Diario - 15/04/2013

¿Por qué colapsó el oro?

Lamentablemente para quienes me leen quizá el título de este artículo haya despertado la expectativa de que tengo la respuesta, y lo único de lo que tengo certeza hoy es que precisamente no tengo la menor idea de lo que le acontece al oro y a la plata por citar dos ejemplos. Es más, la debilidad del último NFP acompañado de un colapso en la 10yr. debería haber servido de soporte al oro. Claramente, ese no ha sido el caso y CABOOOOM!! para el oro.

La semana comienza con un claro tono negativo alimentado con datos macroeconómicos en China que sorprendieron a la baja lo cual ha motivado un selloff (venta agresiva) en commodities. El oro en dos días hábiles bajó más de 10%. Es la caída más severa en 48hs. en las últimas tres décadas. Datos de China en el overnight decepcionan a la baja. Hoy es un típico día en donde se combinan dos escenarios: a) menor crecimiento global (primero USA, ahora China), b) mayor aversión al riesgo. El cobre bajo severa presión y también obviamente el Dólar Australiano (commoditiy currency). La 10yr. yield de USA que a estas horas se opera poco, nuevamente en 1.70%. Este escenario debería ser pro-oro y no lo es: alguien muy grande debe haber decidido tomar ganancias del rally de largo plazo del oro desde el año 2000. La liquidación de posición parece ser enorme y sigue ganado gamma (aceleración). Los árboles no crecen hasta el infinito: esta vez le tocó al oro. Hay preocupación y en ese contexto hasta el Yen se aprecia.

  • El viernes pasado fue un día interesante a nivel conceptual y me fui a casa lleno de dudas, uno de mis Tweets decía: “el oro está operando como si QEIII terminase mañana y la 10yr. como si tuviésemos QEIII hasta el 2018. Preocupante descorrelación.”
  • Justamente el viernes pasado Tweeteaba algo así como: “Tengo la sensación de que estamos frente a una descorrelación de mercados: cada uno opera lo que quiere y mira lo que prefiere ver: Apple, 10yr. yield en USA, Euro, Oro, Plata, S&P, Petróleo, ¿preocupante no?”
  • Y finalmente otro Tweet: “El colapso del oro por lo menos intenta demostrar que al menos un mercado se cansó de reflacionar. Les confieso: aburre ver todo subir y nada más”.

Hace tanto ya que vivimos en este crisis interminable, ridícula, morbosa, enfuriante y pónganle cuanto calificativo deseen, que me resulta virtualmente imposible recordar la última vez que estos mercados demenciales y burbujeantes operaron fundamentos macroeconómicos, ¿habrá sido septiembre 2008/marzo 2009?

Lo cierto es que de vez en cuando es bueno operar fundamentos, de vez en cuando es bueno que los precios cumplan su principal rol: el de enviar señales fundamentales subyacentes y de esa forma contribuir a la asignación eficiente de recursos. No estoy diciendo nada nuevo que la economía clásica y neoclásica no haya escrito digamos desde el siglo 18. Y a pesar de que esto tuviese sentido, los mercados se han enamorado tanto de la magia reflacionaria de Bernanke que la oferta y la demanda, los fundamentos buenos o malos lejos están de definir el precio actual de los activos financieros.

Hoy por hoy vivimos al ritmo de la Fed, del BoJ, del Banco Central de Inglaterra y la mar en coche habiendo generado una clientela que sólo necesita saber que habrá más esteroides monetarios para desentenderse del resto. Actualmente resulta hasta “fashion” comentar: “soy bullish (optimista) porque hay QE”. Así como hace dos años pocos comprendían el verdadero significado de los Puts Gratis de Bernanake, hoy parece prohido insinuar que todo esto nos puede hacer volar por el aire en un par de años.

Y es aquí en donde quiero relacionar mi ignorancia con la dinámica del oro del primer párrafo con la baja influencia que los fundamentos han tenido en estos mercaditos. La carencia de fundamentos le saca “el norte” a los mercados y por momentos se observa un S&P que quiere subir por recuperación americana pero al mismo tiempo la 10yr. te opera desaceleración y contra esa desaceleración el oro, que debería subir, baja. Ah!!! y me olvidaba del Euro, que desde el jueves pasado está operando debilidad macro en USA y está firme como si en Europa no pasase nada.

Un Euro en 1.31 es probablemente el ejemplo más contundente de un mercado que opera al revés: sólo está mirando al Dólar y quiere olvidarse del drama macroeconómico que vive una Europa que no ha tenido una sola respuesta contundente desde el inicio de la crisis en 2008.

Claramente la forma de estabilizar esta crisis en el corto plazo fue generar en el mercado un razonamiento al revés: “que los datos macro sigan mal así nos aseguramos QEIII para siempre y si ese es el caso VIX colapsado y S&P quebrando máximos”. Obviamente que entiendo la lógica de todo esto, también entiendo aquellos que dicen que el S&P podrá parecer caro medido en Dólares pero que contra una canasta de commodities por ejemplo, está muy por debajo de sus valores pre-2008.

Pero también es cierto que los fundamentos del 2013 apuntan a un mundo que sigue con enormes interrogantes y problemas esenciales no resueltos entonces: ¿relativo a fundamentos/equilibrio fiscal/sendero estable de deuda/etc. está barato o caro este mercado?

Fuente de la imagen

Un comentario para ¿Por qué colapsó el oro?

  1. Guido dice:

    Hay que tener en cuenta también, que TODO está muy long. Emitir 85 mil millones de dolares por mes, no se puede comparar contra el volumen diario de 3 trillones de dólares que se mueven en el mundo. En algún momento, alguien tiene que empezar a tomar ganancias. 4 mil millones de dólares por día no se comparan con 3 trillones de dólares diarios…si todo subió demasiado, en algún momento tiene que haber una toma de ganancias.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos