Notas Periodísticas - 24/04/2013

“Hay un divorcio entre los mercados y los fundamentos”

Nota original en “El Economista”

El economista Germán Fermo, director de MacroFinance y de la Maestría en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), dialogó con El Economista sobre las perspectivas financieras globales.

¿Hay un divorcio entre los fundamentos económicos y la marcha de los mercados?

Así es, y creo que ya estamos en el terreno de lo peligroso, especialmente en el mercado de acciones porque en el mercado de bonos hubo una voluntad de corregir. Por ejemplo, el bono del Tesoro a 10 años volvió a bajar a niveles de 1,70% luego de tocar el 2,10% en febrero-marzo, es decir, incluyó en su precio un escenario de una economía estadounidense no tan pujante como se esperaba. Ni hablar de la corrección histórica en el precio del oro. Pero en el medio de todo eso, el S&P parece inmune a casi cualquier problema. Cuando comenzaron a insinuarse los problemas en Chipre y la posibilidad de un corralito, que finalmente terminó siendo menos sustancial de lo que se suponía, hubiéramos visto una corrección masiva del S&P pero no la hubo. La lógica es ‘si Ben Bernanke está detrás emitiendo dinero, no me preocupo y compremos cualquier cosa porque que va a subir’. Cuando tenes mercados así, y esta es una patología clásica de las burbujas, la lógica es ‘compro hoy porque mañana va a estar todo más caro’. Eso denota un divorcio entre los fundamentos y el mercado y, por lo tanto, pueden haber correcciones violentas en el futuro.

¿Qué podría gatillar esa corrección?

Eso es lo complicado de las burbujas: nunca sabés. Es obvio que si se cortara QE 3 antes de lo esperado, habrá una corrección brusca. Los mercados suben porque Bernanke está inyectando US$ 85.000 millones mensuales, y por eso él es tan cuidadoso a la hora de decir cuándo sacará el estímulo. Pero podrían haber otros gatillos, por ejemplo, Europa, que sigue sin solucionar los problemas que preocuparon al mercado en 2010. Parecería que el mundo, debido a la emisión de dinero papel de la Fed y ahora de Japón, se olvidó de estos problemas, pero Europa sigue igual o peor que en 2010.

O sea que la crisis europea está contenida pero no en vías de solucionarse.

Sí, porque no se ha solucionado nada y la economía real está cada vez peor. Hay muchos problemas en la eurozona y creo que el mercado se volverá a dar cuenta de esta situación en algún momento del 2013.

Quienes defienden una política monetaria expansiva y laxa sostienen que, eventualmente, se derramará en la economía real. ¿Qué opina?

Bernanke ya dijo que está haciendo política monetaria heterodoxa. Es un arma no probada. Estamos viviendo un experimento monetario cuyos resultados finales probablemente los conozcamos dentro de diez años. La Fed tiene una tasa de referencia en mínimos históricos hace cinco años y sin duda que está en una especie de trampa de liquidez.En escenarios así, emitir demasiado no tiene tanto impacto. La filtración a la economía real es extremadamente lenta. Y por eso es esperable que Bernanke siga emitiendo. Entiendo que la Fed quiera que el S&P crezca 15% anual para generar un ‘efecto riqueza’ y tiene sentido, pero no está exenta de riesgos. El problema es que se va generando un mundo paralelo y está el riesgo de la creación de burbujas. Si emitís por mucho tiempo, quizás la economía empiece a recuperar pero luego comienzan a implosionar las burbujas que generaste. No descarto que la implosión del oro sea el primer caso.

¿Qué espera para la paridad euro- dólar?

El rango de trading del euro en esta crisis fue de US$ 1,25-1,35. Si bien parece querer levantar cabeza, creo que el euro tiene más motivos para bajar que subir y en los próximos seis meses lo veo más cerca del US$ 1,25.

En este escenario, ¿qué se puede esperar para los precios de las commodities?

Será determinante el cambio de ciclo en la Fed y eso no es inminente. No creo que las commodities vuelvan a quebrar records máximos; esos ya los vimos. Probablemente sigan amesetadas, aunque en un nivel alto, en los próximos 3 o 4 años. Cuando la Fed cambie el ciclo, y para eso falta mucho, la situación será otra para los países exportadores de commodities.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos