Diario - 03/04/2014

El agobiante costo de la deuda argentina: 10% anual

Inicio del Programa a mi cargo: Mercados Financieros Globales

El martes pasado un gran amigo, Freddy Vieytes, dio cátedra en la UTDT exponiendo sobre estrategias de posicionamiento en las curvas de bonos argentinos. Aprendimos mucho de Freddy y eso motivó el presente artículo. Gracias Freddy, sos un grande  y diste cátedra!!

Argentina tiene un claro juego de Póker para jugar con Wall Street, está en nosotros hacerlo…..

Fuente: Reuters Eikon

Tenemos la prima de riesgo soberana más alta del Planeta Tierra, mientras Argentina exhibe una prima a cinco años de 2.000 puntos básicos Grecia sólo cotiza a 448 o sea, somos 5 veces Grecia lo cual es una clara exageración y bastaría con un par de señales pro-mercado para que el riesgo país baje rápido, abaratando el costo de financiamiento lo cual es clave para un país que se está quedando sin dólares y necesita recomponer su stock de capital. Podemos alarmarnos al ver que Argentina paga 10 veces las primas de riesgo de nuestros vecinos o mirar la tabla con un ojo especulativo y ver en ella una enorme oportunidad, ciertamente esta tabla es no apta para cardíacos o pesimistas. (Entrevista radial en “No somos nadie” de JP Varsky)

El riesgo país argentino a 5 años cotizado en el mercado de CDS es más de diez veces el de Chile, Colombia, Perú, Uruguay o Brasil. El BODEN 15 exhibe una yield cercana a 9%, el BONAR 17 rinde 11.50%, por lo tanto, Argentina a dos años rinde un 10% aproximado. Sin embrago, las yields en dólares de nuestros vecinos a dos años rondan el 1%. Entonces, Argentina a dos años tiene una prima de 900 puntos básicos de riesgo superior, lo cual es enorme.

Brasil puede financiarse a dos años al 1.2% anual mientras que nosotros podríamos hacerlo al estrepitoso 10% anual. Antes de encarar un proceso de endeudamiento sistemático, Argentina necesita bajar su agobiante prima de riesgo, de lo contrario la nueva deuda se tornaría insostenible. Pero además, una prima de riesgo tan elevada tambíen afecta a la inversión real castigando valores presentes en forma muy significativa. Supongamos un proyecto de inversión que paga una suma única a diez años de 100 dólares. Si dicho proyecto se valuase en Chile valdría 67 dólares (4% anual), mientras que si el mismo se valuase en Argentina (a un 10% anual y soy muy generoso) valdría 38 dólares o sea 43% menos: no hay proyecto de inversión que sobreviva al actual riesgo argentino, un riesgo percibido tan alto termina siendo un claro enemigo del crecimiento sostenido.

Argentina requerirá de inversiones de largo plazo a los efectos de reconstruir su stock de capital en especial para resolver la crisis energética. En un escenario de déficit fiscal con necesidades de inversión, el endeudamiento externo es la única alternativa posible. Pero no sólo es necesario que a Argentina le abran la puerta al financiamiento sino que el peaje a pagar no sea agobiante. Para que endeudarse sea sostenible se deberá generar una significativa caída en el riesgo país, la cual dependerá de las medidas que se tomen en los próximos años.

¿Cómo se baja la prima de riesgo? Argentina necesita seducir a los mercados internacionales con un plan creíble y sustentable. Comenzar con un plan anti-inflacionario que ataque la emisión monetaria y el déficit fiscal, acordar con el Club de París y cerrar definitivamente el problema de los hold-outs serían logros altamente valorados por la comunidad internacional. Urge dejar de cotizar como junk en los mercados de deuda (por junk se entiende bonos de baja calidad crediticia y por lo tanto alta yield).

El acuerdo Repsol/YPF ha sido bienvenido en Wall Street quien a su vez es el principal jugador en determinar el precio de los bonos argentinos y sus yields. Estos pibes sólo buscan la próxima gran historieta y tengo la sensación de que están ávidos de encontrar en Argentina una promesa hacia la quasi-ortodoxia que les dé una excusa para comprar bonos baratos y hacerlos subir para luego vendérselos a otros. Si Argentina siguiese el camino quasi-ortodoxo iniciado post-devaluación, Wall Street podría comenzar a recomendar Argentina generando colapso de yields y reduciendo el peaje para volver a endeudarnos. Wall Street es seducible en la medida que articulemos la historieta correcta. Conclusión: Argentina tiene un claro juego de Póker para jugar con Wall Street, está en nosotros hacerlo…..

Fuente de la imagen

Un comentario para El agobiante costo de la deuda argentina: 10% anual

  1. Gustavo figueroa dice:

    Muy buena entrada.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos