Diario - 13/05/2014

Shortear Tasas y Euros: Los Dos Trades más Frustrantes del Lustro

En una semana comienzo con el Programa “Mercados Financieros Globales” en Educación Ejecutiva de la  UTDT: Inscripción online.

Hace años ya que cuando uno observa la 10yr yield se genera la sensación de que está tan baja que a uno lo tienta shortearla. Sin embargo, shortear tasa es carísimo no sólo porque a los shorts en este año le hicieron la doble-Nelson con una 10yr comenzando en 3% y amagando a irse a 4.5% y sin embargo hoy la vemos haciendo nada en 2.60%, sino también porque al estar short aún con una tasa sin moverse te comés el rol negativo el cual lejos está de ser un detalle trivial. Shortear tasa ha sido una receta excepcional para perder todo el tiempo aún con un paradójico fin de QEIII a la vuelta de la esquina, lo cual es algo que me confunde significativamente.

Por lo que aquellos crónicos shorteadores de yields se encontraron con una Fed que por cada día que te suena hawkish usa los 45 días restantes para aclararte que en realidad no dijo lo que dijo y no insinuó lo que insinuó y el mercado se olvida del Tapering de QEIII y todos volvemos otra vez a reflacionar esta vez, al ritmo de Janet Yellen. Podemos meter en el mismo grupo a los shorteadores crónicos de S&P que desde hace un año y medio por cada día negativo se comen dos semanas implacables de subas con los bulls en absoluto control de este circo reflacionario al que nos condujo la Reserva Federal.

Y en medio de este mercado demencial uno ve al Euro y el mismo implacablemente opera como si toda Europa tuviese una economía real al ritmo de Alemania. Lejos quedaron ya todas las historietas de la Europa PIIGS al punto tal que a veces hasta hace falta aclarar lo que la palabra PIIGS significaba.

El euro este año comenzó en 3780 con una 10yr en 3%, llegó la semana pasada en el intradiario a los 40 y con un Draghi que va y viene ahora colapsó 250 pips en horas operando al cierre del viernes pasado en 3750, claramente el mercado estaba long euro y el cierre de los shorts generó este colapso tan brusco y tan rápido. Lo del Euro es otra paradoja difícil de entender pero bueno, estamos en mercados que hace años no operan un sólo fundamento y en este quilombo reflacionante en el que estamos atrapados, las correlaciones y niveles perdieron su ancla o mejor dicho todos los trades terminaron siendo anti-dólar y nada más que eso. Por momentos el dólar opera más dovish en 2014 con una Fed en retirada que como lo hacía a comienzos del 2013 lo cual me suena a ineficiencia de mercado priceada en las monedas. Ni siquiera la aversión al riesgo opera ya bullish dólar lo cual era un clásico de mercados: si al S&P lo vés negativo comprate el dólar.

Pero lo cierto es que el ciclo de la economía real americano se ve mucho más sólido que el Europeo. También parecería observarse que el ciclo monetario americano lejos está de ser todo lo dovish que alguna vez fue durante esta crisis y el riesgo deflacionario todavía vigente en Europa con una economía real muy débil apunta quizá a un cambio de ciclo relativo donde veríamos a un Banco Central Europeo sonando más dovish y a una Fed que aunque le cueste necesita ir saliéndose de esta fiesta de emisión monetaria para que no terminemos como empezamos: Lehman 2008.

Hace muchos años que opero monedas y las mismas me enseñaron que en un mes pueden hacer todo lo que no pudieron en un año, el ejemplo más reciente de esto es el Yen Japonés.

  • ¿Estaremos llegando finalmente a un punto de inflexión en el ciclo de política monetaria entre USA y Europa?
  • ¿Finalmente comenzaremos a percibir un Banco Central Europeo relativamente más dovish que la Reserva Federal de Yellen?
  • ¿Tendrá sentido si este contexto se materializa, imaginar un fin de QEIII en 2014 con un Euro sintiendo el impacto y yéndose a 30? 
Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos