Academicas - 18/06/2014

La decisión de la Fed y los márgenes para el carry trade

La incertidumbre en torno a la próxima reunión dela Reserva Federa lde USA (Fed) interrumpió la suba sostenida en los precios de las acciones de EE.UU., que de todas formas siguen cotizando en torno a los máximos históricos (el S&P 500 se ubica en 1.940 frente al pico de 1951), en un contexto donde las tasas de interés de largo plazo se mantienen en el terreno de 2,64% en consistencia con un incremento de la volatilidad financiera muy en el margen (el VIX pasó de 11,6 a 12,6).

Hacia adelante, las expectativas del mercado estarán enfocadas en la reunión de este miércoles de la Fed.Eneste contexto, se espera que la autoridad monetaria anuncie un nuevo recorte de US$10.000 millones en el programa de emisión monetaria asociada a la compra de bonos de largo plazo en consistencia con la aceleración evidenciada en el ritmo promedio de creación de empleo mensual (de 150.000 a234.000 en los últimos tres meses) y el escenario de Fed tapering gradual. Con respecto al escenario macroeconómico, se espera quela Fed modere las proyecciones de crecimiento económico, luego de la caída evidenciada en el primer trimestre del año, y que corrija ligeramente a la baja las proyecciones de tasa de desempleo, en sintonía con una suba de la inflación proyectada para los próximos dos años. Este escenario de una convergencia más rápida de la economía norteamericana hacia un escenario de pleno empleo y estabilidad de precios estaría en línea con el descenso de la tasa de desempleo registrado en los últimos meses hasta el nivel de 6,3% (nivel proyectado porla Fed hacia fines de este año) y con la recomposición en el margen de la inflación (variable que pasó de 1,1% a 1,6%, según el deflactor de consumo quela Fed tiene incorporado en su función de reacción).

Si bien este escenario no adelantaría en el tiempo el ciclo de suba de tasas dela Fed–proyectado para el segundo semestre de 2015- frente a los factores de histéresis en el mercado de trabajo -el desempleo de largo plazo y la caída en la tasa de participación de la oferta de trabajo- y el alto endeudamiento de las familias, el mercado estará atento a la proyección del nivel de la tasa de interés de referencia que los participantes del Comité de Política Monetaria tengan incorporado en el modelo a partir del segundo semestre de 2015. En particular, el foco estará puesto en el nivel de la tasa de interés de referencia consistente con un escenario de largo plazo con pleno empleo y estabilidad de precios. En este contexto, el nuevo “caballito de batalla” dela Fedque tendrá a disposición para estabilizar los mercados financieros, mantener relativamente bajas las tasas de interés de largo plazo y acotar los niveles de volatilidad en el contexto de un retiro gradual de los estímulos monetarios, pasaría por ratificar una expectativa de tasa de interés de referencia de largo plazo (2% / 3%) en niveles menores a la tasa de interés neutral consistente con los parámetros tradicionales dela Reglade Taylor (en torno al 4%).

 

Hacia adelante, la aceleración del crecimiento de USA y la expectativa de una finalización de la compra de bonos de la Fed(i.e. Fed tapering) en octubre de este año podrían reactivar la tendencia suavemente ascendente de las tasas de interés de largo plazo de los bonos soberanos de USA. Si bien este escenario podría acotar los márgenes de ganancia de capital asociados a una mayor compresión de spreads en la renta fija emergente, que ya se encuentran en los mínimos pre crisis, el anclaje de la tasa de interés de corto plazo de la Fedhasta el segundo semestre de 2015 y el estímulo monetario del Banco Central Europeo permitirían seguir capturando el carry de los bonos emergentes cuyos Bancos Centrales sobre reaccionaron con la suba de la tasa de interés para estabilizar la salida de capitales frente a la expectativa de Fed tapering, y que empiezan a presentar señales de estabilización en el déficit de la cuenta corriente externa. Y donde en todo caso, el riesgo de tasa de interés asociado a un adelantamiento en el tiempo del ciclo de suba de tasas en USA podría acotarse vía la confección de un swap de tasa de interés a pagar la “tasa fija” consistente con la tasa forward implícita en la curva de rendimientos de la deuda soberana de USA (0,87% la tasa forward de un año a partir de junio de 2015) y a recibir la “tasa variable” del período correspondiente (en este caso junio de 2015). Todavía, el semi anclaje de las tasas de interés de corto plazo en un contexto donde la dinámica de la inflación y el desempleo en USA empezarían tarde o temprano a presionar sobre las tasas de interés, hace atractiva la cobertura del riesgo de tasa de interés, que de todas formas se ha encarecido en las últimas semanas (la tasa forward de un año estaba en 0,68% hacia fines de mayo).

 

Federico Furiase

Economista de Estudio Bein & Asociados.

MFIN Torcuato Di Tella 2013

 

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos