Diario - 04/02/2014

¿Nueva Oportunidad de Short Yields en USA?

Tengo la sensación de que ha sido excesiva la baja en la 10yr. yield actualmente cotizando en niveles cercanos a 2.60%/2.65% con una presión adicional dado el flojímo ISM publicado ayer lunes (51 vs 56 esperado), a esto hay que agregarle un NFP este viernes con todas las dudas que genera el crudo invierno en USA. Con el dato sorpresivo del ISM la 10yr. patinó 10 puntos básicos llegando a 2.58% esperando agazapada el dato de empleo del próximo viernes que seguramente seguirá plagado de ruido dada la severidad del invierno americano. A los trades hay que armarlos cuando duelen, y quizá ésta sea una chance que nos da la curva de yields americana en pleno desarme de QEIII.

Habiendo dicho esto, probablemente el movimiento abra la posibilidad de posicionarse Long en TBT (short tasa USA 2×1 duration 20 años) esperando que las yields en USA retomen su sendero ascendente motivado por razones macro-fundamentales y no por aversión al riesgo como es en la actualidad. Parecería que el mercado ha abierto la puerta para iniciar un largo en TBT a los efectos de esperar que el mercado retome el posicionamiento de bonos por razones macro-fundamentales (QEIII Tapering) y no por cuestiones de aversión al riesgo.

La 10yr. yield en USA ha tenido un claro movimiento hacia el sur desde inicios del 2014. Recordemos que como anticipamos oportunamente, dicha yield cerró el año 2013 en niveles del 3% y actualmente ha descendido en torno a 40 puntos básicos lo cual es mucho en el contexto actual. Parecería que las razones de este movimiento no son principalmente macro-fundamentales porque la Reserva Federal ha dado indicaciones muy claras de que el QEIII Tapering ha comenzado y seguirá firme, si bien será gradual QEIII comenzó a culminar y eso sólo debería conservar la presión ascendente de yields.

De este forma, parecería que la baja en la 10yr. yield se debe a un movimiento ocasionado por un incremento en la aversión al riesgo. Recordemos el fuerte castigo que vienen sufriendo los mercados de équities y monedas en mercados emergentes que ha contagiado al G2. El mismo ha llegado a impactar al S&P y a los principales mercados de acciones de Europa. El S&P está -5% abajo del agua en lo que va del año y el retorno del IBEX (EWP) en dólares por citar uno, ha seguido la misma dirección. Para mercados emergentes la situación ha sido mucho peor con el retorno en dólares del EEM (ETF que replica équities de emergentes en dólares) colapsando en lo que va del año cerca de -10/11%.

Es probable que estos movimientos de éxodo de posiciones en emergentes hayan sido los responsables de una sostenida y significativa ola de aversión al riesgo que ha motivado demanda coyuntural de bonos del Tesoro Americano como refugio de valor y eso generó una suba de sus precios y por lo tanto, caída respectiva de sus yields. Sin embargo, estos movimientos nada tienen que ver con las claras señales que la Reserva Federal está dando al mercado referido al retiro gradual pero sostenido de sus estímulos y eso debería seguir presionando a las yields hacia arriba una vez disipada la ola de aversión cuando nuevamente el mercado se concentre en las razones macro-fundamentales que impactan a la curva de yields en USA. El QEIII Tapering probablemente sea “el driver” del 2014.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos