Hablemos de Finanzas - 02/04/2013

Una polaroid del 2013

Vivimos revolcaos en un merengue y en el mismo lodo todos manoseado (…) Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que sea cura, colchonero, Rey de Bastos, caradura o polizón. Cambalache, Santo discepolo.

Las noticias y las historias, ya lo sabemos, cambian rápidamente. Lo que ayer o la semana pasada era importante hoy dejó de serlo. Vivimos leyendo hechos o noticias como vemos estrellas fugaces. Vamos perdiendo, sin saberlo, como los ladrones que acechan detrás de la puerta, nuestra capacidad pensar y de ir a buscar una teoría u otros hechos del pasado que nos ayuden a tomar una decisión de vida o de inversión.

La noticia por estas semanas, y por unos días más, es Chipre. Ni siquiera lo es el Euro, que todavía sigue parecía con ganas de seguir resistiendo. Inamobible, parco.

Desde este sitio se intenta ir un poco más allá de las declaraciones de los funcionarios que justifican lo injustificable o de la pantalla catástrófica u optimoste del canal de noticias amigo. Entonces durante estas semanas estuve trabajando en recolectar información macroeconómica de varios miembros del G10 para ver cómo está el mundo. A continuación les dejo los datos:

La información no necesita demasiado análisis, casi que tiene voz propia. Los datos fueron recolectados de fuentes oficiales y del FMI. El color rojo representa “situación grave” y el verde “atención, zona de peligro”.

La conclusión es que las principales economías del mundo están como mucho “complicadas”. Sin embargo sabemos que ninguna puede “estallar” debido al riesgo sistémico que conlleva (juego de suma cero). Es decir, Estados Unidos va a seguir existiendo como también el Euro. ¿Es lo coherente? No. El mundo no está bien pero siempre que llovió paró y en ninguna otra crisis el banco central salió a regalar tantos paraguas para no mojarnos en caso de que diluvie.

En función de la tabla y pensando en el corto plazo podemos darle más forma a lo que Germán viene diciendo de que el catalizador y las miradas para gatillar un nuevo sell-off provendrían desde Europa esta vez.

En resumen, el fenómeno detrás de noticia llamada Chipre es que en los países periféricos de Europa hay una fatiga y una paradoja. Los países están cansados luego de más de 8 meses de desempleo, ajustes y de dulces mentiras de sus políticos. Más aún si cuando piden plata por el esfuerzo no se la prestan. Los inversores o rescatistas (FMI y el ECB) tampoco ven tentador seguir poniendo dinero en países cuyo desempleo viene subiendo, si las deudas para éstas organizaciones dejaron de ser “revolving” para qué seguir prestando se estarán preguntado. Chipre deja a Europa al borde de hacer importantes definiciones: seguimos con el Euro, volvemos a las antiguas monedas nacionales, cambiamos la política monetaria a una expansiva o seguimos como estamos y rogamos que las diferentes sociedades no entren en cólera por tanto desempleo e incertidumbre.

La paradoja es que Chipre siguió muchas de las recomendaciones del ECB para recibir fondos y es el mismo ECB quien no quiere prestarle 17 billones (en términos relativos, esto no es importante, a Grecia le prestaron 9 veces ése monto, unos 145 billones).

En fin, me pregunto cómo debe estar leyendo el chairman de la FED los sucesos Europeos. Sin dudas Europa para Bernanke es una piedra en el zapato para terminar su QE. Es básico que cuanto más tiempo de QE haya, mayores serán los riesgos, las probabilidades de éxito de hacer una cirugía de corazón en una hora no son iguales que hacerla en tres días de corrido, sin descanso para el equipo médico ni el instrumental.

Javier Frachi

Maestría en Finanzas UTDT, 2012

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos