Intradiario en Europa - 30/07/2012

Buscando los hechos

Las bolsas siguen en su fuerte tendencia alcista por tercer día consecutivo. El único motor de toda esta subida es la esperanza de que el BCE, y puede que la FED, pero especialmente el BCE va a intervenir para bajar las rentabilidades de la deuda española e italiana. El mercado está descontando de todo, bajada de tipos, LTRO y compras de bonos. Como mínimo, bajada de tipos y compra de bonos.

Si todas estas expectativas se cumplen podríamos tener, tras las debidas correcciones, un rally más que posible. No son especulaciones. Hasta la fecha en todas las ocasiones en que la FED y/o el BCE han tomado medidas serias de este estilo, los mercados han subido y mucho, mientras han durado este tipo de medidas. En los interregnos entre medidas de este tipo es donde han venido los problemas.

Evidentemente, si todas estas expectativas quedaran defraudadas, y no se vieran reflejadas por hechos, la bajada sería imparable, y posiblemente destructora. Ahora ya no hay vuelta atrás, a los mercados se les ha dado cuerda, y o para arriba o para abajo, y mucho en ambos casos, por aquí no se van a quedar. Y menos entrando ya en agosto, donde con menos volumen se puede mover mucho más todo. La mayoría de grandes hedge están repartiendo las vacaciones para que haya siempre gestores preparados, porque esperan mucho movimiento en agosto.

En nuestra web, haremos lo mismo de años anteriores, bajaremos el volumen de actualizaciones, pero aquí andaremos siempre al pie del cañón, para seguir al mercado de cerca en todo lo importante, así que aunque estén de vacaciones no olviden dar un vistazo a nuestra web, donde como siempre podrá encontrar la explicación a todos los movimientos importantes.

Todo parece indicar que esta vez no son vanas promesas y que el tema va en serio.

Ha habido muchas protestas alemanas, pero era lo que esperábamos. Alemania, tiene al 51% de la población que no está conforme con el euro, y está en contra de los rescates, no puede tomar este tipo de decisiones abiertamente, o le puede costar caro electoralmente. Pero hoy por ejemplo soltaban cosas como: “Respetamos las decisiones que el BCE toma en base a su independencia”, curioso eufemismo, cuando el BCE no es nada independiente, y jamás se atrevería a una operación de este calibre sin el permiso de Alemania.

No deberíamos olvidar tampoco que todas estas cosas están ocurriendo a escasos meses de las elecciones presidenciales de EEUU. Y esto no es una cuestión sin importancia. Muy al contrario, es un hecho demostrado con estadísticas en la mano que los años electorales son mucho mejores de los que no lo son.

Ya hablamos de esto, pero es conveniente recordarlo. Vean en este enlace de Bespoke, cómo es un año medio electoral desde 1928 a la fecha, y vean cómo lo estamos calcando. Ahora faltaría la parte buena, y si el BCE toma esas medidas, y además la FED se metiera en nuevos berenjenales, podría cumplirse ese gráfico perfectamente.

http://www.bespokeinvest.com/thinkbig/2012/7/29/can-it-really-be-that-easy.html

De momento, insisto, está saliendo idéntico.

Nos ha llamado hoy la atención lo rápido que ha salido Moody’s a la palestra advirtiendo que intervenciones como las anunciadas no resuelven la crisis, simplemente ganan tiempo. Y es cierto, pero es que se trata precisamente de eso, no cejar en las medidas de ajuste y reformas que se han tomado en diversos países, y las que faltan, pero en un entorno financiero más calmado, que permita que hagan efecto. Lo curioso es que Moody’s jamás diga nada sobre los procesos en UK y en EEUU, donde la impresión sin fin de billetes, no va acompañada en EEUU de medida alguna de ajuste. Es de suponer entonces que según Moody’s, la forma de proceder correcta es la de la impresión infinita de billetes, hasta que una civilización extraterrestre venga y pague las deudas. Nosotros estimamos que lo correcto, no es ni una cosa ni otra, ni la austeridad extrema sin nada más, ni la impresión infinita sin ajuste alguno fiscal, sino el punto medio. Usar medidas para ganar tiempo, mientras se mantienen otras severas para ajustar y desapalancar.

La cuestión es que con todo este movimiento, los gráficos se ponen muy interesantes.

El gráfico del futuro del mini está rompiendo la parte superior de la gran figura triangular que le atrapa desde hace mucho. Si termina de hacerlo, como poco debería irse a 1.420.

El futuro del eurostoxx vuelve a atacar la media de 200, por segunda vez en las últimas semanas, si consigue pasar igualmente tiene un potencial alcista bastante importante.

Tampoco anda nada mal el aspecto técnico el futuro del Ibex, dentro de lo que cabe.

Desde luego, está muy claro que la zona euro parecerá un polvorín, pero el VIX está a poco más de 16, cuando tras Lehman estaba a 80. Parece que hay mucha diferencia de miedo, por no decir ninguno.

Podemos pensar que bueno, a fin de cuentas, esto es EEUU, pero si nos vamos al de volatilidad del dax lo tenemos a 24 más o menos cuando tras Lehman llegaba a 85. Como vemos mucha diferencia. Ahora mismo estaría en su media de 18 meses. Nada de especial. Muy lejos de miedo real.

Vamos a ver ahora un artículo del Dr. Steenbarger:

Patrones conductuales que sabotean a los traders – Primera parte

Aunque no mantengo una consulta privada de terapia/entrenamiento para traders tal vez sea inevitable que los traders me contacten en busca de ayuda tras leer mi libro sobre La psicología del trading. De vez en cuando acepto el proyecto de trabajar con un grupo de traders por la oportunidad de obligarme a utilizar la psicología para mejorar su rendimiento de trading. En los últimos años, calculo que he recopilado datos de cuestionarios de personalidad y ayudado a más de cien traders.

Es una muestra de un tamaño decente y me proporciona unas valiosas ideas sobre la forma de pensar de los traders y los patrones problemáticos que interfieren en su operativa. A continuación, delineo algunas de las cosas que he aprendido gracias a los cuestionarios y las entrevistas con individuos que se ganan la vida con el trading.

- La mayoría de los problemas de trading son variantes de la ansiedad por el rendimiento. La ansiedad por el rendimiento ocurre cuando una actuación que generalmente es automática se convierte en objeto de un escrutinio excesivo. Esta atención al rendimiento crea un efecto de interferencia en el que ya no se actúa de forma natural. Esa ansiedad por el rendimiento frecuentemente interfiere con el rendimiento atlético, el hablar en público, el rendimiento sexual y la realización de exámenes. Cuando los miedos por el resultado de una actividad dominan la misma, es lógico que el rendimiento se resienta.

- La ansiedad por el rendimiento se produce tanto durante épocas de éxito en el mercado como durante épocas de pérdidas. No es tan raro encontrar traders a los que se les da bien asumir unas pérdidas adecuadas, pero que se vuelven temerosos cuando tienen un beneficio y lo toman prematuramente (es decir, antes de alcanzar sus objetivos de beneficios). Las interferencias en el rendimiento tras las rachas de pérdidas no son más perjudiciales que las interferencias por la presión que sienten los traders al ganar dinero.

- Los traders frecuentemente intentan reemplazar el diálogo interno negativo con otro positivo mientras operan. Esto es un error. Cuando los traders están realmente inmersos en el mercado y centrados en la pantalla no debería producirse ningún diálogo interno.

- El perfeccionismo es la fuente más habitual de ansiedad por el rendimiento entre los traders. Los traders tienden a estar orientados al logro y a menudo se fijan metas elevadas. Estas metas de rendimiento contribuyen a su tensión cuando no las alcanzan. En general, es una buena idea reemplazar las metas de rendimiento con las metas de procesos. En vez de fijar una meta de ganar $250.000 al año, los traders deberían, por ejemplo, fijar una meta de seguir su plan de trading (entradas, tamaño de las posiciones, salidas) en al menos el 90% de las ocasiones.

- El perfeccionismo lleva a los traders a operar en exceso. Operar en exceso es la fuente más habitual de pérdidas de los traders que he entrevistado. Los traders operan en exceso cuando sienten una presión interna para ganar dinero que les ciega a lo que está ocurriendo en los mercados en ese momento. Operar cuando la volatilidad es baja, operar fuera de su plan o sus puntos fuertes, operar para intentar compensar una pérdida anterior y operar con unas posiciones imprudentemente grandes son algunos ejemplos de operar en exceso.

- Los traders que dominan la ansiedad por el rendimiento a un nivel de tamaño (por ejemplo, 5 contratos) frecuentemente se vuelven a encontrar con esa ansiedad una vez que aumentan significativamente su tamaño (por ejemplo, a 50 contratos). Generalmente calibramos nuestras emociones por las cantidades en dólares que ganamos o perdemos. Esto hace que operar con 50 contratos resulte mucho más difícil que operar con cinco, aunque los patrones sean idénticos.

- Los traders a menudo creen que tienen peores problemas psicológicos de los que en realidad tienen. Cuando los patrones de ansiedad por el rendimiento han interferido con su operativa durante un periodo de tiempo considerable, los traders a menudo se convencen de que tienen unos problemas emocionales fuertemente arraigados que necesitan una psicoterapia intensiva. A menudo, la percepción de sí mismos de que están dañados – de que emocionalmente están mal – es un problema mayor que la ansiedad por el rendimiento en sí, lo cual es un problema fácil de solucionar.

Ciertamente, hay otros problemas, aparte de los relacionados con el miedo a no rendir que pueden interferir con el trading. Muchos de estos se describen en mi libro. Lo que hace que la ansiedad por el rendimiento sea única es que puede afligir a los traders de mucho éxito tanto como a los principiantes. Esto es porque la raíz de buena parte de esa ansiedad – el perfeccionismo – tiende a estar presente en los individuos más orientados al logro y con mayor éxito. Es verdaderamente un arma de doble filo.

En algún punto entre los extremos de la presión por el rendimiento y la pereza indulgente hay un término medio en el que los traders pueden centrarse en mejorar sin sabotear sus resultados. El trading es como salir en una cita: querrá mantener sus expectativas iniciales a un nivel razonable, disfrutarlo mientras dure y, si se acaba, aprender de la experiencia. En la segunda y última parte de esta serie, examinaré algunas estrategias que los traders pueden utilizar para superar la presión por el rendimiento.

Traducido del original: “Behavioral Patterns that Sabotage Traders – Part One”, de la recopilación de artículos del Dr. Steenbarger en

www.brettsteenbarger.com/articles.htm  

www.serenitymarkets.com

ENJOY FINANCE!!!

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos