Diario - 23/07/2013

¿La última carta de póker de Bernanke?

Si alguna vez se me apareciera Aladino y frotara su lámpara mi segundo deseo sería: “dejame ser Fed Chairman por cinco minutos en el próximo FOMC y sonar HAWKISH”, haha, se imaginan si a este mercado uno lo sorprendiera con una decisión realmente hawk. Ah, seguramente se estarán preguntado cuál sería mi primer deseo: ¿long Dólar ante un anuncio sorprendentemente hawkish? Bue, podríamos shortear la de 30yr y jugarlo más agresivo.

Parecería un hecho que Ben Bernanke dejaría la Fed en el 2014. ¿Se animará entonces, el Fed Chairman más dove en la historia de la humanidad a dejar una contribución hawkish aun cuando la misma sea incipiente? Si lo hace y esto vuela por el aire alguna vez, es como que se llevaría su propio Put protectivo: “yo avisé…………..el que avisa no traiciona”

Sin embargo, no es la primera vez que Bernanke juega a “te digo mucho y al final no te digo nada” y parecería que después de la amenaza del tapering renació en él su eterna vocación reflacionante en un juego muy claro: “le dejo la duda al mercado y con eso intento bajarle un cambio” aun  cuando por el momento parecería que el cambio se lo bajó sólo a la renta fija, los équities en USA siguen batiendo récords.

Si hay alguien que ha demostrado ser brillante en el manejo de expectativas durante esta crisis, esa persona sin dudas se llama Ben Bernanke, Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos. Por lo tanto y sin lugar a dudas Bernanke sabe que a este mercadito más vale bajarle un cambio hoy que 10 más tarde. Con todos los dramas que enfrenta la economía mundial, la única razón para que el SPY holgadamente haya tradeado sobre 160 desde hace semanas enteras es por esta constante y aburrida expectativa de un estímulo monetario proveniente desde la Fed.

A nivel fundamental observamos una economía global débil. En este contexto, lo único que mantiene firme a estos mercados es la expectativa de que otra vez caerá maná del cielo o para ser más claros: moneda papel desde algún helicóptero. Al igual que el 2012, el 2013 es un año por momentos incomprensible en el sentido que no hay demasiadas historietas bullish (optimistas) para festejar, da la sensación de que en cualquier momento se viene un combo bearish (pesimista) pero sin embargo casi por decreto los mercados no bajan nunca. El 2012 y 2013 han sido el cementerio de los bears.

Pero Bernanke, que sin dudas es un eximio jugador de póker sabe muy bien que este mercado está donde está sólo porque hay TRES TRILLIONS de Dólares dando vuelta por el planeta vía QEs, a riesgo de tornarse inestable alguna vez. Supongo que todo esto está reverberando en la brillante mente de Ben Bernanke y me animo a sugerir que la pregunta que más lo preocupa es ésta: ¿Qué pasa si anuncio un tapering demasiado agresivo, me paso de rosca y el mercado corrige? ¿Y si no lo hago y volvemos alguna vez al 2007, me van a enchufar a mí esta burbuja y me pasa la “gran Greenspan”? ¿Con qué bala nos quedamos esta vez? ¿Si el QE tapering termina generando aversión al riesgo, qué bonus le dejo a Wall Street para fin de año que by the way……será mi última contribución a estos pibes que necesitan al menos una Ferrari de retribución?

Sin dudas, Bernanke ha sido el gran ancla de riesgo de esta crisis. Sin dudas, los “n” Puts Gratis que le arrojó al mercado por momentos han sido muy exitosos y seguramente han evitado catástrofes con costos inimaginables. Pero también es cierto que el “moral hazard” que Bernanke le ha propinado a este mercado es enorme y él lo sabe mejor que nadie, la Fed está atrapada en un combo de expectativas y en un mercado que se acostumbró a esperarlo todo desde la Fed y que muy de a poco se anima a transitar otro equilibrio coincidiendo casi con la salida del Fed Chairman.

Fuente de la imagen

Un comentario para ¿La última carta de póker de Bernanke?

  1. No veo la genialidad de emitir y emitir . La FED se ha transformado en el prestamista de última instancia del ” Casino Capitalista “, (libro de Susane Strange) . Van a jugar y si ganan cobran y si pierden a la salida le reponen las fichas. Esta dinámica no agrega valor ni empleos , los subsidios a los grandes Bancos de Inversión genera corrupción en todos los niveles. Aquí lo técnico se vuelve un tema político, un tema que le excede a Bernake. Veremos que pasa con Larry Summers. Muy bueno sus artículos German Atte

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos