Diario - 22/12/2014

Un Vómito con Sabor a Petróleo

IMPORTANTE: Éste probablemente sea el último artículo del año 2014 a menos que el 29/12 me agarre muy inspirado, no quiero dejar pasar esta oportunidad sin agradecerles a quienes leen estos delirios que suelen ser mis artículos semanales, ha sido un honor para mí compartir con ustedes mi view de coyuntura local e internacional durante el 2014 y les deseo a todos un buen 2015. Mamita….qué 2015 se viene para Argy!!…ya estoy ansioso.

RUMORES DE TAXI: La semana pasada en un taxi me cantaron este trade: “pibe, hay que shortear petróleo”. Mmmmm, ojo, porque cuando un “potencialmente desinformado” te canta un trade probablemente hay que hacer el opuesto, quizá vino escuchando esta historieta desde hace cuatro meses y llega tarde (¿tarde?). También recuerdo otras instancias hacia fines del 2011 en donde en un taxi escuchaba: “pibe, hay que irse largo oro, seguro que quiebra los 2.000″Me pregunto entonces: ¿si el petróleo no puede quebrar 50, podrán finalmente los bulls tomar control y hacerlo ralear simplemente por una cuestión técnica? ¿De tanto ir a buscar 50 y no poder, se cansará de hacer selloff? ¿Se animará el petróleo a quebrar el rango mínimo o máximo de los últimos días: 53/58?

CRÓNICA DE UN VÓMITO ENERGÉTICO: Los mercados vomitan todo el tiempo, lo hicieron en 2008 con Lehman, lo volvieron a hacer en 2010 y 2011 con la crisis de deuda PIIGS y ahora en estos tres meses hemos observado una liquidación masiva en el sector energético tanto en équity como en renta fija que a uno se le hace agua la boca con Rusia por ejemplo, rindiendo entre el 12 y 15% en la parte media/larga de la curva. Independientemente de las cuestiones geopolíticas que puedan justificar semejante baja del petróleo, tenemos una industria entera que se encarga de llevar y traer al mercado todo el tiempo, esta vez, fue energía. Y si bien ahora todos los días tenemos una lista interminable de muñecos que te hablan del “obvio” exceso de oferta de petróleo, hace sólo tres meses atrás a estos mismos muñecos no los encontrábamos por ningún lado. Así que prepárense para que, en algún momento del 2015 comiencen las historietas bullish energía y rebroten los muñecos del otro lado de la ecuación, siempre es así, no cambiará nunca.

Estos últimos cuatro meses han sido fulminantes para el petróleo que lo vio operar en niveles cercanos a USD 108 para hoy tenerlo en la zona del 53/58. La semana pasada parecería que el petróleo quedó atrapado en un agresivísimo rango de trading con variaciones intradiarias de hasta 5% en la zona de 53/58 que describe una pelea bestial entre bulls y bears. Este formidable e histórico colapso del petróleo se llevó puesto a cuanto équity relacionado a energía está cotizando en el mundo y ha puesto además una fenomenal presión sobre soberanos con exportaciones altamente dependientes de este commodity. El ejemplo más emblemático sin dudas es Rusia que ha visto al Rublo colapsar sin piso llegando a depreciarse al 100% anual, con su mercado de équity desplomándose y su curva soberana, a pesar de contar con más de USD 400Bill. de reservas, volando por el aire en la zona del 15%. (MFIN UTDT NUEVA orientación en MANAGEMENT: NEGOCIACIÓN Y ESTRATEGIA)

Queda claro también que en este entorno, ante la duda, sacudieron a cuanta moneda de emergente que cotice libremente anda dando vueltas por el mundo en un clásico achique de riesgo, cierre de carries y apreciación de monedas de fondeo, a esta historia la vimos varias veces si bien para remontarnos a semejante violencia deberíamos irnos a los días de la quiebra de Lehman o a la parafernalia de la crisis de deuda griega.

Queda claro entonces que los mercados de riesgo se han pasado estos últimos 90 días lisa y llanamente vomitando riesgo energético al punto tal de poner en riesgo al concepto de équity emergente y high yield en general. Varias veces comenté lo importante que es darle tiempo al equilibrio general a que se acomode a una nueva realidad con commodities bajo presión y un dólar más fuerte. El problema es que cuando la Fed queda fuera de control de estos ajustes, la delicadeza y cálculo milimétrico con el que Bernanke y ahora Yellen brillantemente han conducido al mundo entero desde el 2007 se pierde y entran a jugar una serie de monos con revólver que ponen en riesgo al equilibrio general actual, burbujeante o no, pero equilibrio al fin. (MANAGERIAL FINANCE: una nueva forma de enseñar Finanzas en Argentina)

Lo interesante es que a mí particularmente, me preocupaba la velocidad a la que el inútil BCE (Banco Central Europeo) depreciaría el euro y sin embargo el bofetazo vino desde un mercado al que no miro, al que nunca operé y al que no entiendo: petróleo. Lo interesante además es ver cómo de golpe el mundo entero empezó a operar cualquier cosa con un ojo puesto en petróleo y las correlaciones cambiaron abruptamente. Ahora y sin pedir permiso el driver principal del mercado es el petróleo, falta que finalmente esta bestia incontrolable alcance un piso de estabilidad (y no me pregunten cuál es porque no tengo la absoluta menor idea). (Más de VEINTE Cursos Nuevos, PERMANENTE INNOVACIÓN ACADÉMICA MFIN UTDT)

Y en medio de este vómito global de energía y monedas emergentes de alto carry, la semana pasada otra vez más retorna la coherencia de una Fed que comprende como nadie y en esto parafraseo un tweet de Damián Rodríguez lo siguiente: “único banco central que entiende que una transición ordenada hacia un nuevo equilibrio de precios relativos se logra con expectativas claras”. La Fed si bien insinuó cierta presión en la parte corta de la curva habló de paciencia y eso bastó para que el S&P y cuanto mercado de équity esté operando ralease en los últimos días de la semana pasada en forma muy agresiva. El petróleo intentando hacer piso en la zona de 55 le dio enorme oxígeno a todo el sector energético que en tres días para ciertos stocks llegó a hacer de punta a punta 25%, repito 25% en tres días. Fenomenal volatilidad para un mercado que me parece se pasó de rosca y está sobre-vendido hasta la coronilla sector energético y por lo tanto, vulnerable a cualquier mini-noticia positiva que genere short-coverings dado que todo el mundo parecería estar short petróleo. (NUEVO: Seminario de Trading Electrónico, Maestría en Finanzas UTDT)

Los dejo con ésta: ¿se vendrá en el primer trimestre del 2015 una diferenciación relativa de équity y deuda energética? Fundamental observar los energéticos que pudieron vender sus stocks de producción a niveles de hedge versus los que no lo hicieron. Fundamental diferenciar entre bonos energéticos de alto endeudamiento vs los que tienen pocos compromisos de cash. La estabilización del petróleo será clave para que el mercado pare de vomitar y vuelva a pricear fundamentos de cada compañía en forma diferenciada. Insisto con algo que comenté en mi artículo anterior: tengo la sensación de que el 2015 va a tradear mucho más fundamento micro que macro y esto no lo vemos desde el 2006, bienvenido sea!

Fuente de la imagen

6 comentarios para Un Vómito con Sabor a Petróleo

  1. stella dice:

    Ha sido un honor para mí, encontrar con quién compartir un “razonamiento inteligente”.

    Buen año también para vos!!

  2. gfermo dice:

    Abzo gde!

  3. Victor dice:

    Muy buenos todos los comentarios y analisis que presentaste. Buen año.

  4. Miguel de la Bouillerie dice:

    German te vengo siguiendo del programa de compro y vendo, estoy sorprendido lo que sabes gracias a tus comentarios opero en forma positiva.

    saludos
    MB

  5. gfermo dice:

    Abzo!

  6. Guido dice:

    Por ahi es un delirio lo que estoy diciendo. Pero la deflación, ¿no es buena para las acciones? Los bancos centrales usan esa excusa para no subir las tasas y para emitir más, y eso hace subir los precios de las acciones.

    En cambio, en la década del 70, cuando había inflación, los P/E eran menos de 10 porque los bancos centrales hacían lo contrario.

    Entonces creo que la conclusión debe ser: la deflación es buena para las acciones.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos