Hablemos de Finanzas - 26/02/2013

Rewind de la sanata Europea: marche sopa italiana esta vez….

Recuerdo que hace días vinimos sugiriendo que el catalizador de una corrección bien podría venir por el lado de Europa y aquí estamos hoy con la bolsa italiana 5% abajo. Lo de Italia de ayer simplemente desnuda la evidente debilidad de la estrategia de resolución de la crisis de deuda articulada por Europa desde el inicio de esta parafernalia: en un contexto recesivo se exagera en el achique fiscal y se sub-utiliza una bala paradójicamente sobre-utilizada en el resto del mundo: la monetaria. Y el mercado no ayuda: viene ultra-dulce desde el segundo semestre del 2012, súper largo, y peligrosamente unhedged (desprotegido) y sin un sólo put comprado.

Hoy es útil preguntarse: ¿dónde queda Grecia en todo esto? ¿Qué tan saludable está el sistema financiero griego? Europa sigue sin articular una estrategia integral y sustentable de resolución a largo plazo de su crisis y ya estamos en el 2013 a casi tres años del “Flash Crash del 2010”.

Las decisiones implementadas desde junio del 2012 son insuficientes para poder colocar a Europa en un sendero estable de crecimiento/deuda bajo un entorno de equilibrio fiscal.
Está muy bien que el eje de la resolución de una crisis fiscal sea precisamente la austeridad fiscal pero si en un entorno de tasas de desempleo que en ocasiones superan hasta el 25% sólo se enfatiza en el achique sin articular una colchón monetario acorde, lo que normalmente ocurre es que las respectivas ciudadanías terminan por votar en contra del ajuste y ese parecería ser el escenario que desde ayer decidió transitar Italia, la tercer economía de la Zona Euro.

Europa nunca diseñó una estrategia duradera y creíble. Los mercados quizá otra vez más decidan jugar a que Europa es un problema (¿otra vez sopa con esto?) y hoy martes 26 de febrero, las curvas de España e Italia están bajo presión 40 basis arriba.

Queda claro que el único impacto verdadero de esta constante monetización del planeta entero es vía expectativas. Convengamos que los intentos monetarios iniciados desde fines del 2008 poco impacto han tenido sobre la economía real. Por lo que en este campo de degradación permanente de una herramienta altamente sobreutilizada queda el último de los mohicanos con chances de impactar significativamente expectativas: el BCE y parece que está muy firme en no querer hacer nada relevante. La tasa de referencia en Europa sigue siendo más alta que en Estados Unidos aún cuando el desempleo europeo supera al 11% versus un desempleo americano del 7.8% y todas sus intervenciones monetarias han sido en general esterilizadas a diferencia de los mega-QEs de Bernanke.

Convenientemente hace ya ocho meses que no se habla más de Grecia, pero Grecia no tiene una sola respuesta a futuro a pesar de que sus bonos hayan subido más del 50% en los últimos meses. Quizá el mercado vuelva otra vez a testear el compromiso que Europa tiene para con sus crisis no resuelta y para con la cuidadanías que deberán votar los ajustes fiscales.

El único al que todavía le queda esa capacidad de shockear monetariamente y sorprender, es el históricamente incomprensible BCE. En este entorno y aun con QEs desde la Fed y el BoJ (Banco Central de Japón) Europa sigue inmutable monetariamente y presa absoluta de una evidente guerra de monedas. Atentos al Euro y los stops sub-30s, debe haber toneladas.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos