Diario - 07/05/2014

Ante una destrucción de correlaciones: las monedas están tradeando cualquier cosa

Inicio del Programa a mi cargo: Mercados Financieros Globales

Justamente conversaba ayer con un colega y le comenta: “cada vez creo menos en estos mercados de m….”

¿Así que ahora cuando el S&P se pone negativo al dólar americano le hacen selloff global? Por ejemplo ayer con un S&P que rondaba el -1% observábamos al Dólar Australiano raleando lo cual es un evento que normalmente no se observa. O sea, el Aussie Australiano es una moneda high beta y normalmente está negativamente correlacionada con la aversión al riesgo. Si el S&P está negativo, la venden y si el S&P está positivo, la compran, así de simple. Lo mismo en general ocurre con el Euro, antes el S&P negativo generaba ventas en esta moneda incomprensible, ahora parece que la negatividad del S&P generaba sobre-compras en la moneda europea. Tenemos a una Fed que está en retirada de QEIII y a una Zona Euro al borde de la deflación y sin embrago el dólar hace selloff contra el Euro, incomprensible.

Tengo la frustrante sensación de que tantos años de distorsiones históricas e interminables han confundido al mercado al punto tal que correlaciones clásicas en monedas, un activo que como saben sigo mucho, han sido virtualmente exterminada.

Y a esto hay que agregarle a la confusión el hecho de que a pesar de una Yanet Yellen tan dovish como su predecesor Ben Bernanke, hay dos cosas que le deberían jugar a favor del dólar: a) QEIII termina en 2014, b) la economía americana está mejor que un año atrás. Entonces, si un año atrás el dólar no hacia selloff contra otras monedas, ¿por qué lo está haciendo hoy?

Seguimos en un mercado demencial engordado a fuerza de emisión monetaria en donde cuando el S&P se torna negativo la única historieta que parece encontrarse es “Ucrania sí”, y cuando está positivo es “Ucrania no”. La realidad es que la Reserva Federal ha convertido a la profesión del asset management en un chiste, hace años que todo esto es una mentira gigantesca en torno a un circo de historietas que ni siquiera tienen ya condescendencia económica. El mercado actualmente no es más que un grupo de monos apretando botones y reflacionando cada vez que pueden sin comprender por qué lo hacen.

El gran ausente parecería ser el concepto de correlación a largo plazo y cuando veo que ya se comenta que el nuevo “safe haven” es el Euro, se me arma un cosquilleo en el estómago que al menos me da risa.

Creo que más que nunca se pone en vigencia la frase más brillante que he leído en finanzas y pertenece al gran Keynes: “los mercados pueden permanecer irracionales por mucho más tiempo de lo que uno puede quedar solvente”.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos