Hablemos de Finanzas - 06/06/2013

¿Équities acomodándose a un nuevo nivel de yields?

Siempre comento que el mercado de yields es el más importante de todos. La razón es muy sencilla: el precio de cuanto activo financiero existe en este planeta se calcula mediante el descuento de su respectivo flujo de fondos. Por lo tanto, a los efectos de calcular el valor presente neto se hace necesario utilizar una tasa de descuento y la misma de una u otra forma siempre proviene del mercado de bonos. Los mercados de bonos son la génesis de dichas tasas y dentro de los variados mercados de renta fija hay uno que sobresale: el mercado de bonos soberanos americano y en el mismo actualmente hay dudas…..muchas dudas.

Dado que dichas yields se consideran libres de riesgo, las mismas sientan las bases para la determinación de todas las otras yields por lo tanto: la curva de yields en USA soberana es la madre de todas las otras curvas de yields y sienta la base para la determinación de todas las tasas de descuento con las que se calculan los valores presentes de todos los activos de este planeta.

Visto de esta forma queda evidente la enorme responsabilidad que la Fed de Bernanke tiene en este equilibrio que por momentos da la sensación de un juego de silla más parecido a un desequilibrio que a un escenario de estabilidad en especial, al ver la reacción de ciertos mercados a los comentarios “hawkishly dovish” (laxo pero no tanto) de Bernanke recientemente. En este sentido:

  1. ¿Cuánta riqueza destruyó el salto ascendente la 10yr yield en USA del mes de mayo?
  2. ¿Cuánto cuesta un estornudo de Ben Bernanke?

El mes de mayo se despidió como uno de los peores para la renta fija mundial desde el comienzo de la crisis. No es nada para rasgarse las vestiduras (si es que uno no estuvo largo duration) dado que no parecería querer ocurrir un estrepitoso salto en las yields pero la sola normalización habla de una dolorosa depuración en un mercado de bonos en donde hasta los bonos junk (de baja calidad crediticia) están sobre la par. Hace rato que la renta fija parece un poco cara….un poco bastante pasada de rosca.

Pero, si este proceso de normalización en renta fija llevando las yields del mundo entero hacia arriba se intensifica aun sin ser acelerado debería tener un claro impacto en el mercado de acciones y más aún cuando las subas en las yields no parecerían ser ocasionadas por un descuento de un escenario de mayor crecimiento sino simplemente por la posibilidad de que la Fed de Bernanke decida de a poco salirse de las compras de bonos.

No caben dudas de que la Fed tiene intención de mantenerse en un estado claramente acomodativo por un largo tiempo todavía, eso no está en discusión. La pregunta del millón es cuánto de todo eso ya tiene descontado un S&P que claramente quebró sus máximos históricos alimentado exclusivamente por la expectativa de un QEIII casi eterno. ¿Si dicha eternidad comienza a ser cuestionada y re-descontada en el mercado de bonos, podrá el S&P mantener sus niveles actuales?

Hace unos cuantos meses que las decisiones del FOMC (Federal Open Market Committee) han pasado a un segundo plano. Junio probablemente será diferente, todo el mundo atentamente seguirá al detalle la letra minuciosa del próximo comunicado de la Fed en búsqueda de alguna pista más respecto al ritmo futuro de QEIII. Recuerden: todo es tasa en el mercado de activos financieros y más aún en este periodo en donde la Fed se ha convertido en un distorsionador gigante e histórico del nivel mundial de precios de activos financieros en todas sus formas.

¿Será Junio para el mercado de acciones lo que Mayo ha sido para el de bonos?

Probablemente ésta sea la gran pregunta del mes.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos