Diario - 28/08/2016

Blanqueo y la Nueva Grieta: Estado vs Contribuyente; ¿Quién Sincera Primero?

Vivir en la legalidad es lo correcto, adhiero firmemente. De hecho, esta “ética” exigida desde el Estado a los ciudadanos no es sólo una “cosa argenta”, converger al sinceramiento fiscal corresponde a un movimiento generalizado de los principales países del mundo. Tengo la sensación de que quienes decidan no acogerse al blanqueo se arrepentirán: no creo que a USA le quede mucho tiempo para no compartir información con otros Estados. PERO, esta renovada exigencia ética desde el Estado al contribuyente debería plantear a la vez una obligación recíproca. El Estado también debería blanquearse, ganándose de esta forma el sustento moral al cobro de impuestos; sustento que hoy no tiene. De esta forma, el primero en sincerarse debería ser nada más y nada menos que el Estado Argentino. (Cambalache y Blanqueo: ¿Compraste Bonos para Recuperar 10%, Qué Podría Salir Mal?)

Resumo un comentario que muchos me han hecho en estos días: “Sherman, no me preocupa el 10% del impuesto especial, sin embargo, estoy aterrado respecto a qué podría hacer un gobierno populista con mi 90% restante. Si “Cambiemos” no puede ni siquiera frenar un piquete de veinte personas en microcentro, ¿podrá defenderme ante un eventual embate futuro del populismo? ¿Qué tan efímero será este gobierno al cual voy a entregarle “mi querida negra”?” Este párrafo probablemente refleje lo que muchos argentinos sienten respecto a la voracidad fiscal de un Estado Argentino lento, tonto, burocrático, bajo severas sospechas de corrupción, decadente, hipócrita y lamentablemente famoso por sus repetidas violaciones a las instituciones y contratos, que hoy exige ética de parte del ciudadano sin mirar su ombligo propio, ese ombligo, que apesta. (Entregando a “tu querida Negra”: Opciones Blanqueo “1 vs 2 vs 3 vs 4”, GANA la 1 BIG TIME)

Se acerca el tiempo de exigir a nuestra clase política que esté a la altura del sacrificio que le demanda a los ciudadanos. Es intención del Estado controlar al contribuyente, lo acepto porque así debe ser en un estado de derecho, pero también los ciudadanos pagadores de impuestos deberíamos exigir un tratamiento simétrico: que el contribuyente controle al fisco y éste es el gran ausente argentino. ¿Estado: vas a controlar si gastamos “x” pesos con tarjeta de crédito pero no podés explicar que rutas ¡ENTERAS! no existen aun cuando fueron pagadas en su totalidad con recursos públicos? ¿Cuál es el sustento moral que tiene el Estado argentino al cobro de impuestos? ¿Un Estado sospechadísimo de corrupción ejerce control moral sobre el contribuyente, con qué autoridad ética? (CUIDADO: El Costo Fiscal del Blanqueo podría ser MUY Superior al 10%)

Vivimos pasivamente en un estadio de comunismo tácito “disfrazado” de democracia occidental. No importa donde vivas, los impuestos que terminás pagando en USA, Suiza, Argentina son aproximadamente 40% de tus ingresos, o sea, de los 12 meses de trabajo personal, los estados te confiscan 4.8 meses de cada año de tu vida para financiar una burocracia política cuyo tamaño es a esta altura inaceptable; viviendo parasitalmente a costa del contribuyente. Queda clarísimo que la voracidad fiscal llegó para quedarse, aspecto que no es especifico a la Argentina, sino que aplica a gran parte del mundo. El G10 está virtualmente quebrado con ratios de deuda/PBI que fácilmente superan el 100%, sin embargo, los estados no se achican, por el contrario, van por todo mostrando un claro sesgo de kirchnerismo internacional que trasciende a la Argentina, intentando usurpar todo el surplus posible del ciudadano, único generador de riqueza genuina.

El mundo entero es mucho más kirchnerista de lo que imaginamos. Por si andan con ganas de amargarse con un cálculo, les comento que una persona que en su vida activa trabaje 40 años, donará a la burocracia política 16 años de su existencia productiva y esto es si suponemos que no te cobrarán impuesto a la herencia, aspecto que ya está reborboteando por ejemplo, en la hambrienta clase política argentina que padecemos. Por lo tanto, estos 16 años de voraz confiscación al trabajo del ciudadano y contribuyente libre, le debería como mínimo otorgar al mismo el derecho a exigir un similar comportamiento ético desde el Estado.  Intuyo que la grieta se está planteando en una nueva dimensión: no parecería ser ya sólo un tema de ricos contra pobres, un viejo clásico entre liberales y socialistas, parecería por el contrario estar convirtiéndose en un claro conflicto entre la burocracia política de turno, frente al generador de riqueza: pobres, medios, ricos en un nuevo “clásico”: liberales versus Estado. El mundo entero necesita desesperadamente un shock de liberalismo.

La burocracia política argentina en el contexto del sinceramiento fiscal. Percibo que nos pasamos la vida bancando a los gordos políticos de siempre, inservibles, mentirosos, gastadores de lo ajeno y por sobre todo con la permanente costumbre de apalancarse en el esfuerzo del contribuyente privado. Y esta nueva chance que otorga Argentina hacia un sinceramiento genera muchísimas dudas desde el ciudadano en especial, aquéllas que se desprenden de observar a un Estado Argentino que no muestra el mínimo respeto hacia la disciplina fiscal frente a una burocracia política que vive del esfuerzo “del otro” y ni siquiera lo valora. Quizá el ejemplo más elocuente, es el delirio que alarmado vengo escuchando desde hace algunos días: se quiere incrementar la cantidad de miembros en el Congreso como si el tamaño que ya tiene fuera poco, como si estos pibes sirviesen para algo, como si no fueran los grandes zánganos ganadores de la democracia, como si no hubieran aplaudido de pie el default del 2001; simplemente no tienen vergüenza. El desrespeto que muestra la clase política argentina hacia el esfuerzo de su contribuyente es a esta altura inaceptable. Como ciudadanos pagadores de impuestos tenemos el DEBER de plantarnos a este Estado inútil exigiéndole ejemplaridad. Hasta ahora sólo veo sacrificio en el ciudadano argentino, deberíamos exigirle al fisco el mismo compromiso en especial, si es este fisco decadente e inmoral el que nos controla con el cobro de impuestos.

La ortodoxia fiscal es clave en la obtención del fin último del Estado: optimización del bienestar social, es mentira que gastar mucho genere bienestar, lo que hay que hacer es gastar bien y la diferencia entre ambos patrones es enorme. Tengo la sensación de que vivimos en un mundo de tantas urgencias políticas de cortísimo plazo que lo verdaderamente importante siempre se deja de lado. La educación, la seguridad, la justicia son responsabilidades ineludibles de un Estado pero que de una u otra forma están claudicando ante la realidad de Estados inmensos, ineficientes y mega-gastadores que parecería siempre tienen una sola respuesta: ante un nuevo problema un nuevo gasto en una secuencia interminable de keynesianismo apalancado. Achicar el gasto, tornarlo eficiente, cuidar lo público como si fuese privado, no es siempre una mala noticia. Tampoco necesariamente resulta en una medida anti-popular por una sencilla razón: gastar bien beneficia a la sociedad toda. Estado argentino inútil te comento: si nos vas a controlar lo ACEPTO, PERO yo como ciudadano y subsidiador de tu mismísima existencia quiero, CONTROLARTE a vos. Vivamos entonces en un entorno “simétricamente moral y ético” de lo contrario, me suena a otra Doble Nelson de las tantas que le hicieron al contribuyente argentino. Estado argentino: sinceráte primero y danos el ejemplo.

Fuente de la imagen

12 comentarios para Blanqueo y la Nueva Grieta: Estado vs Contribuyente; ¿Quién Sincera Primero?

  1. Roberto Alvarez dice:

    Una obra de arte… coincido 100%, pero te digo como vos le decis a Sucho siempre ¨Sorry, pero eso no va a pasar¨. Estamos gobernados por una manga de parasitos delincuentes y lo vamos a seguir estando en mayor (populismo K) o menor medida (ponele ahora, los quiero ver más adelante).
    Mi recomendación al que tiene Negra cuide a su Negra y mantengala bien lejos del alcance de los politicos Argentinos. Este país no tiene arreglo.
    La negra es negra… sino terminas como Michael Jackson.

  2. Federico dice:

    German,
    Excelente articulo. Desde 1921Estados Unidos lleva un largo recorrido que posibilita el secreto fiscal, el anonimato y la exención impositiva para extranjeros elijan hacer negocios en su territorio.

    Para agregar,algunos estados como Nevada, Delaware y Wyoming ofrecen a quienes constituyen sociedades un nivel de secreto y anonimato prácticamente absoluto, como un agregado a los beneficios a nivel federal. Estas politicas son temas de Estado para la USA y llevan mas de 1 siglo.

    Hay algo en concreto que en este escenario de debilidad economica global Estados Unidos se juegue a abrir todo su secreto fiscal, bancario y societario al mundo por la percepcion de que “el mundo va hacia ello” ?

    Quiza hay algo que no estoy viendo, pero no estoy viendo razones concretas para que USA termine con su politica de estado de hace mas de un siglo en terminos de secreto fiscal y bancario asi porque si. Una cosa es informar sobre titulares de cuenta, como pasa ahora con algunos paises y otra abrir absolutamente todos sus registros societarios e informar absolutamente TODO, hasta los beneficiarios dentro de una sociedad. No veo que pase esto, pero quiza estoy equivocado.

    Por otro lado, blanquearle a un gobierno que viene prometiendo que en 2017 todo recupera.. y si no pasa ? Macri llega a 2019 ? son preguntas que me hago.

  3. Ariel Clebañer dice:

    German, excelente artículo y la sentencia que “El mundo es más kirchnerista de lo que imaginamos” es muy reveladora. Si sumamos al combo que las empresas que mas crecen emplean poca gente, que el crecimiento de la productividad global es escasa, que las ideas proteccionistas ganan espacio en los países centrales y que la distribución de la renta global es y será cada vez más desigual, nos obligan a repensar, entre otras cosas, la relación entre privados y Estado en el Siglo XXI.

  4. luis bistosini dice:

    Por eso yo si hubiera sido Macri, hubiera empezado la gestión del gobierno adelgazando el estado gordo y fofo que heredó y luego si, con todas las medidas duras que tendríamos que tragar como medicina amarga, pero sabiendo que el ajuste iba en serio y no era solo la sociedad que tendría que ajustarse el cinturón, como siempre ocurrió.

  5. Santiago Luis Piaggio dice:

    No puedo mas que estar de acuerdo en todo. Necesitamos urgente sacarnos de encima el peso de la crasa burocracia estatal que se hace de nuestra renta sin nada a cambio (ni justicia, ni seguridad, ni salud y menos educación!). Cuánta personas piensan esto y siguen apoyando a los que proponen lo contrario deslumbrados por palabras de supuesta bondad y ayuda social?. Hoy 29 de agosto en el del abogado reivindiquemosa J.B. Alberdi.

  6. Eduardo Luis Kennel dice:

    Chicos los noto muy positivos….

    Realmente es una obra de arte y también lo extiendo al comentario de Roberto.

    Cosa faciamo:

    To “B” or not to “B” that is the question

    Pd lo de M Jackson excelente.

  7. Hernan Reynal dice:

    Fantástico, el artículo y el comentario de Roberto. El gran problema es que al estado, como no le alcanza el flujo ni en tiempos de términos de intercambio favorables con el mundo, va tratando de comerse los stocks que encuentra (stock de cabezas de hacienda, reservas de energía, empresas de servicios públicos)… ahora el mundo le está regalando al macrismo el stock de la guita de afuera porque se está poniendo transparente…

  8. Ernesto Barugel dice:

    Brillante. También coincido 100%.
    ¿Porqué no se escucha esta visión en los medios?
    ¿Qué nos pasa a los argentinos que validamos pasivamente que nos esquilmen los corruptos e incapaces? ¿Necesitaremos caer bien bajo como sociedad para recién empezar a tener conciencia colectiva?
    Lamentablemente parece que nuestra larga decadencia va a continuar inexorable…

  9. German Fermo dice:

    Ernesto: tengo la sensacion de que el periodismo argentino en general nunca pregunta lo que es útil.

  10. Luis... dice:

    German,impresionante nota.De las mejores que leí en estas últimas semanas.

  11. Claudio dice:

    Las sucesivas crisis que pasó la Argentina hicieron que, con la “emigración” de dinero hacia plazas más seguras, se atenuara la desigual distribución del ingreso. Ahora con el blanqueo, esa pésima distribución del ingreso se va a acentuar. Más Nordeltas, audis, viajes y otros bienes improductivos van a llegar…porque abrir fábricas …mmmm…lo dudo.
    Raro que nadie ya estudiado esto.

  12. Claudio dice:

    “El mundo entero es mucho más kirchnerista de lo que imaginamos.” En muchas partes del mundo no pasa esto:
    “Inseguridad: Un robo cada 8 minutos
    El titular de FEDECÁMARAS, Rubén Manusovich, sostuvo que “uno de cada diez comerciantes está armado”. Entretanto, la gobernadora María Eugenia Vidal, afirmó que “va a llevar bastante tiempo” ver mejoras en materia de seguridad en el conurbano bonaerense, vinculó a sectores minoritarios de la política con sus amenazas y cuestionó el accionar de la Justicia frente a las denuncias de su gobierno por las mafias en ese territorio.”
    En algunos lugares la presión impositiva despiadada devuelve algo.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos