Hablemos de Finanzas - 29/05/2012

La crisis internacional está en su peor punto desde la quiebra de Lehman Brothers

Las últimas tres semanas han visto a los mercados de acciones sucumbir ante una realidad europea que no ofrece soluciones ni aparentes, ni inmediatas. En medio de este marco, el Euro sigue quebrando mínimos de los últimos veinte meses. Los mercados contemplan como la Zona Euro y su sistema financiero están colapsando ante un marco político que no ofrece soluciones relevantes al respecto, con una nueva y poderosa complicación: la aparente falta de apoyo popular en algunos soberanos europeos ante las severas medidas de ajuste fiscal. En particular, los mercados de Estados Unidos que habían comenzado el año con un rally muy sólido han ido sucumbiendo ante una historia en Europa que se complica cada día más. Europa debate en un marco de preguntas que son cada vez más fundamentales y urgentes (Las tres caras de Europa).
Los mercados están actualmente transitando un escenario de incertidumbre estructural y la misma no será resuelta ni con un anuncio, ni un discurso, sino con medidas de muy largo plazo (Video Finance in Five 14: Fuga de depósitos y rumores de corralito en Europa….(18/5/12)). Este tipo de incertidumbre cuya génesis debate la mismísima existencia del Euro tal cual lo conocemos requerirá en el mejor de los casos de la adopción de medidas de muy largo plazo cuya implementación por definición llevará tiempo ejecutar, para un mercado que todavía y a pesar de la sustancial corrección observada en las últimas tres semanas quiere seguir creyendo (España vs. Alemania: La convergencia de la Unión Europea que no fue).

La duda del 2010 era: ¿ayudamos un poco a Grecia?, esta duda fue mutando y se ha agravado al punto tal que en el 2011 la “nueva” pregunta era: ¿y ahora qué hacemos con Grecia más Irlanda, Italia, Portugal y España? Y Europa continuó su curso inamovible de constantes dudas sin medidas relevantes y estamos hoy en el 2012 con la nueva pregunta: ¿dejamos salir a Grecia de la Zona Euro? y si la dejamos: ¿qué hacemos con España e Italia? ¿y cómo paramos la fuga de depósitos bancarios desde Europa PIIGS a la Europa más rica? Y cada segundo que transcurre, las preguntas son cada vez más alarmantes y el costo de su posible “parche” es cada vez mayor.

Lo que pudimos observar en estos últimos dos años es un ejemplo de libros que “el no hacer nada” implica necesariamente hacer algo. El “no hacer nada” ha dejado mutar y crecer exponencialmente la crisis en Europa al punto tal que ya se debate con absoluta y preocupante apertura la salida de Grecia y la recuperación de su moneda, el Dracma, aun cuando nadie sabe las implicancias que esa salida pueda tener no sólo para el futuro de la Zona Euro sino también para toda la economía global (El default de Grecia no será como el argentino). Lo cierto es que estos eventos tarde o temprano, forzarán a una sustancial respuesta en materia de política económica por parte de Europa.

Desde la quiebra de Lehman Brothers en Septiembre del 2008 la crisis no había llegado a un punto de tanto riesgo aun cuando haya ciertos jugadores del mercado que “convenientemente” sigan subestimando una realidad que a nivel macroeconómico ha alcanzado un estado de inestabilidad potencial absolutamente alarmante. Es muy preocupante escuchar que se debatan temas como: a) corralitos en algunos soberanos, b) dracmatización de la deuda griega, c) salida de Grecia de la Zona Euro, d) fuga relativa de depósitos bancarios en Europa. Y en medio de esto se viene observando especialmente una salida de depósitos del sistema bancario griego que también comenzó a contagiar a otras economías europeas.

Europa decidió ignorar la severidad del problema desde el mismísimo Junio del 2007 cuando esta crisis recién se despertaba a través de una política monetaria totalmente diferente a la implementada por Estados Unidos, recordemos por citar un ejemplo, que en el 2011 el Banco Central Europeo incomprensiblemente subía tasas. La política históricamente expansiva de “la Fed” no le fue neutral a Europa. “La Fed” le fue exportando su propio virus al punto tal que ahora vemos a un Estados Unidos al menos estabilizado y a una Europa muy complicada con muchas preguntas fundamentales sin responder. Europa con agresividad monetaria debería haber neutralizado a la mismísima “Fed” que de a poco le importó desempleo, entre otras cosas (Renovada preocupación sobre la crisis europea). Esta crisis nació como una crisis financiera en USA y ahora parecería que esa crisis la están sintiendo los bancos europeos.

Los últimos acontecimientos electorales en Europa tienen una enorme consecuencia respecto al equilibrio que el mercado ha comenzado a imaginarse y por lo tanto descontar. Que las ciudadanías europeas se hayan expedido en contra del pacto fiscal propuesto como forma para solucionar la crisis de deuda significa que Europa se ha quedado por el momento sin una estrategia de resolución de crisis a mediano plazo y eso para los mercados implica una sola cosa: incertidumbre estructural.(Caos o Intervención Monetaria: Las dos formas en las que Grecia saldría del Euro (20/5/12)).

Lo preocupante es que la crisis en Europa ha llegado a un nivel tal de magnitud que aun con la decisión correcta estos problemas no podrán resolverse rápido por lo que continuarán preocupando a los mercados a menos que aparezca un shock monetario histórico desde “la Fed” o el Banco Central Europeo (La monetización de “la Fed” y el nuevo paradigma de los mercados”). Esto es lo que defino como “incertidumbre de mediano plazo”: el problema de padecerla es que esta forma de incertidumbre requerirá de anuncios sustanciales para que el mercado decida al menos por un tiempo volverse a olvidar de la misma. ¿Se viene entonces una respuesta de política económica por parte del Banco Central Europeo? ¿Deberá el mercado seguir shorteando hasta finalmente estresar el equilibrio al punto tal de generar medidas relevantes de política monetaria y fiscal desde la EU?

A pesar de la negatividad que ya hemos observado en el mercado, no parece lógico subestimar lo mal que puede ponerse todo todavía: recordemos que los équities en USA están muy lejos de sus mínimos del 2011. Las próximas semanas transitarán dos shocks de enormes consecuencias potenciales: a) el desenlace potencial de la crisis en Grecia, b) se viene en junio la nueva reunión de “la Fed” y con ello la expectativa del tan esperado QEIII. Pero: si no hay QEIII en junio (atentos a los datos de empleo de este viernes), ¿qué harán estos mercados hasta la próxima reunión con una Europa que probablemente seguirá enfrentando incertidumbre estructural?

Sin embargo, se hace importante diferenciar entre incertidumbre de mediano plazo y tragedia. La ”tragedia” no ocurrirá porque siempre habrá un Banco Central dispuesto a regalar un Put Gratis dado que eso implica menos costos que aceptar la realidad alternativa. Tal como anticipé en el 2011, digo lo propio en 2012: el que apuesta a una tragedia estilo “Lehman” va a perder mucho. Aun cuando se descarte una tragedia estilo Lehman 2008, un default o dracmatización griega mal manejado puede motivar al mercado a “jugar a que se viene Lehman otra vez” y veamos semanas de pánico y volatilidad porque convengamos que hasta el momento el 2012 no vio una sola semana de pánico como ha tocado observar en 2007, 2008, 2010 y 2011, que han sido por momentos años brutales. Recuerden por ejemplo que el VIX en 2008 quebró 85, en 2011 llegó a niveles de 45 y hoy está rondando sólo 20/24. ¿Si Grecia sale del Euro y no vemos a un ECB agresivo monetariamente, qué tan negativo se puede poner este mercado? ¿Habrá efecto contagio al resto de Europa PIIGS? ¿Generará esto una reacción inmediata y agresiva desde Europa?

Europa está quizá más complicada que nunca desde el comienzo de la crisis internacional, por lo que no sorprendería continuar viendo un sesgo a la negatividad hasta que aparezca alguna señal monetaria de magnitud. Los mercados quedan expuestos todavía a dos shocks muy importantes en las próximas tres o cuatro semanas. ¿Forzarán alguna vez los mercados a que Europa finalmente intente resolver este problema de una vez? (Me resulta IMPOSIBLE comprender al ECB (3/5/12)).

Un comentario para La crisis internacional está en su peor punto desde la quiebra de Lehman Brothers

  1. Anonymous dice:

    Felicitaciones por las 100,000 visitas!

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos