Notas Periodísticas - 17/04/2013

Implosión del oro: ¿qué mercado tendrá razón esta vez?

Nota original en Rankia.com

Se hace difícil encontrar un escenario macroeconómico en donde actualmente todos los mercados estén descontando correctamente. Ante la duda, tengo una tendencia a mirar más atentamente al mercado que más acierto ha mostrado durante la crisis: el de bonos que quizá esté descontando una combinación entre persistencia razonable de QEIII y crecimiento económico mediocre en Estados Unidos. ¿Si este escenario terminase convalidándose, el S&P habrá descontado demasiado optimismo otra vez más? (Crisis Financiera Internacional y Casino Global: ¿Historias o Historietas?)

Quizá observando lo que el oro hizo durante esta semana histórica alguien se esté preguntando si el mercado del oro no se habrá pasado de esteroides y haya entrado en una significativa fase correctiva. También lo que hizo el oro ayer bien podría pasarle al S&P en algún momento. Entiéndanme bien, no es que estoy vaticinando un colapso del S&P “a lo oro” pero en un juego de historietas permanentes el último en entrar pierde y así como hoy está de moda decir que el S&P va a seguir subiendo porque el entorno es reflacionario no olviden que lo mismo se decía del oro sólo tiempo atrás.

El maíz (commodity alimenticio), el cobre (commodity metálico productivo) y últimamente el oro (commodity metálico de atesoramiento) han estado bajo severa presión bajista. Durante esta semana el oro tuvo una venta masiva histórica cerrando con un retorno intradiario del 10% el pasado lunes, paradójicamente en un mundo que seguirá reflacionando y en una economía global que parecería andar con ganas de desacelerarse otra vez.

La severa baja del maíz y en menor escala la de la soja de los últimos días se debe a aspectos meramente específicos relacionados a Estados Unidos (clima, reservas, etc). Pero se viene dando un proceso que parece ser más fundamental desde hace meses: con un rally histórico del S&P, el Dólar en general no tenido venta masiva indicando una estabilización. El grupo commodities, sumado a un Euro incapaz de subir consistentemente, a un Dólar Australiano bajo renovada presión, marcan quizá un aparente marco de un mercado que dejó de castigar automáticamente al Dólar Americano y esto probablemente amerite tenerse muy en cuenta porque puede ser el inicio de un nuevo paradigma: ¿el comienzo de una lenta y sostenida tendencia de estabilización del Dólar Americano a nivel global?

Hubo instancias a lo largo de estos años de crisis en donde todos los mercados aproximadamente operaban con el mismo sentido. Por ejemplo, en un día positivo ocurría lo siguiente:

  • S&P positivo
  • Yields en USA levemente bajando
  • Dólar ofrecido
  • Oro y petróleo positivos
  • Monedas en general apreciándose contra el Dólar Americano

La relación precedente bien podría describir un día optimista post-quiebra de Lehman. Pero, en estos últimos días parecería que cada mercado decidió operar como le parecía sin mirar al resto. Un colega me comentaba por Twitter: “Germán: los traders de oro te dicen que está bajando porque el crecimiento en Estados Unidos se ve más robusto y los traders de petróleo te dicen que el petróleo baja porque el crecimiento está menos robusto”

Estos últimos días han sido históricamente brutales para el oro. Dentro de un marco meramente fundamental, resulta difícil justificar a un oro bajando agresivamente y simultáneamente una 10yr. yield de Estados Unidos acercándose al 1.70%. Esta es la razón principal por la cual nunca me gusta el oro: es un activo que puede comportarse de dos formas diferentes ante un mismo escenario. Con los decepcionantes datos macroeconómicos en USA y China y una 10yr. yield nuevamente cerca de 1.70% lo lógico hubiese sido esperar cierto soporte en el oro más aun después de la formidable paliza que le vienen dando desde el segundo semestre del año pasado.

El GLD (ETF que replica al oro) por el tercer trimestre del 2012 operaba en torno a 175 y actualmente ronda 130 o sea 25% en sólo seis meses y en un contexto de Dólar Americano débil y mercados relfacionantemente optimistas. Es como que de golpe quienes vendían la historieta de un entorno positivo y reflacionante para el oro se dieron vuelta para liquidar posiciones y tomar ganancias. Las implosiones de burbujas suelen ser rápidas y violentas: ¿será ésta la primer en implosionar?

Cuando los mercados se descorrelacionan obviamente alguno de ellos se equivoca. Entonces me pregunto cuál será el equivocado esta vez sabiendo que en general todos los eventos de la crisis fueron muy bien anticipados por el mercado más cerebral de todos: el de bonos.

  • ¿Una 10yr. sin chances de subir sostenidamente está descontando una extensión de QEIII, una renovada desaceleración de la economía americana, o ambas?
  • ¿A diferencia de lo que el mercado de renta fija está descontando, un mercado de oro entrando en bear market anticipa el fin de QEIII?
  • ¿La presión bajista observada en muchos commodities recientemente, significa desaceleración económica, finalización anticipada de QEIII o una renovada e incipiente tendencia de fortaleza en el Dólar Americano? ¿Un S&P inmune a cuanto ocurra a su alrededor, estará nuevamente cometiendo el error de ser demasiado optimista relativo a otros mercados tal como ocurrió pre-crisis 2007?

Y en este marco de aparentes inconsistencias… se acerca mayo: “Sell in may, and go away” (¿vendemos en mayo y nos vamos?)

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos