Hablemos de Finanzas - 12/11/2013

Argentina, la Energía, y el Talón de Aquiles

Reunión informativa Maestría en Finanzas Universidad Torcuato Di Tella: Miércoles 13 de Noviembre, 19.30h

Comparto nota publicada en Diario La Prensa

Economía
EL TALON DE AQUILES ES LA ENERGIA, SE ACERCA EL MOMENTO DE LA VERDAD EN TEMAS DE FONDO

A este ritmo, la Argentina podría quedarse sin dólares en tres años

10.11.2013 | Para levantar el cepo a la compras de dólares el Banco Central deberá hacer varias cosas al mismo tiempo: anclar las expectativas inflacionarias, generar una tasa de interés real positiva e incrementar las reservas vía asistencia.

POR GERMAN FERMO *

El 31 de octubre pasado el cepo cambiario cumplió dos años y resulta útil analizar dos variables claves relacionadas: evolución de las reservas del Banco Central y devaluación del dólar oficial y blue. La Argentina perderá aproximadamente 11.000 Millones de dólares en 2013, a este ritmo en tres años nos quedamos sin dólares, así de simple. Sin dólares no podremos comprar energía, así de simple. Sin energía no se crece, no se produce, no se genera empleo, así de simple. Ergo: hay muchas cosas urgentes por hacer en Argentina en el futuro cercano.

Tal como le ocurre a la Reserva Federal en Estados Unidos: cuando se crea una criatura heterodoxa uno corre el riesgo de quedar atrapado en la misma: salvando las distancias, el QE de Ben Bernanke y el cepo de Argentina son dos creaciones heterodoxas de las cuales no se sabe cómo salir.

La Argentina entra al cepo con aproximadamente 48.000 millones de dólares de reservas. A dos años del cepo las reservas se acercan a 33.000 millones. El cepo lejos estuvo de alcanzar su principal objetivo: preservar reservas, desde el cepo, la Argentina perdió aproximadamente 15.000 Millones de dólares y en este año solamente se llevan ya perdidos más de 9.000.

El cepo generó una discrepancia entre el dólar oficial y blue. En los últimos 24 meses el blue se devaluó 120% mientras que el oficial un 39%. Primero, una devaluación acumulada del 39% es inferior a la tasa de inflación por lo que aun con cepo el tipo de cambio real siguió apreciándose y con ello se acentuó la pérdida de competitividad.

Segundo, el dólar blue le ha ganado la carrera al oficial generando un aumento de la brecha cambiaria que actualmente ronda 67%. Una brecha del 67% se come la rentabilidad de muchos sectores que tienen sus ingresos ajustados al oficial mientras que sus costos crecen al ritmo del blue.

LOS CUATRO JINETES

En estos dos años de cepo se observan cuatro resultados macroeconómicos preocupantes: a) Pérdida de reservas, b) Pérdida de competitividad, c) Pérdida de rentabilidad, d) Estancamiento económico y del empleo.

Parecería que la decisión de imponer un cepo ha sido incorrecta y resulta clave su liberación para destrabar a la economía. Eliminar el cepo requiere primero de una secuencia de decisiones conducentes a generar un estado de estabilidad previo a la liberación cambiaria. Se me ocurre que la única forma de destrabarlo en un futuro razonablemente cercano es acudir a financiamiento externo para recomponer reservas y darle al Banco Central una razón para convencer al mercado de que una liberación cambiaria es posible en la medida que la Argentina simultáneamente haga varias cosas entre ellas: a) anclar expectativas inflacionarias para que el ahorrista no se sienta motivado para correrse del peso siempre que pueda, b) generar una tasa real de interés positiva creando incentivos para ahorrar en pesos frenando al blue, c) incrementar su stock de reservas vía financiamiento exterior.

La Argentina ha decidido no acudir a financiamiento externo pero esta decisión no es gratis. En reemplazo del financiamiento externo, actualmente financiamos la salida de dólares vía perdida de reservas o sea: en vez de aumentar un pasivo (préstamos en dólares) estamos reduciendo un activo (reservas): a nivel patrimonial es lo mismo.

La Argentina necesita redefinir su política monetaria y fiscal, necesita anclar expectativas inflacionarias, necesita volver a convencer al mundo de que invertir en este país es posible porque el déficit energético requiere de una considerable y duradera inversión sin la cual Argentina se quedará sin dólares en los próximos años. El talón de Aquiles es la energía: se acerca el momento de decidir en materia de fondo. ¿Cuánto podrá seguir creciendo Argentina con cepo cambiario?

* Ph.D., director de MacroFinance; director de la Maestría en Finanzas en la Universidad Di Tella.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos