Diario - 27/04/2015

Fed vs BCE: de la Reflación a la Depreciación del Euro

Mañana martes se viene el Seminario de Trading en la Maestría en Finanzas de la UTDT. En esta ocasión estaré presentando personalmente sobre mercados internacionales de tasas y monedas.

No me sorprendería ver pasar 10 años y seguir leyendo los titulares sobre deuda griega. Grecia es uno de los tantos reflejos que denota una Zona Euro que no fue pensada para sobrevivir a la magnitud de la crisis 2007/2008. Y seguimos en este juego interminable y hasta aburrido de ver a un Grecia “que paga o no paga” o a la que le hacen “bailout o no bailout”.

Lo cierto es que la Zona Euro en 2015 está pagando las consecuencias de una histórica falta de reacción del BCE a los embates monetarios de la Fed iniciados desde el 2007. La Zona Euro no hizo más que perder empleo y competitividad para un euro que llegó a cotizar sobre 1.60 complicando sustancialmente la supervivencia de Europa del Sur en general, menos productiva que la del norte.

En este contexto se hace interesante analizar los objetivos que el QE del BCE persigue relativos a los de la Fed en su momento y son muy distintos dadas las distintas estructuras económicas de ambos bloques y tendrá probablemente consecuencias en el armado especulativo de posiciones de monedas. Queda muy claro que el principal objetivo de la Fed en sus tres QEs fue el de reflacionar al S&P y con ello generar un formidable efecto riqueza que potenciase principalmente el consumo o sea, el QE de la Fed fue en esencia REFLACIONARIO. Recordemos que los americanos ahorran mucho en équities y de ahí el énfasis de Bernanke en generar inflación de activos.

Por el contrario, en Europa el mercado de acciones no está ni cerca de ser lo importante que lo es para USA respecto al ciudadano estándar. A diferencia de USA, los europeos no están ni cerca de ahorrar en acciones lo que hacen sus pares americanos y es por esa razón que el QE del BCE probablemente no tenga como principal objetivo la reflación. El principal objetivo del BCE probablemente sea DEVALUATORIO y de esta forma devolver vía depreciación del Euro la competitividad perdida en tantos años de laxedad monetaria de la Fed.

Que claro que el BCE movió en ese sentido y un euro que en el tercer trimestre del 2014 cotizaba en 1.40 lo hace ahora en la zona del 1.05/1.10. Tengo la sensación de que en los próximos meses veremos a un Euro cotizando incluso más abajo que estos niveles quebrando probablemente paridad contra el dólar en un intento sustancial del BCE de recuperar mucho del empleo perdido por la Zona Euro después de tantos años incomprensibles de hawkishness monetario.

Recordemos que en plena crisis de deuda griega el BCE inició un mini-ciclo de suba de tasas de referencia. ¿Por qué mini-ciclo? Porque a meses de haberlo iniciado llega Draghi al BCE y con él un arsenal monetario muy similar al implementado por la Fed desde el 2007. El problema es que Draghi llegó varios años tarde y por lo tanto la presión sobre el euro probablemente deba ser mayor a la actual aun después de haber observado un colapso importante en la moneda europea desde los últimos meses del 2014.

Conclusión: tengo la sensación de que todo rally del euro sigue siendo oportunidad de short.

Fuente de la imagen

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos