Diario - 21/03/2016

Despilfarro Fiscal y una DéKada Perdida: Argentina Merece Rendición de Cuentas

Twiteaba: “Gradualismo simétrico: deberíamos contemplar que si pedimos costos en cámara lenta no deberíamos reclamar beneficios en cámara rápida”.

Será imposible evaluar la gestión del Presidente Macri si no entendemos el despilfarro fiscal que heredó de la administración anterior.  La soja más alta y las tasas más bajas de la historia y todavía tenemos que escuchar que en la Argentina no hay cloacas, ¿quién fue el verdadero buitre de la déKada perdida? Ningún gobierno en el país desde el retorno a la democracia ha tenido un contexto internacional tan favorable y aun así estamos quebrados. El peronismo menemista emitió deuda en moneda extranjera para financiarse, el peronismo kirchnerista emitió pesos para financiarse. Ambos fueron fiscalmente deficitarios, en su esencia básica han sido idénticos: gastaron más de lo que había y cuando el estado gasta de más, la sociedad toda lamentablemente debe pagar las consecuencias del despilfarro pasado, lo cual es inaceptable. (Mi nota del domigo: “Desde Mayo 2016: Tasas bajando al 20%, Dólar subiendo a 17″).

El periodo 2009/2011 fue para economías exportadoras de commodities uno irrepetiblemente positivo, que dio una oportunidad única de que sus respectivos bancos centrales pudiesen incrementar sustancialmente sus reservas en dólares. A esto hay que sumarle que desde el 2008 vivimos en un entorno de tasas históricamente bajas en donde fondearse en moneda extranjera ha sido sustancialmente barato. Cuando se escucha a la administración anterior describir al deseKilibrio actual parecía que lo conciben como un evento exógeno, como si otro hubiese gobernado en estos 12 años. Pues bien, los resultados de la gestión anterior se pueden resumir contundentemente en tres calamidades con altísimo costo social para la nación argentina: a) desde el 2007 la inflación acumulada supera el 550%, b) al Banco Central lo dejaron con reservas negativas, c) formidable déficit fiscal tanto nacional como provincial. La nación argentina ha sido saqueada. ¿Se entiende? Porque si no entendemos esto será imposible comprender y evaluar la gestión del gobierno del Presidente Macri. (Mi nota radial con JP Varsky: “Holdouts, Ajuste o Shock y otras Frutas”).

Twiteaba:

Con gradualismo o no, los argentinos pagarán los costos del despilfarro de la déKada perdida. Es hora ya que la justicia deje de ser gradual”.

“Viejo paradigma argentino: El despilfarro de unos pocos los paga la sociedad toda, simplemente no es justo, alguna vez hay que decir basta”.

Comprendo las razones de un gradualismo económico. Ser gradual en lo económico implica preservar la herencia K por muchos años: acostumbrémonos a observar un Banco Central muy restringido y con pocos grados de libertad. Acostumbrémonos también a observar a un Ministerio de Hacienda muy restringido y con pocos grados de libertad y soy redundante bien a propósito. Ambos equipos saben que la restricción política es enorme, Argentina votó CAMBIO GRADUAL y eso no puede generar otro efecto que mejoras en cámara lenta, no existe apoyo de la sociedad para otra cosa. Los argentinos entonces deberemos comprender que el gradualismo económico TIENE COSTOS, los variados y muy significativos problemas que hoy padece la nación argentina, fruto de la gestión anterior, estarán aquí para acompañarnos por muchos años: inflación, desempleo estructural, escases crónica de dólares, déficit de inversión real, etc. (Mi nota del domingo con Florencia Donovan y Diego Cabot: “En 45 días, las tasas van a aflojar y el dólar va a recuperar su tendencia alcista”).

Por lo tanto, CAMBIEMOS desde lo económico quizá no pueda ser otra cosa que CAMBIAR EN CÁMARA LENTA y quizá sea la única alternativa posible desde la restricción política. Paradójicamente entonces, el GRADUALISMO económico de CAMBIEMOS seguramente preservará muchos aspectos de la administración anterior por años enteros. Por ejemplo, Argentina hoy padece de una crónica incapacidad para generar empleo. En este enfoque gradual dicha incapacidad probablemente perdure, los que hoy no tienen trabajo no verán mejoras sustanciales en el futuro cercano, así funciona un sistema gradual, nada es gratis en economía y a la hora de evaluar la gestión del Presidente Macri deberíamos contemplar que si le pedimos costos en cámara lenta no deberíamos reclamarle beneficios en cámara rápida. Entonces, si decidimos ser graduales, seámoslo en forma simétrica.

Sin embargo, no comprendo las razones de un gradualismo judicial. El despilfarro fiscal ha sido tan enorme, tan evidente y tan costoso a nivel social, que me irrita aún más que el sacrificio económico que como ciudadanos argentinos seguramente todos deberemos afrontar en los próximos años como consecuencia de la déKada heredada. El costo social no es un invento macabro del Presidente Macri sino una consecuencia lamentable y directa del formidable despilfarro fiscal de la administración anterior, con gradualismo económico o shock, el costo social ya se siente y seguirá con nosotros por mucho tiempo, lamentablemente lo que pudo ser distribución de riqueza hacia quien más lo necesita, terminó siendo administración de pobreza. A esta altura entonces, puedo comprender las razones de un gradualismo económico, pero no acepto un gradualismo judicial. No me basta con que me digan “la plata no está”, quiero saber “por qué no está”, “¿se la llevó alguien, fue mala-praxis, fue sólo mala suerte?”, “y sería muy útil intentar recuperarla” aun cuando esto último seas utópico. Mucho pobre pudo dejar de serlo en la déKada perdida, mucho déficit pudo ser superávit, el déficit de reservas del BCRA pudo haber sido ahorro genuino en dólares y pudo haberse transformado en escuelas públicas, hospitales públicos, infraestructura.

Mucha pobreza pudo haberse evitado en lo que fue una de las décadas más favorables para las economías latinoamericanas de los últimos cien años, repito, los precios de los commodites en los años que precedieron a la actual gestión han sido históricamente altos, fue la gran oportunidad de ahorrar y erradicar pobreza. Alguien a esta altura debería explicar por qué no está lo que debería estar. Argentina ha sido muy exitosa en replicar una y otra vez el mismo paradigma de injusticia social: el despilfarro de unos pocos los termina pagando la sociedad toda, simplemente no es justo, alguna vez deberíamos decir basta y evolucionar éticamente, dejando de aceptar lo que es sencillamente inaceptable.

Un déficit fiscal que pudo ser superávit, un Banco Central sin reservas que debería estar nadando en dólares, explican la realidad de una Argentina que ha sido saqueada. La déKada perdida fue para la Argentina una chance extraordinaria de erradicar la pobreza sustancialmente y re-transformar al país entero en base a la inclusión vía educación de los más pobres. Sin embargo, nada de eso ocurrió y como ciudadanos argentinos pagadores de impuestos tenemos todo el derecho de preguntar por qué y quién generó semejante descalabro fiscal. Cada peso que “se fue” es un peso menos para hospitales públicos, para escuelas públicas, para infraestructura pública. ¿Nos habrá llegado finalmente el momento de pedir rendición de cuentas? Estoy cansado de comenzar cada ciclo político argentino pagando los formidables costos del ciclo que se fue.

Fuente de la imagen

15 comentarios para Despilfarro Fiscal y una DéKada Perdida: Argentina Merece Rendición de Cuentas

  1. franco sakkal dice:

    Germán, mucho se ha escuchado con las diferentes versiones de lo que fue la herencia K. Quisiera sin embargo ver en números reales a lo que nos estamos refiriendo, porque hay muchas diferencias en los números que piensan unos y los números que muestran otros. Tenés alguna fuente legítima de estas versiones?

  2. enrique alberto cantero dice:

    Totalmente de acuerdo !!!!!!!!!
    Excelente nota

  3. Monica Rosen dice:

    Es una sintesis de lo que muchos pensamos.

  4. luis bistosini dice:

    y otra vez perdimos el tren y ahora… a quien le echamos la culpa?

  5. Gabriel dice:

    Hola Germán, me pregunto: que cambió en la justicia? Saludos, Gabriel.

  6. Guille dice:

    Yo creo que el gobierno le teme a que ellos queden en la historia como los “ajustadores y devaluadores”.
    Si tenés dos dedos de frente sabés que el malo de la película es el apreciador cambiario y despilfarrador, pero por alguna razón la gente eso no lo entiende y la clase política se aprovecha de eso. ¿Entonces que pasa? Después viene un gobierno a ordenar las cosas y terminan quedando como los garcas. Entonces, frente a esa inentendible realidad popular, vos como gobierno te sentís atado de manos, no hacés lo que deberías porque tenés a todos en contra, sindicatos, empresarios, medios y oposición. Es lamentable…

  7. Manuel Raúl Nicola dice:

    Vengo siguiendo tus comentarios con mucha atención y mas alla de las cuestiones técnicas que tienen otro ámbito de discusión te propongo que salgas al ruedo y solamente le hagas ver al periodismo político y al gran público lo que son tus ideas. No me caben dudas que servirían para precisar mucho las discusiones públicas y, tal vez, contribuir al esclarecimiento de tus mismas inquietudes.

  8. German Fermo dice:

    Estoy en el ruedo, abzo

  9. Andres dice:

    Germán, coincido en ciertas apreciaciones tuyas respecto a la gestión actual. Sin embargo, considero que dentro de la situación en la cual se encuentra el país y no considerando solamente lo q seria corregir los errores u horrores de la anterior gestión (principalmente fiscales) y teniendo en cuenta todos los factores políticos, tal vez lo que hace este gobierno es lo mejor que puede hacer dadas todas las limitaciones y sin ser un gobierno populista al cual dice dos boludeces y le dejan pasar todo. Tal vez el first Best es inalcanzable, porque la sociedad no lo permitiría, más allá de entender en la situación en la que estamos. La única posibilidad tal vez sea un second Best. Saludos

  10. Genial nota German, me identifico totalmente con tu posicion.

  11. Victoria Acro Cueto dice:

    completamente de acuerdo… ya coincidi contigo en otro articulo sobre esto.

    un poco con el tema del cambio, rendición de cuentas, etc….. quería saber que pensas del acuerdo con los holdouts: es bueno? Desde el punto de vista legal parece ser una buena negociación en un momento procesal imposible de lograrla. Económicamente, parece lo mismo, pero que opinas de la letra chica de los nuevos bonos?

  12. German Fermo dice:

    Coincido plenamente con tus apreciaciones, abzo

  13. German Fermo dice:

    Hay que cerrar holdouts ya mismo. El acuerdo es lo que es y Argentina no puede mejorarlo en su favor. Por supuesto que es oneroso, sería bueno que esta vez los políticos aprendan y entiendan lo enormemente costoso que es un default. Slds

  14. Esteban dice:

    Este Gobierno tiene gente normal trabajando, pero cuando escucho “control de precios” “gradualismo” y otras bobadas heredaras de los trasnochados de la decada ganada, veo sufrimiento por delante.
    Hay cuentas que pagar y si vamos pagar con deuda sin achicar el estado vendrán otros trasnochados.

  15. Alejandro Cirilo Gómez dice:

    Germán: la AGN, gestión Despouy, para qué estaba?

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos