Hablemos de Finanzas - 24/06/2013

¿Comienzo del Fin en la Heterodoxia Monetaria de la Fed?

Quizá Bernanke no sea lo único que se irá en 2014, quizá los mercados deban convencerse de que en un sistema capitalista forma parte del juego perder y tomar decisiones bajo riesgo sin un Puts Gratis cubriendo la espalda, quizá los activos financieros deban subir por razones fundamentales y no por impactos reflacionarios, quizá la Fed perciba que hay ciertas conductas burbujeantes en estos mercaditos financieros. Lo acontecido desde la última decisión de política monetaria de la Fed merece al menos que nos planteemos con seriedad y acidez algunos interrogantes:

  • ¿Estará llegando el momento de posicionarse para el nuevo paradigma de Dólar débil pero no mínimo, de yields bajas pero no mínimas?
  • ¿Nos estará llevando la Fed de Bernanke a un punto de inflexión por primera vez desde el inicio de esta bendita crisis?

Parecería que de a poco la normalización de la economía americana nos va alejando de un escenario de mínimos estrepitosos a uno de variables débiles pero lejos de su colapso inicial. Es probable que se esté abriendo una ventana que amerite finalmente concentrarse en el mediano plazo, pensando en un gradual ajuste del paradigma actual cosa que no hacemos desde Septiembre del 2008. (Presentación 4 de Julio | El Nuevo Escenario de la Fed y su Impacto en Commodities)

Si en un par de meses la 10yr se va al 3% cosa que bien puede ocurrir, la misma seguirá exhibiendo niveles históricamente bajos aunque lejos ya de los mínimos de la crisis en torno al 1.40%. La diferencia entre yields mínimas y yields bajas es crucial para posiciones de bonos con alta duration y los meses de mayo y junio lo han demostrado con claridad cruel y elocuente. Por ejemplo, para posiciones de bonos en emergentes, un salto de la 10yr. del 2% al 3% no cambia el contexto global pero puede costar un 10% para una cartera con 10 años de duration.

La 10 yr yield en USA se despertó de una siesta eterna quebrando el 2.50% en un selloff de casi 100 puntos básicos, la macro en USA se ve un cacho mejor desde hace meses y la 10yr se está animando a cargar sobre la curva de yields una saludable retirada de la Fed de tanta política monetaria laxa y no convencional. Se hace necesario resaltar cómo ha venido operando el Dólar Americano que parecería haber abandonado ya sus mínimos de la crisis. Quizá estemos en presencia de un mercado de yields que se esté despertando a la cruel realidad de un mundo sin asistencia monetaria permanente. Quizá con la ida de Bernanke se van también los QEs que tantas alegrías le han dado al mercado financiero pero que han sido muy ineficaces en llegarle a la economía real.

Al Dólar habría que mirarlo en un sentido más amplio relacionándolo con otros grupos de activos. Si un lento cambio de paradigma está en juego para el Dólar Americano seguramente las US yields son la principal razón del cambio. Parecería que tanto el Dólar como las US yields han comenzado a modificar su comportamiento de mediano plazo descontando lenta pero consistentemente un escenario macroeconómico más sólido y por sobre todo una Fed menos dovish (laxa).

A esta altura de una crisis que lleva ya seis años, es muy saludable comenzar a cuestionarse si a nivel de posicionamiento de cartera no tiene sentido empezar a reconocer que tanto el Dólar, como las yields, abandonaron su ciclo de mínimos para comenzar a entrar en una fase de amesetamiento y recuperación que será muy lenta pero a la vez robusta y dolorosa si a uno lo encuentran en la otra vereda del trade. Si este fuese el caso, el Dólar Americano permanecerá débil, las yields continuarán deprimidas pero no ya en mínimos históricos y ese sólo cambio puede tener grandes consecuencias en carteras que sigan posicionadas en piloto automático de acuerdo al paradigma 2009/2012.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos