Notas Periodísticas - 17/05/2013

Cada vez es más clara la guerra de monedas en el G10

Nota Original en Rankia.com

Desde el 2008 nos acostumbramos a una Reserva Federal como crónica emisora de Dólares y con ello nos familiarizamos al concepto de reflación de activos. Y de a poco Estados Unidos le fue exportando desempleo al resto del mundo. Recordemos que en el peor punto de la crisis la tasa de desempleo en USA fue del 10.20%, siendo que actualmente es del 7.5%. También es cierto que por mediados del 2007 dicha tasa rondaba el 6.5% por lo que a la Fed todavía le queda remontar un punto porcentual de desempleo lo cual seguramente será un proceso lento y muy gradual.

En el medio de esto tuvimos economías mucho más pujantes como la australiana quien fue uno de los primeros miembros del G10 en iniciar un ciclo de suba de tasas de interés después de haberlas bajado en la crisis del 2008 con la quiebra de Lehman Brothers. Volveremos al tema Australia en los párrafos siguientes.

Esta histórica agresividad monetaria desde la Fed también puso una significativa presión sobre los tipos de cambio en muchas de las economías emergentes exportadoras de commodities quienes tuvieron que enfrentar el dilema de la apreciación nominal del tipo de cambio o dejar inflacionar sus economías locales y generando entonces una apreciación del tipo de cambio real. De una u otra forma, han tenido pérdidas de competitividad que sin entrar en crisis obviamente, restaron empleo y lo trasladaron indirectamente a Estados Unidos.

Dado que vivimos en un mundo donde el empleo no abunda, finalmente observamos a un Banco Central de Japón que en meses quiere recuperar tres décadas perdidas que vieron a la economía nipona quedar atrapada en una eterna trampa deflacionaria. El BoJ (Banco Central de Japón) vía su propia versión de QE ha podido devaluar al Yen desde 85 a su nivel actual de 102. Precisamente, el quiebre de los 100s se ha dado al inicio de esta semana y las monedas son muy psicológicas, cuando quiebran rangos en general lo hacen por una razón. Así como el Yen dio la chance de operarlo desde 85 a 100, ¿estará abriendo la puerta para un Yen en 120?

Pero el Yen no es la única moneda que le está respondiendo al Dólar de Bernanke. Últimamente hay otra moneda que también ha quebrado un rango muy crítico: el Dólar Australiano. El mismo cotiza actualmente en torno a 0.98 implicando que se necesitan 0.98 Dólares Americanos para llevarse un Dólar Australiano. Esta moneda ha operado por encima de 1 muy consistentemente desde hace mucho tiempo y su reciente depreciación responde a un Banco Central Australiano que no sólo reinició un ciclo de flexibilización monetaria sino que parecería querer intensificarlo. Por lo tanto, el Banco Central de Australia parecería también estar respondiéndole a una Fed que se ha convertido en una crónica y sistemática exportadora de desempleo al resto del mundo.

Por lo tanto, parecería que en general cada Banco Central del G10 está intentando preservar su participación relativa de un empleo global que no sobra. Los emergentes tampoco están inmunes, Brasil repetidamente anunció que dejará apreciar al Real debajo de 2 pero lo está pagando: la inflación brasileña tuvo un salto recientemente producto del exceso de Dólares monetizado.

Y así estamos, con mercados extremadamente optimistas y en el medio todo el mundo intentando hacer “la gran Bernanke”, siendo todo lo laxos que puedan, bajando las tasas todo lo posible para preservar una cuota razonable del empleo global. Sin embrago, fuera de esta película parecería haber quedado el Euro con un Banco Central Europeo que se muestra totalmente inmune a lo que es una clara guerra de monedas. ¿Los niveles actuales del Euro sub-30 indicarán el inicio de algo nuevo para el Euro? En un mundo en donde no pasa nada, quizá veamos algo de acción interesante en monedas.

Fuente de la imagen

Un comentario para Cada vez es más clara la guerra de monedas en el G10

  1. Mikel dice:

    Gracias, didáctico e ilustrativo.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos