Hablemos de Finanzas - 31/12/2012

Si me permiten, hoy no voy a hablar de finanzas

Paso gran parte de mi vida repitiendo: “hay que mirar el árbol”. Pero son muy pocas las ocasiones en donde soy lo suficientemente inteligente como para darme cuenta cuál árbol es el que verdaderamente importa. Que el S&P esté cerca de haber recuperado todo lo perdido desde la crisis, o que el oro esté más de 100% arriba desde el 2008 o que Bernanke haya sonado históricamente laxo, no dejan de ser tonteras absurdas e irrelevantes. Nos pasamos la vida en general sin ver el árbol que verdaderamente importa.

Y cuando tengo la suerte de transitar una hora de lucidez anual, como la que probablemente exhibo hoy, mientras escribo recuerdo una historia que me marcó desde el instante en que la leí.

La historia se refiere a John Unger, el dueño de Shoep, su perro, y amigo de toda su vida, juntos en el Lago Superior de Estados Unidos. John rescató a Shoep cuando era tan sólo un cachorro de ocho meses y lo convirtió en su compañero de vida y mejor amigo. Esta historia comenzó hace más de 13 años cuando John se enteró de que su amigo padecía de artrosis severa y decidió aliviar sus dolores con terapia acuática.

Shoep, que hoy es un perro anciano de 19 años, padece de una artritis tan aguda que no lo deja dormir. John descubrió que a Shoep le hacía bien el agua tibia y el oleaje del lago y llevarlo ahí para tranquilizarlo y aliviarlo se transformó en un hábito casi cotidiano. Ahora se los puede ver con frecuencia en la zona del Lago Superior, donde John lo lleva con gusto para que la temperatura del agua tibia y oleaje lo tranquilice y le calme, aunque sea transitoriamente, sus dolores. Se queda por horas enteras junto a él dormido en el lago tal como muestra la foto.

Cuando uno lee estas cosas queda claro que nada de lo que nos preocupa diariamente tiene el menor sentido. A John se le está muriendo su mejor amigo y él no hace otra cosa que intentar aliviarlo en el último tramo de vida que le queda, mostrándome al menos a mí, el verdadero “árbol que importa”.

Feliz año a todos, ha sido un honor para mí escribir diariamente para ustedes a lo largo de todo este año.

El video de John y Shoep

9 comentarios para Si me permiten, hoy no voy a hablar de finanzas

  1. Fabian Rossa dice:

    German: el honor de poder leerte es mio.
    Felicidades para vos y los tuyos.

  2. Andy Okoskyn dice:

    Feliz Año Germán! Un gusto leerte.

  3. Gabriel dice:

    Estimado Germàn,

    Hace un año comencè a leer tu blog y de aquel entonces te leo todos los dìas que escribìs.

    Es asì, ese es el verdadero árbol, y como decìs vos, no siempre tenemos la lucidez para mirar realmente lo importante.

    Te deseo Muy Feliz 2013 y que venga con mucha PAZ!!!

  4. Graciela Agostinelli dice:

    Todas la semanas te leo y con mucho agrado compruebo que el tono que le imprimìs a tus estudios se relacionan con la sensibilidad que manifestas al dedicar esta nota.
    Todo se relaciona con todo, y la relaciòn es lo màs positivo que tenemos los seres vivos.
    Feliz Año.

  5. Germán fue un placer leer tu blog y contemplar tus conocimientos cada día en éste 2012 . Te dejo un Proverbio Árabe que rescato en vos.
    “El hombre que sabe y sabe lo que sabe, es un sabio, ¡síguelo!. El hombre que no sabe y sabe que no sabe, es simple, ¡enséñale!. El hombre que sabe y no sabe que sabe, está dormido, ¡despiértalo!. El hombre que no sabe y no sabe que no sabe, es un necio, ¡huye de él!.”
    Gracias por compartir tus conocimientos y experiencia profesional por este medio.

  6. Gerardo dice:

    Feliz año para vos también y que este 2013 nos encuentre con salud y felicidad. Un abrazo

  7. Vicente Castex dice:

    Estimado Germán , es un placer leer tus articulos o escucharte en Finance in Five.
    Esta reflexion ha sido sin duda muy inspiradora.
    Te deseo un excelente año 2013 !!!

  8. Martín Waldoke dice:

    German, Un gusto leer tu blog diariamente.
    Deseo que este, cada uno renueve las esperanzas de poder ser parte de un mundo mejor.
    Saludos !!!.
    Martín

    Mantén tus pensamientos positivos porque tus pensamientos se convierten en tus palabras.
    Mantén tus palabras positivas porque tus palabras se convierten en tu comportamiento.
    Mantén tu comportamiento positivo porque tu comportamiento se convierte en tus hábitos.
    Mantén tus hábitos positivos porque tus hábitos se convierten en tus valores.
    Mantén tus valores positivos porque tus valores se convierten en tu destino.
    Mahatma Gandhi.

  9. Diego Ivanier dice:

    Germán, los mejores deseos para el 2013.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos