Hablemos de Finanzas - 23/05/2013

La duda de Bernanke

Hace tiempo que Bernanke no transfería incertidumbre al mercado. Ayer, en su testimonio al Congreso comenzó en su discurso sonando muy dovish (laxo monetariamente) como de costumbre y durante dicho discurso el Dólar hizo un selloff (venta masiva) muy agresivo contra todas las monedas llegando el Euro por ejemplo a niveles de 1.2994.

Sin embargo, cuando comenzaron las preguntas, su mensaje pareció girar radicalmente dado que comentó que es posible una reducción del monto de QEIII en las próximas reuniones quizá el propio inconsciente de Bernanke lo traicionó en este sentido: una cosa pareció su discurso y otra muy distinta fue sus comentarios durante la sesión de preguntas. Este sólo comentario generó una reversión intradiaria muy agresiva tanto en el Dólar como en yields. La 10yr volvió a superar el 2% mientras que el Dólar raleó (subió) agresivamente contra las monedas siendo el Euro vendido a niveles de 2850. Un par de horas después le tocó el turno a los équities americanos los cuales perdieron la fuerza con la que habían comenzado la jornada y cerrando claramente en terreno negativo.

Lo de ayer de Bernanke denota los riesgos del equilibrio actual: sonar laxo monetariamente quizá ya no baste: no caben dudas que Bernanke ayer sonó dovish, el problema es que para un mercado acostumbrado a mega-esteroides desde hace casi un año, ser dovish ya no sirve lo cual es altamente preocupante y Bernanke lo sabe, el gran desafío será cómo comunicar que alguna vez se terminará QEIII. Reconocer que el mercado viene subiendo casi sin respiro desde hace un año también pone el riesgo inminente de que simplemente una desaceleración en el ritmo de QEIII puede generar una toma de ganancias masiva en los mercados de riesgo cosa que sin dudas Bernanke quiere evitar porque dicha reacción generará efectos riquezas negativos que finalmente impactan en la economía real tal como han sido las culminaciones de QEI y QEII. Parecería que la Fed solita quedó atrapada en un equilibrio de mercado que le pide laxedad monetaria infinita pero a la vez prende la luz roja respecto a qué tanto de este rally no es sólo el reflejo de una exorbitante burbuja en el mercado de activos.

Lo cierto es que a partir de estos últimos días al mercado le queda la duda de cuál será el sendero futuro de QEIII y eso ha hecho operar a las yields y monedas de una forma que hace tiempo no hacían. Ver a una 10yr sobre 2% y a un Dólar fortaleciéndose contra el Euro en 1.2850 refleja que una parte del mercado se está animando a descontar un cambio en lo que desde hace meses era un claro e incuestionable sendero de certeza en cuanto a la expansión monetaria desde la Fed.

Dada toda la expectativa que QEIII ha generado en ningún escenario le será fácil a la Fed desacelerarla. Hace días ya muy de a poco Bernanke y otros miembros de la Fed parecerían querer preparar muy gradualmente al mercado para que si es posible de a poco comiencen a descontar la expectativa de un QEIII todavía en curso pero en retirada.

Las monedas y algunos commodities como el oro hace ya un tiempo que nos están enviando señales en este sentido. No parecería ser casualidad la explosión de la burbuja del oro semanas atrás, como tampoco es casual ver a un Yen sobre 100, o a un Aussie sub 1 o a un Euro sub 30, todo parecería reflejar un proceso de descuento de expectativas que apuntan a cierta desaceleración en el ritmo de compras de bonos y mortgage-backed securities desde la Fed. El desafío para la Fed es no matar a la criatura que ellos mismos generaron: los mercados están muy dulces, vienen muy gordos, con cierto impacto positivo en la economía real, impacto que Bernanke no quiere perder pero a la vez se nota una cierta preocupación del enorme moral hazard que caracteriza el actual posicionamiento de activos.

El gran desafió y la gran especulación estará en qué tan exitosa es ahora la Fed para venderle al mercado una desaceleración potencial en QEIII sin generar un mega-selloff (venta). Creo que al menos es prudente cuestionarse si no estaremos viendo los máximos en équities por lo que va del 2013 y además parecería que el Dólar intenta operar en un nuevo rango más alto contra todas las monedas. ¿Le habrá llegado el turno al Euro de operar más sesgado en el rango 25/30? Lo novedoso es que quizá veremos por algún tiempo a un mercado al que le aparecen otra vez algunas dudas escenario del que nos habíamos olvidado desde junio del 2012. Veremos si queda algún bear (pesimista) para descontar este potencial y nuevo escenario de mayor incertidumbre potencial.

Fuente de la imagen

Un comentario para La duda de Bernanke

  1. Guido dice:

    El sell-off en algún momento tiene que ocurrir. Es imposible que la bolsa siga subiendo eternamente. Incluso si la bolsa sube más de lo que debería subir con Bernanke comprando equities, también en algún momento se produciría ese sell-off.

    Creo que los equities subieron más de lo que Bernanke inyectó. Él inyectó 85 mil millones de dólares por mes, y por día se tradean 3 trillones de dólares en equities.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos