Hablemos de Finanzas - 14/09/2014

¿Será cierto que Dios es Peronista?

Ojo, mucho ojo que desde el jueves pasado con los datos de PBI en USA, más un BCE que parecería alinearse con la Fed bajando tasas, más un sorprendente NFP superando en 100K al esperado, más el aparente colapso del shutdown como historieta negativa de la economía en USA, la 10yr. se pegó un viaje de casi 20 puntos básicos en la semana cerrando en 2.75% y poniendo nuevamente en el primer lugar de las historietas al DecTaper o sea, “December Tapering”. En este contexto, el Dólar volando, commodities bajando, emergentes haciendo selloff versus S&P y aquí voy con el artículo de hoy entonces.

Desde el retorno a la democracia en 1983, Argentina ha tenido cinco Presidentes elegidos por el voto popular: Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner y Cristina Kirchner. Aunque sorprendentemente muchos argentinos lo desconocen, los destinos económicos de nuestro país están muy ligados al ciclo de tasas que sigue la Reserva Federal de Estados Unidos por una sencilla razón: somos un país exportador de commodities en donde el sector agro-exportador tiene una enorme influencia en la dinámica de la economía local. (Nuevamente, resulta indispensable estudiar Finanzas en Argentina)

A su vez, normalmente cuando la Fed entra en ciclo de baja de tasas pone a los commodities de punta como en la actualidad. Por el contrario, cuando entra en ciclos de subas de tasas genera normalmente precios muy bajos de commodities como ha sido por ejemplo el ciclo de subas de Paul Volcker en los 80s. El gráfico de abajo precisamente muestra la relación entre la soja y la tasa de referencia de la Fed desde 1982. (Managerial Finance en la UTDT: Una NUEVA forma de enseñar Finanzas en Argentina)

En este contexto, Argentina tiene cero influencia en las decisiones de la Fed o sea, si te tocan tasas bajas o tasas altas es el producto de la buena suerte o de la mala suerte, hay cero capacidad de influenciar desde Argentina este resultado. De hecho, el propio ciclo económico de la Reserva Federal marca su ritmo de tasas y en ese sentido somos un país altamente dependiente de dichas decisiones tal como muchos de nuestros vecinos.

Normalmente, cuando la soja está cara a Argentina le va razonablemente bien, cuando la soja está barata ocurre en general lo contrario. Veamos en números (basado en “1-month futures” de soja) qué destino “tasas/commodities” le ha tocado a cada Presidente electo:

Como vemos, a los Radicales les ha tocado los peores precios de Soja estando de la Rúa primero y seguido por Alfonsín. Si uno cambiase el criterio de clasificación y ordenásemos por nivel de tasa de referencia de la Fed, tendríamos:

En este caso, Alfonsín tuvo que padecer un ciclo tremendamente agresivo de suba de tasas encarado por Paul Volcker para frenar lo que en ese entonces era una economía americana con altísimas presiones inflacionarias, la 10yr yield superó el 15% en ese entonces cuando hoy nos parece alta verla en 2.75%. Y en la parte corta de la curva tampoco hubo respiro: lo que hoy es una tasa de referencia de 0%, para Alfonsín llegó a significar una de hasta 11.50%. (NUEVO Curso MFIN UTDT: Modelos Financieros Aplicados en Excel)

Finalmente, a los Presidentes Néstor Kirchner y Cristina Kirchner les ha tocado las tasas más bajas y la soja más alta desde la vuelta a la democracia en 1983. En general, a los dos periodos Radicales les ha tocado la peor asignación de tasa/soja mientras que a los gobiernos peronistas los acompañó en general una soja mejor y una tasa más tranquila. Con soja baja y tasas altas, ninguno de los dos gobiernos Radicales ha podido culminar su periodo de gobierno, a Alfonsín lo sucedió anticipadamente Menem, y De la Rúa se fue en helicóptero siendo sucedido transitoriamente por Duhalde.

Al ver esta dinámica y al ver cómo está empezando a mover la Fed desde USA con su demorado pero inminente QE Tapering, sería útil comenzar a escuchar debates referidos a cuál será el plan B de las propuestas políticas que se escuchan si desde ahora la crisis internacional entra en un lento pero nuevo paradigma en donde de un escenario de tasas históricamente bajas nos comenzamos a encaminar a otro de tasas bajas pero ya no mínimas y crecientes. Sería muy útil a nivel social que los políticos dejasen de hablar sólo para la tribuna y le cuenten a la sociedad argentina qué plan tienen en los próximos cinco años para adecuar la economía del país a lo que probablemente sea un claro empinamiento de la curva de yields en USA con un alto impacto potencial en commodities: tarde o temprano, la suba de tasas llegará. Cruzo los dedos y que no se nos escape la tortuga esta vez pero me preocupa no escuchar a un sólo candidato político para el 2015 hablar de cómo empezamos a prepararnos para hedgear al país ante una suba en la 10yr. yield de USA ¿o será que nadie tiene plan B?

Fuente de la imagen

3 comentarios para ¿Será cierto que Dios es Peronista?

  1. Gerardo Moscoloni dice:

    Posiblemente en los 80s China no representaba lo que es hoy. ¿Podriamos pensar en que esa relación soja/tasas sea morigerada por el nuevo orden mundial?

  2. gfermo dice:

    Probablemente, aunque en los 80s tampoco había tres QEs de la Fed, uno de Inglaterra y otro de Japón. Veremos

  3. Guido dice:

    Los políticos no tienen ni idea de lo que es una 10 year yield.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos