Diario - 19/03/2013

No importa si Chipre importa: El Euro sigue siendo un sell

Es académicamente interesante observar lo lento que Europa aprende de sus errores y lo torpemente cíclica que se torna por momentos. No basta con que Grecia haya generado el flash-crash de Mayo del 2010, como tampoco importa que en 2011 el VIX haya trepado a 44 otra vez más por Grecia cuando había bears (pesimistas) que por entonces pronosticaban un revival de Lehman. Durante el segundo semestre del 2012 con un nuevo Presidente a cargo del BCE parecería que Europa comenzó a ser mucho más cuidadosa en el manejo de expectativas un aspecto clave a la hora de estabilizar una crisis de la envergadura actual. Por si a alguien todavía no le queda claro: la evolución de los mercados desde el 2009 a la actualidad fue 100% manejado vía expectativas y en ese sentido la claridad conceptual de Ben Bernanke ha sigo magistralmente clave.

Y ahí radica lo brillante de Bernanke. En estas últimas semanas cada vez que relaciono a Bernanke con el término “brillante” he recibido críticas referidas a cómo puedo calificar esta actitud burbujeante de la Fed con el concepto de brillantez. Y respondo de la siguiente forma: los decididores no elijen el partido que les toca jugar, en cambio agarran el fierro caliente, lo juegan y deciden de la mejor forma que creen.

Obviamente que estará por verse si tanta monetización no genera más problemas que soluciones de acá a cinco años pero una cosa es muy cierta: Bernanke ha sido tan consistente desde la quiebra de Lehman que se ha convertido en un ancla de riesgo y le ha dado al planeta entero algo sustancialmente importante: certeza y con ella un colapso del VIX. Menos “VIX” es menos “Sigma” y en criollo significa menos incertidumbre, aspecto clave para invertir. El paso de absoluta inestabilidad con un VIX en 88 en septiembre del 2008, a un VIX en 11 en marzo del 2013 sin dudas ha sido el resultado de un manejo brillante desde la Fed de Bernanke. Y con esto no defiendo todo lo emitido, simplemente reconozco el punto de partida con el que Bernanke comenzó todo esto.

Lo académicamente interesante y esto lo estamos discutiendo con los chicos de la Maestría en Finanzas de la UTDT actualmente mientras dicto mi curso de bonos, es que del otro lado del Atlántico hemos tenido la chance de observar una secuencia interminable de errores, marchas atrás y emparches siendo “lo de Chipre” el último horror en el manejo de expectativas en una secuencia muy larga que data desde el 2009. Que la Zona Euro tenga una tasa de referencia superior a Estados Unidos no se entiende y trasciende a la ridícula decisión en Chipre aunque le da marco. Con un desempleo sobre el 11% y con países como España con tasas de desempleo del 26%, no se entiende cómo el BCE todavía suena hawkish (restrictivo) relativo a la Reserva Federal.

Tampoco se entiende cómo el Euro no responde a una evidente guerra de monedas vía QEs implementadas por Estados Unidos, Inglaterra y Japón. Por lo tanto lo de Chipre no hace más que describir a un bloque que sigue sin ofrecer soluciones: Grecia está tan comprometida hoy como lo estuvo en 2010 a pesar de que su yield a 10 años colapsó del 30% post-restructuración al 10% actual. El mundo entero quiere seguir jugando a la fábula del rey desnudo y en ese sentido quiere seguir pretendiendo que lo peor de la crisis Europea ya pasó, aunque la realidad es que Europa sigue en un sendero inestable.

Lo de Chipre aunque importe o no al equilibrio general, es preocupante porque denota a un bloque que sigue subestimando las consecuencias que el desmanejo de expectativas puede generar en un equilibrio que en el mejor de los casos sigue siendo muy endeble. Pretender que un grupo de burócratas con cero comprensión de cómo funcionan los mercados internacionales post-Lehman intenten delinear en una oficina los destinos de un miembro de la Zona Euro sigue describiendo a un bloque que parece no haber aprendido nada de esta crisis.

El Euro sigue siendo un sell, lo dije cuando estaba en 36 y lo vuelvo a decir ahora sub-30.

Fuente de la imagen

Un comentario para No importa si Chipre importa: El Euro sigue siendo un sell

  1. Guido dice:

    “Y respondo de la siguiente forma: los decididores no elijen el partido que les toca jugar, en cambio agarran el fierro caliente, lo juegan y deciden de la mejor forma que creen.”

    Es muy cierto en el contexto actual. Pero sólo se aplica a los casos en dónde existe expansión crediticia, que es la verdadera causa de los ciclos económicos. La expansión crediticia es la creación de crédito por parte de los bancos sin respaldo de ahorro real. ¿Cómo puede ser que China, que hace 30 o 40 años viene creciendo ininterrumpidamente, no haya tenido una Gran Depresión, o las miles de recesiones que sí tuvo Estados Unidos, incluída esta? La respuesta es que China, hasta ahora, financia el crédito con ahorro real. La creación de la FED en 1913, fue el nacimiento de los ciclos económicos, a través de la creación del sistema de reserva fraccionaria, que permite prestar a los bancos dinero de la nada.

    Es muy relativa la respuesta de: “Los decididores no elijen el partido que les toca jugar, en cambio agarran el fierro caliente, lo juegan y deciden de la mejor forma que creen.” Los decididores son los que en definitiva han creado esos “partidos”.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos