Notas Periodísticas - 05/09/2012

Advierten que el precio récord de la soja pende de la especulación financiera

 

La cotización de la soja en los mercados mundiales ayer tocó un nuevo récord y en la Argentina también se mantiene en picos históricos.

Pero si bien hay razones de peso (sequía gobal, stocks muy bajos y demanda sostenida asiática) que aseguran la permanencia de un escalón alto en las cotizaciones, estos precios récord conllevan una alta inestabilidad implícita porque están atados como nunca en la historia a la especulación financiera global.

Así lo advirtieron ayer los especialistas de Gavin Maguire, analista de Mercados Agrícolas de Thomson Reuters con base en Chicago, y Germán Fermo, quien fuera Trader de Crédito y Monedas en Mercados Emergentes de Europa del Este y ahora es director de la Maestría en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, quienes disertaron ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario.

“Es mucho el riesgo que veo en el mercado porque hay mucho dinero en juego. Es grande la presión cuando hay tantas posiciones tomadas por los fondos financieros que hay que preparase para cuando quieran llevarse la plata, y eso puedo ocurrir en cualquier momento porque los precios están en picos históricos”, advierte Maguire.

Para ejemplificar, contó que hay 600 mil contrataos por más de u$s 35.000 M en soja y maíz de fondos especulativos. “Es un número que asusta por el riesgo. Es histórico, pero habrá que ver que pase cuando entre la cosecha de América latina”, dijo advirtiendo sobre el escenario de “toma de ganancias” de los fondos que desinfle la cotización de la oleaginosa.

No obstante, Maguire aclaró que para 2013 ve un mercado “riesgoso” y con “bastante inestabilidad y volatiliad” propia de un negocio cuyos precios están en la cima y que dependen cada vez más no de cuestiones propias del sector productivo sino que baila al ritmo de las fondos especulativos cuyo comercio es manejando por computadoras que analizan al instante cientos de alternativas y arbitran posiciones saltando entre mercados.

No obstante, para el corto plazo no vislumbra grandes bajas porque la demanda está sostenida y los problemas con la cosecha estadounidense. “Seguirá el empuje hacia arriba. Me preocupa la cosecha de Estados Unidos y si para septiembre los rindes no vienen bien y se empeora el stock, el mercado puede seguir subiendo”, completó.

En definitiva, el analista de Reuters dijo que en soja la demanda será mayor, que la oferta ahora es limitada y por lo tanto los precios pueden subir más. Apuntó que en septiembre los compradores chinos pueden ponerse más agresivos y por eso hacer que el mercado siga subiendo.

Con respecto al maíz, el analista planteó estar atentos al momento en que las aseguradoras agrícolas estadounidenses abonen a los productores las primas de la cosecha perdida este año, porque si esos pagos se atrasan más allá del verano será imposible enfrentar los costos para fertilizar la tierra en forma adecuada y sembrar antes de la llegada del invierno en Estados Unidos.

En cuanto al etanol mencionó que hoy no es competitivo por el alto precio del maíz pero como sigue siendo más económico que el combustible los blenders lo siguen comprando. Además, el alto precio del DDG (subrpoduct para alimentación) alienta la producción. “Si cae un 10 por ciento el DDG y el alimento balanceado probablemente no tenga sentido producir etanol. Ahí se pueda ver afectado el maíz hasta un 20 por ciento”, advirtió Maguire.

Finalmente, Maguire indicó que a diferencia del 2012, durante el 2013 la atención estará puesta en la demanda, más que en la oferta. En ese sentido, mencionó que para los países productores de granos es clave seguir de cerca a China “que está diciendo que produce más de lo que tiene y consumen más de lo que tiene”.

“China está buscando desesperadamente maíz y va a pagar aún más, quiere recomponer su stock y por eso está importando más. En trigo dicen que están recomponiendo su stock y en soja como no pueden más que importar también están pagando más. Pueden chuparse los stocks del mundo”, completó.

La “fiesta de los commodities”

A su turno, Fermo –quien trazó pronósticos de más largo plazo- explicó las razones que llevaron a los fondos financieros a invertir fuerte en commodities, pero advirtió que si “la fiesta de los commodities puede durar unos tres o cuatro años más” no será sostenida en el tiempo y hay que estar preparados para el reordenamiento.

“La decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) de bajar las tasas de interés a cero y de inundar las plazas de dólares baratos para reactivar su economía explica el boom de los commodities, ya que con el dólar barato los fondos financieros buscaron venderlos y comprar activos con más rendimiento y por eso vienen subiendo fuerte desde 2007 el oro, la plata y los commodities, que pese a que en 2009 los granos bajaron por el impacto del pico de la crisis financiera en la economía real ya se volviero a los niveles anteriores a las caída de Lehman Brothers”, dijo.

“La demanda de Asia, con China creciendo al 7%, le da un piso a las cotizaciones de soja, pero ¿qué pasará cuando la FED cambie su política de tasas bajas? No podrá tener estas tasas siempre bajas. Lo viene haciendo desde 2007 y yo pense que la corrección iba a llegar antes. Todavía no llegó y puede extenderse unos años más, 3 o 4 años, pero todo tiene su fin y el cambio de tendencia, cuando llegue, va a ser fuerte y me preocupa que Argentina no esté preparando, como sí hace Chile un colchón”, advirtió.

Finalmente, el también consultor en negocios financieros, señaló que los mercados no están viendo la gravedad de la situación financiera, sobre todo en Europa (con España e Italia en caída), porque se los acostumbró a que hay atrás un Banco Central que les inyecta liquidez y baja la tasas para salvarlos, pero recordó que en algún momento esa política cambiaría.

“Salvo la inflación, hasta ahora los países emergentes vieron el lado bueno de la crisis en Europa y EE.UU. que es la baja de tasas y el dólar barato, pero no tengan dudas de que tanto Europa como Estados Unidos están buscando cómo sacársela de encima y pasársela al resto del mundo”, finalizó.

Autor: Mariano Galíndez.

Enlace nota original

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos