Diario - 13/11/2013

¿Podrá el Mercado en Pesos frenar al Dólar?

Reunión informativa Maestría en Finanzas Universidad Torcuato Di Tella: Miércoles 13 de Noviembre, 19.30h

Comienzo con el final: el mercado de capitales en pesos podría ser utilizado como un gran aliado para frenar la demanda por refugio de valor hacia el dólar pero para ello es indispensable que los instrumentos en pesos se puedan operar con absoluta sinceridad de precios. Lo potencialmente bueno de esto es que la batalla contra el dólar no necesariamente está perdida pero para que funcione algo se deberá perder a cambio……………..

Por un lado el dólar es un activo más como las manzanas o las zapatillas. ¿Qué quiero decir con esto? Si las manzanas se inflacionan en pesos, el dólar seguramente hará lo mismo. La inflación se define como el aumento sostenido y generalizado del nivel de precios. Por “sostenido” se entiende que la suba es persistente a lo largo del tiempo algo que venimos observando no sólo en la dinámica del dólar blue sino también en la del oficial y también en otros precios. Por “generalizado” se entiende que el proceso de suba afecta a la mayoría de los activos de una economía dada y en este caso el dólar es un activo más y sigue claramente dicha tendencia. (Nuevamente, resulta indispensable estudiar Finanzas en Argentina)

Pero si el análisis del párrafo anterior fuese lo único que afecta a la demanda del dólar, en más o en menos, el mismo debería entonces subir nominalmente al ritmo de la inflación insisto, como una manzana, como un kilo de pan o como un par de zapatillas. El problema con el dólar es que es percibido en especial por los argentinos como “el refugio” de valor y de esta forma se le agrega a la demanda transaccional un factor adicional que explica la tendencia permanente que el mismo tiene hacia la sobre-acción: una demanda por ahorro. Desde que tengo uso de razón los argentinos perciben al dólar como fuente de ahorro y refugio ante cualquier foco de incertidumbre percibida. El argentino tiene una clara tendencia a hedgear “riesgo argentina” localmente vía un long en dólar, en cualquiera de sus formas. (NUEVO Seminario de Trading Electrónico en la Maestría en Finanzas de la UTDT)

No voy a decir nada nuevo con mencionar que la inflación licúa riqueza en pesos por lo que de una u otra forma los argentinos intentan cubrirse de dicha licuación acobijándose en el dólar, a esta altura en cualquiera de sus formas: blue, celeste, tarjeta, contado con liqui, rojo, rosa, gris, etc. Si no se hacen cambios estructurales en la economía argentina esta ansiedad por refugio persistirá por lo que a ese dato me permito tornarlo como un dato, como un parámetro fijo del análisis. Tengo la sensación de que en el corto plazo no habrá cambios estructurales y en este contexto se hace necesario analizar qué alternativas de corto plazo existen para frenar la dinámica del dólar el cual tiene claras consecuencias en la economía real. (Managerial Finance en la UTDT: Una NUEVA forma de enseñar Finanzas en Argentina)

Si se busca frenar al dólar, se hace necesario que el mercado en pesos se transforme en una opción para el ahorrista. Por ejemplo, si hubiese un mercado fluido de bonos ajustables por una inflación fidedigna seguramente una parte del mercado que ahora corre hacia el dólar se refugiaría en dichos instrumentos. Lo mismo ocurriría con los dólar-link: en la medida que el público perciba una velocidad devaluatoria similar entre el blue y el oficial, dichos instrumentos ofrecen una razonable protección frente a la suba del dólar, de hecho en este último tiempo con un dólar oficial devaluándose agresivamente los dólar-link han tenido un rally sustancial. (NUEVA Estructura de la Maestría en Finanzas de la UTDT)

Insisto, el mercado de capitales en pesos podría ser utilizado como un gran aliado para frenar la demanda por refugio de valor hacia el dólar pero para ello es indispensable que los instrumentos en pesos se puedan operar con absoluta sinceridad de precios. Lo potencialmente bueno de esto es que la batalla contra el dólar no necesariamente está perdida pero para que funcione algo se deberá perder a cambio. Tasas más altas con menos crecimiento, un mercado más volátil pero a la vez más sincero en donde se concentren las expectativas de los agentes diariamente, etc. Paradójicamente, el freno al dólar en el corto plazo es el mercado de capitales en pesos, hay muchos pesos y para frenar al dólar es necesario que esos pesos se vayan a otro lado. (La Maestría en Finanzas de la UTDT anuncia su nueva Rama: “Law & Finance”)

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos