Hablemos de Finanzas - 12/08/2013

¿Cuánto valor hay en Argentina?

De vez en cuando es saludable pensar en el mediano plazo, digamos cinco años vista y en este sentido me permito preguntar:

  • ¿Es la Argentina de hoy un value-trade a cinco años vista?
  • ¿Cuánto valor se podría generar para activos argentinos si sólo su tasa de descuento en Dólares bajase digamos, 500 puntos básicos?

Justamente ayer, en el programa de Zuchovicki y Destéfano discutimos un poco mi view acerca de Argentina y esto es independiente de los resultados de las PASO del domingo pasado. De hecho, en una entrevista anterior de unos treinta días atrás planteaba cuánto valor podría haber sobre la mesa para Argentina si su tasa de descuento bajase digamos 500 puntos básicos. Algo de eso ya se dio para bonos, por entonces la yield del Boden 15 rondaba el 15% cuando hoy lo hace cerca del 11%. Obviando detalles y tecnicismos, vamos a hacer algunos números.

El objetivo del presente artículo simplemente es concentrarse en una imagen muy global y genérica para Argentina partiendo de la base de que cualquier flujo de fondos a diez años vista por ejemplo, descuenta digamos al 11% cuando un activo equivalente en Chile lo hace 3% y uno en Brasil al 3.5%, más o menos. Se hace difícil imaginar un país que pueda mantenerse establemente a una tasa de descuento del 11% in-eternum y eso me pone optimista Argentina aun cuando su macroeconomía tiene muchas preguntas que responder en el futuro cercano: inflación, política monetaria, brecha cambiaria, crecimiento, energía, estabilidad fiscal y de cuentas externas, son interrogantes muy significativos que sin dudas cargarán de incertidumbre a cualquier activo que se pretenda valuar en este país.

Pero también es cierto que a los trades ganadores hay que armarlos cuando duelen y comprar activos que descuentan al 11% cuando sus pares sudamericanos lo hacen al 3/4% pone a los mismos en una situación de sustancial abaratamiento relativo. Por ejemplo, los bancos argentinos exhiben un P/E ratio hasta cinco veces más bajos que sus equivalentes brasileños por lo que a mediano plazo y lejos del ruido del futuro inmediato, Argentina puede ofrecer mucha más capacidad de apreciación que sus pares. Es cierto que los árboles no crecen hasta el infinito pero también es tan cierto que toda baja en un activo alcanza su piso.

Simplemente hagamos un cálculo básico y hasta primitivo pero me lo permito a mediano plazo: supongamos que un activo argentino genera una renta constante a veinte años vista y que su tasa interna de retorno es actualmente 11%. Una baja en la prima de riesgo del 11% al 7% generaría un retorno del 48%, por citar un mero ejemplo y capturar la idea general.

Insisto, nada de esto va a ocurrir ni mañana ni pasado, pero el trabajo de un asset manager bien puede conceptualizarse como “comprar barato y vender caro” y en ese sentido Argentina bien puede hoy estar ofreciendo un bargain relativo en la medida que uno esté dispuesto a obviar el cortísimo plazo y a tener paciencia porque si se da, nada de todo lo analizado en este artículo es ni será inminente. Armar una posición escalonada en Argentina bien pueda tener sentido tal como anticipábamos un mes atrás: me gusta Argentina a cinco años vista.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos