Notas Periodísticas - 16/07/2012

Europa y su inagotable capacidad para colapsar expectativas

Europa quedará en los libros de historia de esta crisis como un ejemplo de como no manejar expectativas en un entorno de alta inestabilidad potencial. Recordemos que el 29 de junio se anunciaron los resultados de la cumbre europea los que pueden resumirse en lo siguiente:
Primero: el Fondo de Rescate Permanente será usado directamente para recapitalizar a bancos. Esto significa que España, como soberano, no asumirá la deuda resultante de la recapitalización lo cual es una buena noticia para los tenedores de bonos soberanos españoles. 
Segundo: los préstamos otorgados a España a través de los fondos de rescate europeos no tendrán seniority o sea, carecerán de prelación preferencial sobre otros acreedores del Estado Español. Esto significa que al no ser los primeros en cobrar mejora la posición relativa de los tenedores de bonos soberanos.
Tercero: se decidió que se puedan utilizar los fondos de rescate europeos ya establecidos para comprar deuda soberana de la Europa comprometida sin que el país en cuestión deba con antelación aceptar las condiciones de un paquete de salvataje específico. Esto en especial es una luz verde para la compra de bonos a Italia, país que todavía no recibió ningún tipo de salvataje.
El viernes posterior al anuncio se vio un formidable rally en mercados globales desde Asia, a USA, con un S&P cerrando 2.50% positivo. Las curvas de yields en España e Italia se sumaron al rally viéndolas colapsar aproximadamente en 50 puntos básicos. La cumbre europea sorprendió al mercado anunciando algunas medidas relevantes de corto plazo en un intento de estabilizar las curvas de yields de la Europa PIIGS y recapitalizar a bancos españoles. (Interminable Drama Europeo: Capítulo Enésimo de una Historieta Medieval)
Pero, estas medidas están muy lejos de implicar un QE Europeo por lo que si bien en el corto plazo podían generar algo de tranquilidad, nunca tuvieron la dimensión y contundencia que pueda calmar a un mercado global altamente inestable.
En este contexto es útil preguntarse: ¿dónde queda Grecia en todo esto? Recordemos que ningún representante del país helénico acudió a la cumbre argumentando “razones de salud”. ¿Las mismas concesiones a España, se le darán a Grecia? ¿Qué tan saludable está el sistema financiero griego? La cruel realidad es que, como todos los acuerdos europeos anteriores, este tampoco cierra. Europa sigue sin articular una estrategia integral y sustentable de resolución a largo plazo de su crisis. (Caos o Intervención Monetaria: Las dos formas en las que Grecia saldría del Euro)
Las decisiones anunciadas en la cumbre son altamente insuficientes para poder colocar a Europa en un sendero estable de crecimiento/deuda bajo un entorno de equilibrio fiscal. La crisis en Europa se resolverá solo cuando se ataque al fondo del problema: pasarlo de uno a otro no implica una solución sustentable. Y los anuncios de la cumbre implicaron solo eso: de España se pasó el problema de recapitalización a bancos al resto de Europa y ya se ve a Finlandia y Holanda oponiéndose.
Y a todo esto hay que sumarle otra decepcionante conferencia de prensa del Banco Central Europeo del pasado jueves 5 de julio. Escuchar a un Draghi neutral le sacó a Europa todo el momentum que habían generado los anuncios de la cumbre. Otra vez más la 10yr. de España casi en 7% nivel considerado crítico. Al mercado le llevó menos de una semana olvidarse otra vez de lo poco bueno que se podía rescatar de la cumbre, lo cual denota a un mercado que cada vez cree por menos tiempo en los hacedores de política económica.
Europa sigue sin querer diseñar una estrategia duradera y creíble. Los mercados ya lo han vuelto a descontar y vemos un mercado de bonos PIIGS que en una sola semana ha perdido todo el momentum del anuncio con una 10yr. española otra vez subiendo de 6.30% a casi el 7% después de la conferencia de prensa del BCE.
La deuda española cotizó después de escuchar a Draghi en niveles pre-cumbre lo que indica que el BCE fulminó todo el momentum que se había armado desde el 29/6. Los mercados pueden ser irracionales en el cortísimo plazo pero nada más. El mercado sabe que los anuncios del 29/6 no cambian nada de la crisis.
El único impacto verdadero de esta constante monetización del planeta entero es vía expectativas. Convengamos que los intentos monetarios iniciados desde fines del 2008 poco impacto han tenido sobre la economía real. Por lo que en este campo de degradación permanente de una herramienta altamente sobreutilizada queda el último de los mohicanos con chances de impactar significativamente expectativas: el BCE y parece que está muy firme en no querer hacer nada relevante.
Es muy preocupante que a solo días del anuncio de flexibilización para la recapitalización de bancos españoles, la última licitación de España haya cortado a tasas superiores a las del 7 de junio (cuando se desconocían los resultados de la cumbre) continuando una imparable tendencia a la suba. Hasta que Europa no se convenza de que a esta dinámica solo se la frena con una estrategia integral y de shock, España e Italia continuarán viendo a sus 10yr. yields subir.
Convenientemente no se habla más de Grecia, pero Grecia después de las elecciones no tiene una sola respuesta a futuro. No basta a esta altura de los acontecimientos con decir: “aceptamos el problema, queremos pertenecer al Euro”….hay que indicar “el cómo hacerlo y eso es carísimo”………………
El único al que todavía le queda esa capacidad de shockear monetariamente y sorprender, es el históricamente incomprensible BCE. En este entorno y aun con un QEIII desde “la Fed” cuesta imaginar un mercado que se anime a quebrar los máximos del año. Paciencia………esta crisis será interminable…….

Nota relacionada en Diario “La Prensa”

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos