Hablemos de Finanzas - 09/09/2013

¿Los emergentes son una mejor oportunidad que Europa?

Artículo de Javier Frachi, Maestría en Finanzas UTDT, 2012

El paradigma de un buen trader es ser versátil. Poder cambiar su mentalidad según el contexto, el humor, que transita el Sr. Mercado. En algunas oportunidades el contexto “invita” a ser value investor y en otras contrarian. Dependiendo de los resultados, la asunción sobre el concepto de riesgo y el bonus que se quiera obtener vamos a cambiar las medidas del trago.

En los últimos meses el paradigma y el movimiento de los capitales en el mundo están cambiando. A mediados de Mayo la Reserva Federal comentó, casi al pasar, aplicar una moderación en su programa de compra de activos generando una suba estrepitosa de la yield madre. la US 10Year. (La Maestría en Finanzas de la UTDT anuncia su nueva Rama: “Law & Finance”)

Los mercados europeos vivieron una venta importante en el equity mientras que los mercados emergentes la tuvieron en el equity, renta fija, monedas y levantamientos sociales. En concreto los países más afectados fueron Brasil, Turquía y Egipto. Dado que en el corto plazo el mercado mundial superó al rendimiento de los mercados emergentes un inversor mas o menos educado diría que habría que vender emergentes, comprar EE.UU.

Ahora bien, en el largo plazo la historia es diferente. Los mercados emergentes demuestran un mejor performance incluso que la famosa China.

En lo que resta de esta nota voy a proponer algo contra intuitivo. Propongo analizar si los mercados emergentes en este escenario de pánico que cae sobre ellos son una mejor oportunidad que los Europeos.

Valuaciones seductoras
La característica principal que distingue a un mercado emergente es su volatilidad y los excesivos movimientos en las cuentas de capital. Por momentos fluye mucho dinero y en otros, sin aviso previo, hay sudden stops. Argentina o Brasil son ejemplos al respecto. Ahora bien, los mercados emergentes actuales no son iguales a los de 1990.

Políticamente abrazan las reglas democráticas, hay políticas de estado, los presidentes ni ministros de economía cambian frecuentemente y comprendieron que el capitalismo es un camino virtuoso para sus sociedades. (Siempre hay excepciones temporales a la regla, claro).

Desde mi punto de vista estos atributos no están reconocidos en las valuaciones de los mercados de equities de los emergentes ni en los de frontera. En varios casos podemos encontrar P/E y P/B de un solo dígito, lo cual para un value investor (con paciencia) son buenas noticias.

El Price to Earnings promedio de los mercados emergentes desde 1996 al 2013 es 13x las ganancias. Tomemos a este número como el destino que tendrían los emergentes asumiendo que es cierto el principio de regresión a la media (random walk). Actualmente mercados como China tiene una valuación de 7x, Rusia de 5x, Argentina 3x, Turquía 8x y Perú 12x. 

Estas valuaciones son tentadoras por tres razones. En primer lugar, la tasa de crecimiento de los mercados emergentes seguirán siendo mayores que las de los mercados desarrollados. Desde 2002 a 2012 los emergentes crecieron un 4.7% anual mientras que Estados Unidos solo un 1.7% ¡Es probable que no sigamos creciendo a tasas excesivas debido a la suba de tasas americanas pero seguiremos creciendo a un muy buen ritmo!  (Al respecto el FMI proyecta que los emergentes crecerán en 2013 un 5% mientras que los desarrollados sólo 1.2%).

En segundo lugar, los mercados emergentes tienen mayor cantidad de reservas. Las cuales son mayores que las de varios países desarrollados, permitiendo realizar políticas monetarias expansivas y otorgar beneficios fiscales que estimulen al consumo cuando la tasa americana siga ascendiendo. Gracias a ellas los emergentes podremos mantener una tasa de crecimiento mejor que la de un país desarrollado.

En tercer lugar, el nivel de deuda en los emergentes es menor a la de sus pares desarrollados. Mientras EE.UU tiene un PBI/deuda de 101%, los emergentes tienen nada más que un 34.4%.

Conclusión. Europa todavía no resolvió sus problemas estructurales. Si bien sus valuaciones en algunos casos son tan tentadoras como ilusorias, los mercados emergentes muestran en el largo plazo un mejor retorno. Y esto no es menor ya que arreglar el drama europeo es cuestión de años, no de meses.

Mientras que los mercados emergentes también sufren los impactos de la FED sin embargo tienen mejores perspectivas de crecimiento y la posibilidad de hacer políticas monetarias expansivas mientras que la Eurozona no es posible. Por un lado a porque ya tienen alto ratio PBI/deuda y por el otro Alemania está decida a no poner algo de inflación en su economía.

En el corto plazo es posible que experimentemos una continuidad a la baja en los activos de los mercados emergentes, particularmente en sus mercados de renta variable y monedas. A pesar de ello, sus valuaciones son tentadoras para aquel inversor que cree que hay una reversión a la media, tenga paciencia y sepa elegir buenas empresas a precio de descuento.

Javier Frachi

Maestría en Finanzas UTDT, 2012

 Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos