Hablemos de Finanzas - 24/07/2012

Jugando póker con Bernanke: ¿QEIII con SPY en 135?

Si hay alguien que ha demostrado ser brillante en el manejo de expectativas durante esta crisis, esa persona se llama Ben Bernanke, Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos. Por lo tanto y sin lugar a dudas Bernanke sabe que este mercadito ya priceó QEIII. Con todos los dramas que enfrenta la economía mundial, la única razón para que el SPY holgadamente haya tradeado sobre 130 desde hace semanas enteras es por esta constante y aburrida expectativa de un estímulo monetario proveniente desde “la Fed”. (Superman: QEIII)
A nivel fundamental observamos una economía en franca desaceleración: tanto Estados Unidos como Europa y China desde febrero muestran una marcada debilidad macroeconómica. A esto se le suma un mercado de bonos PIIGS que nos envía cotidianamente la señal de que la crisis europea está más viva que nunca con España batiendo récords históricos en su 10 yr. yield y CDS. En este contexto, lo único que mantiene firme a estos mercados es la expectativa de que otra vez caerá maná del cielo o para ser más claros: moneda papel desde algún helicóptero.
A todo esto le podemos sumar una temporada de reportes de resultados en USA que si bien está “OK” a nivel de resultados, denota una sustancial reducción de costos y de ingresos por ventas lo que no hace más que reflejar que la desaceleración macroeconómica haya llegado ya al nivel microeconómico de los balances de las compañías: la desaceleración macro parecería haberse traducido ya a desaceleración micro.
Por lo tanto, el 2012 es un año por momentos incomprensible en el sentido que no hay demasiadas historietas bullish (optimistas) para festejar, da la sensación de que se viene un como bearish (pesimista) pero sin embargo casi por decreto los mercados no bajan nunca. El 2012 hasta ahora ha sido el cementerio de los bears.
Pero Bernanke, que sin dudas es un eximio jugador de póker sabe muy bien que este mercado viene anticipando QEIII desde que en marzo los datos macroeconómicos en USA comenzaron a denotar una marcada desaceleración. El problema más trágico para un banquero central es perder su capacidad de sorprender y en este sentido me pregunto: ¿cuánto podrá sorprender un QEIII que ya está priceado? Además, ¿cuánto podrá sorprender un QE que ya demostró con creces ser ineficaz en reactivar macroeconómicamente a USA?
Supongo que sin dudas todo esto está reverberando en la brillante mente de Ben Bernanke y me animo a sugerir que la pregunta que más lo preocupa es ésta: ¿qué pasa si anuncio un QEIII y el mercado me ralea sólo por diez días para hacer selloff después? ¿con qué bala me quedo? ¿qué le regalo a Wall Street para fin de año?
Sin dudas, Bernanke ha sido el gran ancla de riesgo de esta crisis. Sin dudas, los “n” Puts Gratis que le arrojó al mercado por momentos han sido muy exitosos y seguramente han evitado catástrofes con costos inimaginables. Pero también es cierto que el “moral hazard” que Bernanke le ha propinado a este mercado es enorme, “la Fed” está atrapada en una trampa de expectativas y en un mercado que se acostumbró a esperarlo “todo” desde “la Fed”. Bernanke sabe todo esto y por eso fue tan reticente a dar detalles en su último testimonio al Congreso.
QEIII está lejos todavía de ser un “done-deal”……………………
Fuente de la imagen: Google

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos