Diario - 07/01/2013

¿Será el 2013 un año de rangos?

Es cierto que en estos mercados uno nunca debe relajarse. Pero, habiendo dicho esto al menos en este incipiente comienzo del 2013 parecería que es un año donde no se observan ni inminente buenas noticias que puedan propulsar a estos mercados a nuevos máximos ni malas historietas que le den fuerza a los pesimistas para finalmente armar shorts de mediano plazo.

Y esto no es así porque el mundo está solucionado. Por el contrario, el final del 2012 volvió a recordarnos lo endeble de la situación fiscal en Estados Unidos y a pesar de las negociaciones entre Demócratas y Republicanos las mismas no hacen más que concentrarse solamente en detalles de corto plazo dejando siempre los temas de relevancia para el próximo presidente.

Y por Europa las cosas tampoco están mejor. Europa se estabilizó gracias a la promesa de intervención del Banco Central Europeo y nada más que eso, el resto es todo humo. Ni España todavía ha decidido solicitar formalmente su pedido de rescate a la Unión Europea, condición necesaria para habilitar una intervención del BCE en su curva de deuda soberana. Grecia sigue firme en un sendero totalmente inestable acercándose al 200% en su ratio de deuda/PBI y sin embargo, los bonos griegos han sido una de las mejores inversiones del 2012. ¿Veremos en el 2013 una segunda reestructuración en Grecia?

Seguimos transitando mercados totalmente anestesiados con una sobre-dosis de laxedad monetaria y la pregunta es si en algún momento del 2013 los mercados finalmente decidan al menos darle algo de relevancia a una situación fiscal que no cierra por ningún lado tanto en USA como en Europa.

Con un VIX habiendo colapsado en casi la totalidad del 2012 queda claro que el mercado ha decidido ignorar cualquier problema fundamental basado en la noción de una asistencia monetaria inminente “si las cosas se complican”. Queda claro que esto es insostenible en el largo plazo pero como decía el genial Keynes a quién le importa el largo plazo si al fin de cuentas en el largo estamos todos muertos.

Pensando en la psicología de los tres o cuatro que manejan el reciclaje de historietas en los mercados globales me imagino que no les será fácil articular alguna historieta positiva y convincente dado que no abundan. Entonces, lo que me preocupa es ver a un balance de malas historietas que parecería superar ampliamente a las buenas. En este contexto, y a pesar de que los inicios de año en general han sido muy optimistas, ¿tendremos una corrección rápida y violenta antes de lo esperado?

Fuente de la imagen

Un comentario para ¿Será el 2013 un año de rangos?

  1. Roberto Lichtenstein dice:

    Germán:

    Acá va un artículo de uno que no cree tanto en los puts gratuitos…

    http://www.ft.com/intl/cms/s/0/bb66425c-54cf-11e2-89e0-00144feab49a.html#axzz2HEggcDbC

    Saludos,

    Roberto

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos