un sólo instante del tiempo es social y políticamente inmanejable y más aún en el contexto de un G3 tan acostumbrado a “vivir too much bien” y a recibir las crisis como que venían de “otro lado”. En el mediano plazo no me cabe una sola duda que esta crisis reducirá radicalmente los estándares de vida del G3, en el relativo los emergentes serán los grandes ganadores de esta crisis.

Y es en este contexto en donde con un entorno de una macro global del G3 altísimamente menoscabada, el mercado se encontró con frecuentes intervenciones de todo tipo principalmente provenientes de la Reserva Federal, “acostumbrando” al mercado a anteponer la distorsión por sobre el fundamental, a “distraerlo” de la grosera realidad macro en la que está inmerso. Y es precisamente este último concepto: distorsión por sobre el fundamental el que convirtió a esto en un desequilibrio global de irracionales, entre los que me incluyo.

Les doy un ejemplo de la última oración del párrafo precedente. Por mayo del 2010 en donde ya el mercado estaba comenzando a pricear una nueva ronda de Quantitative Easing de la Reserva Federal (QEII), si los datos macro de Estados Unidos salían mal, en vez de hacer selloff, el mercado te raleaba, por qué? Muy sencillo, si a la macro de Estados Unidos le iba mal, esto implicaba para un mercado que piensa al revés, una inminente ronda de estímulo monetario por parte de la FED, que el mercado entendía como generadora de reflation en los mercados de equities y commodites y por consiguiente generaba un rally del S&P. Este es un clarísimo ejemplo de un mercado que se vio forzado a pensar al revés, de un mercado que se vio forzado/acostumbrado a pricear activos en el corto plazo anteponiendo la distorsión por sobre el fudamental, convirtiendo a esto en un desequilibrio en donde la irracionalidad parece ser la norma. Es evidente para mí que la constante intervención de la FED cambió el trading paradigma: antes, cuando la noticias “venían mal” el mercado te shorteaba y listo. Hoy, Octubre del 2011 si las noticias o la macro “vienen mal”, antes de shortear al menos te preguntas: y ahora con qué estímulo se van a salir para seguir dilatando y licuando una realidad macro del G3 que apesta?………

Y culmino este ensayo con la próxima distorsión con la que probablemente sean impactados los mercados globales: alguna clase de “paquetito” de ayuda para la Europa PIIGS que claramente no resolverá absolutamente nada el serio problema de insolvencia que padece una gran parte de Europa. Sin embargo, con los inimaginables shocks de confianza y desconfianza a los que nos tiene lamentablemente acostumbrados el ECB y la EU mi pregunta es: volverán los mercados a pricear fundamentals por sobre distorsiones motivados por una decepción en la capacidad de los policy-makers de seguir licuando y dilatando un problema?, habrá llegado el tiempo de shortear big-time Europa a pesar de estar -17% en el Q3 del 2011?, habrá llegado el momento de que estos mercados se sinceren nuevamente, que se equilibren y racionalicen por más costoso que eso sea? Simplemente me aterra hacerme esta pregunta: cuál es el costo de equilibrar y racionalizar una burbuja de reflation que desde el 2009 no para de crecer?

Apartándome del economista que vive en mí, creo que a casi todo el mundo le conviene seguir creyendo en policy-makers altamente devaluados, “seguir jugando a que todo no está tan mal”, y seguir apostando a un paquetito de ayuda temporal a Europa con todo el welcome-reflation que eso implique. Los tiempos de equilibrio general racional en mercados financieros han pasado y el desequilibrio e irracionalidad actual le son cómplices a una realidad macro del G3 que la necesita para continuar licuando el desastre en el que está inmersa.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos