Intradiario en Europa - 13/06/2012

Situación Intradiaria por Serenity Markets. Sólo corto plazo

Antes de empezar recordarles una cita que un amable lector, Paco, me pasó hace tiempo. Es de Thomas Jefferson de 1.802, que no tiene desperdicio. No olviden la fecha, 1.802…: ”Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa, y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”.
Impresionante… y desgraciadamente Jefferson acertó ¿o no?… Aquí vamos exactamente por ese camino.
En fin, volvamos a la actualidad…
Las bolsas europeas se mantienen indecisas esta mañana, en medio de la ceremonia de la confusión versión eurozona más total. El único que se salva es el Ibex, ante los buenos resultados de Inditex que sube mucho y pesa mucho en el índice.
 El mercado no funciona bien, me refiero al de deuda, las autoridades europeas hacen aguas, lo de ayer de un ministro austríaco diciendo que Italia lo normal es que termine pidiendo un rescate en pleno ataque de la deuda, es de juzgado de guardia.
La eurozona ya saben que personalmente considero que hace mucho que no existe, y que es ahora un simple club de atrapados. Es como el Club de París donde los atrapados en deuda se reúnen.
Pero, además, dentro de este club, hay ya dos bandos separados por completo. Por un lado los nein, Alemania, Austria, Finlandia y Holanda, y por otro todos los demás.
La fosa entre ambos es enorme. La pretendida convergencia a la que llevaría la eurozona, no sólo se ha roto, sino que se ha causado una divergencia, ante el beneficio constante a los nein y perjuicio a los otros, que ni en décadas se recuperará.
El desastre es monumental.
Es denigrante, que los políticos sigan hablando de que el euro es irreversible, que es el futuro, que es la repera.
El euro ha fracasado por completo. Pero ahora estamos atrapados, y sólo podemos huir hacia adelante.
¿De quién es la culpa? De todos. De muchos países como España, por despilfarrar los préstamos que le daba, por un desastre político inenarrable, por la corrupción rampante de partidos de todos los colores, de otros por intentar sacar el máximo beneficio de algo que macroeconómicamente era imposible, en fin, es inútil hablar de esto ya más.
Pero la situación es muy grave. No valen los parches que están poniendo. O se hace algo de calado o se acabó todo esto. La mutualización de la deuda es la única forma, en cualquiera de las múltiples variantes que se ofrecen.
Hasta ahora esto hubiera bastado para que de un plumazo se hubiera arreglado todo. Cada día que pasa, incluso esta medida podría no servir. La credibilidad del núcleo nein, empieza a perder enteros.
Puede que todo se deba al fenómeno de la ilusión de control, que el BCE y el universo nein piensan que de verdad controlan esto.
La ilusión de control es una tendencia humana a creer que tenemos cualquier situación, que en realidad es muy compleja y a veces hasta depende del azar, como la inversión en bolsa o como el control de una economía totalmente controlada, cuando obviamente no es así. 
Ladouceur en su libro editado en 1993 “Aspectos fundamentales y clínicos de la psicología de los juegos de azar y de dinero. Psicología conductual”. Vol. 1 cita el trabajo de Ellen Langer de 1975, donde afirma que los jugadores desarrollan una percepción de control ilusorio en lo que se refiere a juegos de azar. El individuo en situación de juego recurriría a sus habilidades y desarrollaría unas nuevas estrategias para vencer al azar, con lo cual tiende de forma sistemática a sobrevalorar sus posibilidades subjetivas de ganar. La gente no es capaz de tener en cuenta la dificultad real de ese control. Está claro que esto es algo que necesitamos para sobrevivir, imaginen si no fuera por ese optimismo innato que nos hace afrontar los problemas de la vida, sería terrible, viviríamos asustados y en eterna depresión. Lo malo es que este fenómeno de la ilusión de control, que tan beneficioso es en otros aspectos de la vida, es letal para el operador en bolsa y a veces para los banqueros centrales. 
Hace un par de años un informe del banco germano Dresdner Kleinwort Wasserstein leía cómo Langer demostró la existencia de esta ilusión de control. 
En una muestra muy amplia de población, a determinadas personas se les asignó un número de la lotería al azar y a otras se les dejó escoger el número que quisieran. Los resultados fueron sorprendentes, aquellos que escogían el número apostaban una media de 9 dólares por billete, los que se tenían que conformar con un número al azar apostaban una media de 2 dólares. Es decir, los jugadores que escogían los números sufrían de pleno la ilusión de control y esto les hacía apostar 4,5 veces más que los que no, cuando obviamente el hecho de escoger el billete no tenía ninguna influencia sobre el azar puro que determinaría el número premiado. 
En bolsa personalmente he hecho mis propias experiencias, comprobando otras más serias que aparecen publicadas, no de forma rigurosa, pero sí suficiente para mí y he visto que de media los inversores que seleccionan ellos mismos los valores en que va a invertir tiende a jugarse mucho más dinero que si lo hace en un fondo, cuando está demostrado que, aunque no siempre, tiene más posibilidades de ganar vía el fondo. 
El mercado tiende a bajar la volatilidad cuando el mercado sube, por la ilusión de control, tiende a pensar que es imposible que pase algo siempre. 
Además, según los psicólogos y en especial Ladoucer, la ilusión de control tiene el grave peligro siguiente: 
La asunción de riesgo monetario aumenta conforme participa en el juego. El contacto con el juego le hace aumentar sus apuestas, tener una mayor ilusión de control. Aplicado a aquellos inversores que sufren una cierta ludopatía en el mercado de valores, este efecto es devastador, yo lo he visto en muchas salas de bolsa y es totalmente así. 
Es muy posible que está ilusión de control, y esto no va conmigo, esté paralizando al BCE y a todo el universo nein, y a nivel local a todo el mundo, porque aquí podríamos haber hecho muchísimo más de lo que hemos hecho, y en Italia. Yo me quedé de una pieza cuando leí el domingo en El Mundo un artículo a toda página que decía en letras muy gruesas: “La fusión de municipios de menos de 20.000 vecinos nos ahorraría 45.000 políticos y 16.000 millones de euros? Madre mía. Si esto es así ¿a qué estamos esperando? Ya tendría que estar todo esto en marcha, ya no sólo por el ahorro, porque un político de menos es un peligro menos de que haya problemas…
Así que la culpa de todos los pasajeros del Titanic, los que hicieron los deberes también, no son santos, y también han hecho muchas cosas mal, aparte que algunos nein como Holanda con unas deudas privadas mayores que las españolas que ya es decir, una Austria con sus bancos en la cuerda floja desde hace tiempo…etc. tampoco es que sean la perfección sino más bien los tuertos en el país de los ciegos.
La situación, insisto, es muy grave.
Ayer me llamaba la atención que Egan Jones, la más pequeña de las agencias de rating de EEUU, y la única realmente independiente (ya ha bajado a EEUU más de una vez) afirmaba que si no se hace nada en seis meses España e Italia necesitarían un rescate completo. Y puede tener razón, pero no hay dinero para que sean rescatados. Y entonces me viene a la cabeza lo de Austria de ayer… si no fuera por los recientes 100.000 millones de euros, esos que no se sabe, cuándo, cómo ni dónde… uno pensaría que nos están echando….
Nuestra hipótesis de trabajo es que Europa irá dando pasos, que habrá muchas sorpresas, pero sólo a golpe de crisis, si no es así no se hará nada. El peligro es que cuando se haga sea demasiado tarde….
Todo esto nos garantiza mucho tiempo más de volatilidad y emociones fuertes.
La primera gran cita clave la tendremos en las elecciones griegas. Muy importante lo que pase a continuación. De momento resulta curioso, que cuando aún ni siquiera España ha pedido el primer rescate ya se esté hablando del segundo. Es realmente sorprendente que en medio de este caos el BCE que tiene abierto aún el programa de compras de bonos esterilizados, no esté echando una mano. Muy difícil de entender.
Desde un punto de vista técnico, hay que tenerle el ojo echado al futuro del mini S&P 500. Se ha quedado atrapado entre dos niveles muy fuertes.
Por encima de 1.350 sería muy alcista y nos arrastraría con él. Por debajo de 1.260, alarma roja y mucho cuidado porque la caída posterior podría ser severa. Esos son los niveles a vigilar.
Importante, igualmente, seguir la evolución de los fuertes paquetes de venta de Bund, que se vienen observando desde hace unos días por parte de compañías de seguros y otras manos fuertes.
¿Y los mercados?
Es muy importante tener claro que esta grave situación, muy grave, no quiero quitarle hierro, no significa garantizadas más bajadas.
Por ejemplo, como el domingo ganen las elecciones griegas los partidos tradicionales, el rally desde el lunes podría ser tremendo.
Si EEUU se cansa de esperar que los nein hagan algo, y saca una QE3 podríamos estar meses subiendo…
Si el BCE despierta, podríamos tener un rally…
Evidentemente también puede pasar lo contrario. Pero debe quedar claro que es un mercado muy peligroso para largos o cortos, plantearse nada a medio plazo es demasiado peligroso. Ahora es sólo momento de corto plazo.
El mercado quiere el put gratis, como comenta Germán Fermo, y como aparezca con crisis o sin ella puede saltar.
Si gana las elecciones el domingo Syriza el lunes podríamos tener un duro desplome.
Al menos una buena noticia.
Según El Mundo, el crédito de hasta 100.000 millones de euros a España, podría ser al 3% a 15 años, con 5 de carencia. Si eso se confirmara la verdad es que serían muy buenos.
Y son 100.000 millones, que el mercado no valora.
Esto en mi opinión demuestra una cosa. Aquí ya no se trata de dar esta ayuda o este rescate, se trata de que el mercado no se cree nada de la zona euro. Le tiene mucho miedo. Y de la zona euro depende de que dejen de tenerle miedo o no. El tiempo pasa mientras tanto.
www.serenitymarkets.com
ENJOY FINANCE!!!

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos