Diario - 16/04/2013

Una cosa es QE “a lo Bernanke” y otra muy distinta puede ser QE “a lo Japón”

Ayer Twiteaba: “El mundo sin darse cuenta está inmerso en una nueva forma de escribir economía monetaria, dentro de una década sabremos si este experimento fue estable”.

Esto de hacer QE se ha tornado tan familiar que cualquier persona no especialista en la materia ya te dice: “don´t worry, si algo se complica emitimos y listo….taaaaaa todo bien”. El problema es cuando uno se sube a un taxi y escucha: “listo, si se viene otra recesión, hacemos un QE de un Trillón de Dólares y listo”. También, cuando en una tarde dominguera decidís irte a la cancha, en el entretiempo escuchas: “Japón debería triplicar sus tenencias de bonos”. Y para finalizar, cuando volvés de la cancha y antes de llegar a casa decidís comprarte una pizza para terminar el domingo, la señora que está delante tuyo en la fila comenta: “yo considero que Europa debería hacer un QEI de unos 3 Trillones de Dólares”.

Sarcasmo aparte, esto de resolver problemas sólo con emisión monetaria se nos ha hecho tan común que peligrosamente todo el mundo ha aceptado la noción de que es estable y de que funciona en el largo plazo, lo cual es uno de los grandes interrogantes que deberán debelar los mercados en la próxima década. Es tanto el dinero papel que está circulando por el Planeta Tierra que en el apuro de gastarlos el mundo entero se olvidó de observar fundamentos al punto tal de que ni siquiera lo preocupa ya un corralito en el medio de Europa. Por ahí escuché decir que la cantidad de dinero papel emitida desde el inicio de la crisis en todo el mundo es de aproximadamente USD 15 Trillones. Si este número es correcto, eso significa que hay un PBI entero de Estados Unidos buscando desesperadamente activos reales para gastárselos.

El mismo Ben Bernanke, padre de la criatura, dijo que esto de hacer QEs es un experimento heterodoxo cuyo resultado final es desconocido. Con todo el respeto que le tengo al Doctor Bernanke, él mismo le dijo al mundo que “lo del 2005” no era una burbuja en el mercado de viviendas. Ahora nos está diciendo lo mismo. Tengo la cruel sensación de que hoy, Abril 16 del 2013 estamos en una burbuja que supera por múltiplos la engendrada por Alan Greenspan al inicio de la década anterior.

Y en este contexto de mercados gordos, dulces, empachados y mega-exuberantes observamos a un Banco Central de Japón que decidió ir por todo, sin saber qué implicará “ir por todo”. Nunca es bueno entrar en un espiral devaluatorio descontrolado y ese es el riesgo que el Yen corre con un mercado que percibe a un BoJ con muchas ganas de jugar “la gran Bernanke” en corto tiempo y si ese es el caso el Yen puede entrar en una dinámica descontrolada.

¿Qué implicaría una devaluación descontrolada del Yen? Pensemos en qué ocurre cuando un emergente entrar en un ciclo de devaluación descontrolada. Lo mínimo que podríamos esperar es una huida de capitales que, denominados en Yenes intenten cambiar de moneda y de jurisdicción generando una abrupta salida de capitales desde Japón al resto del mundo. Si ese fuese el caso, el QE del BoJ generaría más mal que bien.

Si Japón decide emular a “San Bernanke” deberá tener muy en cuenta lo cuidadoso que ha sido “uncle Ben” en manejar expectativas. Desde la quiebra de Lehman en 2008 la Fed siempre ha estado un paso delante de los mercados y eso siempre le sirvió para controlar expectativas. ¿Podrá el BoJ hacer lo mismo?

Fuente de la imagen

Un comentario para Una cosa es QE “a lo Bernanke” y otra muy distinta puede ser QE “a lo Japón”

  1. Agustin dice:

    La clave es ser lo suficientemente despierto y valiente para hacer el movimiento inverso cuando nuevas expectativas lo requieran. Política macro contracíclica.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos