Hablemos de Finanzas - 25/03/2013

A esta no la tenía nadie: ¿y ahora qué, generalización del experimento Chipre al resto de Europa?

No espero iluminar a nadie con estas pocas líneas que intentaré escribir y cuya motivación surge a partir de las distintas noticias que venimos escuchando desde ayer por la tarde referidas a Chipre, a su acuerdo (¿cuál acuerdo?), y lo preocupante es que de a poco están circulando noticias referidas a una potencial generalización del “experimento de Chipre” al resto de Europa.

Todavía nadie sabe ni siquiera cuáles son las implicancias de este acuerdo. En especial, será muy útil observar cómo reacciona el stock de depósitos ante un enguizado de idas y vueltas que sin lugar a dudas ha sembrado una enorme desconfianza en la mente de cualquier individuo que tenga depósitos en Chipre, taxado o no, el mal está hecho. El principal daño para un sistema financiero es en la confianza y los burócratas europeos son expertos en destruirla.

Pero lo que me preocupa sustancialmente es lo que se viene escuchando en estas últimas horas más o menos coincidiendo con la apertura en New York que comenzó extremadamente bullish (optimista) para luego reversar dicha tendencia y actualmente operar en terreno negativo. El Euro después de operar sobre los 30s en la madrugada asiática de este lunes ya lo está haciendo sub 29 intentando ir a buscar nuevos mínimos. Lo propio está ocurriendo con las 10yr. yield en USA que casi desde niveles del 2% otra vez está arañando los 1.90s.

Insisto, que tengamos que racionalizar lo hecho en Chipre en estos diez días ya es un horror en el manejo de expectativas. Pero lo peor es que de a poco se escuche que esta “brillante idea” quiera extenderse al resto de Europa. Las próximas horas y días dirán qué sigue de todo este mamarracho pero otra vez más sin dudas Europa vuelve a quedar en los libros de historia en cómo destrozar expectativas y en cómo subestimar que todavía y por mucho tiempo más seguiremos transitando la peor crisis de mercados financieros internacionales jamás vista y por lo tanto con una esencia inherentemente inestable. Otra vez más Europa amaga con echar fuego a la leña.

La pregunta que queda es: se animarán los mercados a operar de “miedo” a “pánico” esta vez. Si el acuerdo de Chipre se generaliza va a haber mucho pero mucho ruido por todos lados. A este shock no lo tiene nadie.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos