Hablemos de Finanzas - 26/11/2012

Decir que Grecia no puede más, ¿es una redundancia, no?

Los mercados decidieron hoy operar negativos siendo la razón Grecia. Mucho se ha hablado de Argentina y sus holdouts pero convengamos que desde el 2010 no hay una sola medida conducente a solucionar de una vez esta historia griega que a esta altura es interminable. (Finance in Five 37: Noviembre limpió al mercado: ¿se viene rally en Diciembre?)

Actualmente Grecia tiene un ratio de deuda/PBI del 170%, en condiciones normales ningún país con ese ratio pudo pagar su deuda, lo lógico y razonable es digamos un 100% del PBI. Por lo tanto, para que Grecia finalmente se estabilice probablemente sean necesarias quitas adicionales de aproximadamente 100.000 Millones de Euros y la pregunta es : ¿quién los va a pagar?

Por el momento, Grecia se ha convertido en un zombie de la Zona Euro y con una frecuencia de tres a seis meses necesita obviamente que la vuelvan a rescatar y esto es precisamente lo que hoy están discutiendo oficiales de la Unión Europea y el FMI: otro tramo más de salvataje. También es cierto que al país helénico lo siguen sometiendo a recortes adicionales los cuales siguen volcando al país en una recesión que ya lleva 5 años agravándola cada día más con un desempleo que ya supera el 25%. A pesar de lo que se achicó la economía griega desde el 2007 se espera que su economía se reduzca un 7% adicional este año. (Argentina, los holdouts y el default: ¿tan distintos somos a Grecia?)

Obviamente y como era de esperar desde el inicio, el achique fiscal en Grecia no funciona porque el mismo agrava la recesión que actualmente sufre la economía griega. La decisión que se sigue postergando es o separar finalmente a Grecia de la Zona Euro o hacerle una quita enorme para finalmente encaminarla a un sendero de estabilidad. El problema es que la mayor parte de esa deuda la tiene ahora el Banco Central Europeo.

La crisis de deuda en Europa demuestra que cuando un grande está detrás del problema, los mercados deciden otorgarle una paciencia enorme pero “no infinita”. Si Grecia fuese un emergente más, hubiese defaulteado mucho tiempo atrás, hubiese abandonado al Euro y devaluado. Sin embargo, la Zona Euro sigue empecinada en querer hacerle creer al mundo entero que “lo de Grecia” ya pasó y que es un problema bajo control. Insisto: Europa sigue sin solucionar su crisis de deuda y los mercados le han otorgado una enorme y por  momentos incomprensible cuota de paciencia. (Crisis internacional: un equilibrio de cómplices)

Grecia sigue siendo un problema enorme, la economía griega sigue colapsando en forma acelerada y tarde o temprano habrá que sincerar que el sendero de deuda/PBI en el que está es absolutamente inestable. Lo de Grecia no cierra por ningún lado y una política de achique fiscal en este contexto es absolutamente inaplicable. Vivimos en un mundo de cómplices y jugando constantemente a la fábula del rey desnudo. Lo cierto es: el mundo del G3 está plagado de precipicios fiscales lo cual implica una cosa muy cierta: los años de emisión y licuación lejos están de haberse acabado. (Un mundo de Ciclos Políticos y Precipicios Fiscales)

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos