Hablemos de Finanzas - 26/01/2014

Dólar Blue y Tasa BADLAR: ¿cómo frenarlo en el corto plazo?

Publicado originalmente en octubre del 2013.

Se ha hecho bastante normal conjeturar sobre el valor futuro de un activo tan preciado en Argentina y paradójicamente tan devaluado en gran parte del mundo emergente: el Dólar Americano, un activo que Ben Bernanke se ha encargado de mega-emitir y ultra-devaluar a lo largo de estos seis años de crisis y tres QEs eternos. Se hace clave diferenciar la dinámica del Blue en el corto y mediano plazo para Argentina.

En el corto plazo, lo del Dólar Blue no es un tema de dirección sino de velocidad. Si Argentina no recompone su posición de Reservas en un entorno de expansión de base monetaria como el actual, el Blue sólo tiene un lugar donde ir: “Norte”, por lo que la dirección está fuera de discusión.

Actualmente Argentina ve dificultado su acceso al mercado internacional que podría prestarle Dólares y con ello vía aumento de stock cambiar la dirección del billete. Por lo tanto, en el corto plazo ante un stock de Dólares decreciente Argentina sólo podría apuntar a restarle velocidad a un proceso que parecería tener una sola dirección. El gran aliado de corto plazo es la tasa local en Pesos la cual si bien no cambiará la dirección del billete ciertamente podría restarle gamma (aceleración). Obviamente que si se utilizase esta herramienta no sería gratis dado que una BADLAR de punta te frena la economía y con ello el empleo. (Managerial Finance en la UTDT: Una NUEVA forma de enseñar Finanzas en Argentina)

Por ahí se escucha que si la inflación en Argentina es “x%” pues bien, el Dólar Blue deberá seguir aproximadamente el ritmo de la inflación porque al final de cuentas el Blue es un precio más si bien es cierto que a diferencia de otros bienes su nivel y comportamiento tiene enormes implicancias en el funcionamiento de toda la economía. La principal razón es que la diferencia entre el Dólar Blue y el Oficial determina un concepto muy utilizado en los “80” que ha ganado relevancia nuevamente: “la brecha cambiaria” y la razón es muy sencilla. (NUEVA Estructura de la Maestría en Finanzas de la UTDT)

Mientras los ingresos de los exportadores en general crecen al ritmo del Dólar Oficial, una parte de sus costos al menos, lo hacen aproximadamente al ritmo del Dólar Blue, de ahí la importancia de la brecha cambiaria y esta brecha depende en gran parte del nivel del Blue. Entonces, ¿cuál es el nivel de equilibrio del mismo? (NUEVO Curso MFIN UTDT: Modelos Financieros Aplicados en Excel)

Dicho nivel está indeterminado porque hay una variable relevante que dependerá de las decisiones futuras que se adopten al respecto en materia monetaria: la tasa de interés local en Pesos. El nivel del Blue con una BADLAR del 20% será muy diferente al que resultaría si ésta fuese del 40%. La tasa local en Pesos entonces es el principal competidor al Dólar Blue y de su nivel dependerá en gran parte el valor de este último. (NUEVO Seminario de Trading Electrónico en la Maestría en Finanzas de la UTDT)

Si la tasa de interés es lo suficientemente alta como para seducir a ahorristas a irse largo Pesos pues bien, el Blue encontraría límites de mercado: siempre es posible un equilibrio entre la tasa de interés y el tipo de cambio. Por lo tanto al pensar en el Dólar Blue de hecho hay que concebir una tríada endógena: a) Tasa Local en Pesos, b) Nivel del Dólar Blue, c) Crecimiento. (La Maestría en Finanzas de la UTDT anuncia su nueva Rama: “Law & Finance”)

Si Argentina quiere un Dólar Blue más tranquilo con una tasa de expansión monetaria en el orden del 30% deberá entonces subir las tasas locales y revertir la negatividad en su tasa de interés real. Para el corto plazo, en la medida que Argentina siga enfrentando una caída de reservas, son pocas las opciones que tiene. Si quiere frenar el Blue esto requerirá poner tasas locales de punta y la victima sería el empleo. Me imagino los dos próximos años a un Dólar Oficial ganándole a la inflación con tasas locales más altas en un intento de reducir la brecha cambiaria pero para que esto sea exitoso se hace crucial ponerle un techo al Blue, ¿será la BADLAR la encargada de esto? 

En el mediano plazo, Argentina bien podría otra vez abrir su Cuenta de Capital, acudir al mercado internacional que todavía y por un tiempo más debería ofrecer tasas bajas (ya no mínimas como en 2012 pero lo suficientemente bajas) en la medida que pueda bajar su prima de riesgo y hacerse de Dólares todavía y no por mucho tiempo más relativamente baratos en el mercado internacional recomponiendo su stock de reservas. El financiamiento a largo plazo sigue siendo extremadamente barato a nivel global y aún luego del formidable empinamiento en la parte larga de la curva americana. Si este fuese el caso, con una mayor oferta de Dólares, el equilibrio resultante sería totalmente diferente: sin embargo, con pocos Dólares, el billete sólo tiene una dirección, “el Norte” y el objetivo debería ser dormirlo todo lo que se pueda mediante herramientas monetarias.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos