Diario - 04/09/2016

El Argentino Ausente y los 10 Mandamientos de Peronia

Mi view Macro en “Hombres de Campo”

Soy argentino, nací en la República de Peronia, país donde existen rutas que no te llevan a ningún lado, obras públicas que se inauguran aun cuando no existan, monjas que no son monjas, monasterios que operan como bóvedas y funcionarios que, en vez de contar plata, la pesan. En Peronia sus habitantes celebran el déficit fiscal, pero detestan su consecuencia directa, la inflación. En Peronia sus ciudadanos le exigen al Presidente que resuelva en siete mes lo que llevó una déKada entera destruir, sus políticos son insensibles a las penurias del ciudadano y se tornan capitalistas a la hora de endeudarse mutando a comunistas al tiempo de defaultear. En Peronia priorizamos socialmente al ¡fulbo! y al choripán, concebimos como derecho adquirido el consumo gratuito de servicios públicos y quien negrea sistemáticamente sale siempre beneficiado por sobre el crónico pagador de impuestos. En Peronia, la Corte Suprema no se pronuncia en favor del ciudadano taxado en exceso del 50% pero frena a la vez, una corrección tarifaria urgente porque faltó la formalidad de una audiencia pública no vinculante. En Peronia, el Congreso festeja con aplausos y carcajadas un default soberano en 2001 prometiendo no repetir el error aun cuando quince años después avala un nuevo ciclo de endeudamiento destinado a financiar gasto corriente. En Peronia el trabajador es un ciudadano de segunda clase esclavizado ante una burguesía política que se fagocita en su existencia y ni siquiera lo respeta. En Peronia los empleados subsidian a los desocupados y éstos a su vez, disponen del derecho a cortar toda vía de tránsito posible para evitar que quienes trabajen y los mantienen, puedan hacerlo. En Peronia el equilibrio alcanzado es uno donde el 10% de sus habitantes mantiene al otro 90% y donde el Estado resulta muy sensible a la pérdida de empleo público, pero a la vez se muestra indiferente al sacrificio de empleo privado. En Peronia el delincuente tiene más derechos que la víctima, y si te defendés porque un Estado ausente te obliga a hacerlo, por ahí vas en cana. En Peronia los fiscales “se suicidan” y hasta los Papas son peronistas. (La Argentina del Choripán Merece un Sueño Utópico)

En Peronia hay cinco clases sociales claramente definidas: los ricos, los medios, los pobres, los políticos, y los boludos, o sea, los que bancan con su trabajo a las otras cuatro clases. En Peronia el Estado exige competitividad a las empresas, pero a su vez las taxa al 60%. En Peronia el fisco te ordena un sinceramiento ético, pero no está dispuesto a blanquear sus propios ñoquis. Peronia es una tierra en donde la demagogia que defiende al pobre viaja en Audi y vive en Puerto Madero. Sólo en Peronia lo urgente reemplaza a lo importante y la oposición replica las mismas medidas que el partido al que se opone. En Peronia, la dignidad no vale nada y el Estado banca a la AFA como prioridad nacional y popular, pero se olvida a la vez, de las escuelas y hospitales. Lamentablemente, Peronia no es una nación sino un terruño de gente compitiendo esquizofrénicamente por una torta que no aumenta de tamaño, exigiendo soluciones al Estado cuando debiera buscarlas en el individuo. Es esta misma Peronia donde más del 50% de sus ciudadanos votaron un cambio, pero al notar que el mismo sería costosísimo comienzan hoy a dudar y a ser seducidos nuevamente por el eterno benefactor, esa fábrica contundente de producción de pobres: el peronismo. A Peronia incluso le dedicaron en 1934 un tango premonitor que la define a la perfección: Cambalache. (Si los Argentinos no se bancan un ajuste, Cambiemos no podrá cambiar nada)

Nos convertimos en una nación de peronismo endógeno, con la ley de gravedad invertida y decidimos hace setenta años auto-condenarnos al peronismo, nuestro eterno “victimario” y “salvador”. Ese mismo peronismo que hoy le habla a Cambiemos de los problemas económicos que padecemos en tercera persona, como si no hubiese gobernado en los últimos doce años. Pero cuidado con subestimar el riesgo electoral, nuestra ciudadanía es altamente pendular, ayer votó cambio, pero mañana podría retornar a su viejo amor, el peronismo. En un país tan escaso de convicción, de la decepción a la re-peronización del voto hay sólo un paso. El gradualismo tibio, miedoso, perdedor y sin rumbo, implementado por el gobierno ha minado las expectativas de cambio en una porción significativa del electorado y coincidentemente en estos últimos días escucho dos frases que me alarman. Frase 1: “Sherman, si hoy pudiese votar, votaría por Peronia”. Frase 2: “Sherman, no creo que Cambiemos pueda protegerme contra un embate populista futuro”. No sé qué tan consciente es el gobierno de lo costoso que ha sido un gradualismo que generó la percepción social de un gran ajuste pero que en definitiva se llevó el peor de los mundos: leve corrección fiscal y pérdida del escaso margen social que se tenía a inicios de año. ¿Cuándo van a tirar el misil fiscal? ¿O van a hacer lo que hacen siempre: arrojan la piedra y en el medio se arrepienten, esconden la mano y neutralizan el efecto? Ya estamos en septiembre y sigo esperando que al Ministerio de Hacienda se le caiga una idea.

El intencional sarcasmo de este artículo probablemente sea mi mecanismo de defensa hacia la no aceptación de una realidad que no me gusta porque siento que es mejorable. Hoy lamentablemente seguimos siendo Peronia, pero estoy convencido que podemos ser mucho más. Entonces, al gobierno me permito decirle: animáte a cambiar, para eso vinieron, no le tengan más miedo al error. Y a los ciudadanos de Peronia les comento que está llegando el tiempo de involucrarnos todos. El año próximo finalmente nos expondrá a una pregunta inevitable: ¿qué tan peronistas somos los argentinos? Sería útil que cada uno en lo suyo le ponga el hombro a esta cruel realidad heredada del mismísimo peronismo que hoy hablando en tercera persona intenta separarse del kirchnerismo, tal como lo hizo ayer del menemismo, ambos procesos con resultados catastróficos para el país. Es muy fácil darse vuelta y preguntarle a Macri: ¿che, ya arreglaste en siete meses lo que llevó una déKada entera destruir? Lamentablemente, la República de Peronia es el reflejo de nuestras acciones como ciudadanos. Al ciudadano argentino, a ese que nunca se involucra en nada le digo: ¿votaste cambio? Sé entonces consistente con tu decisión o resignáte a vivir en Peronia por el resto de tu existencia.

Fuente de la imagen

25 comentarios para El Argentino Ausente y los 10 Mandamientos de Peronia

  1. victor dice:

    Hola, muy buena la nota, te hago una pregunta que les estoy haciendo a las personas que les veo honestidad intelectual.

    De continuar esta dinámica, que por cierto, no hay visos de que cambie:

    ¿En cuánto tiempo argentina se convierte en una tribu incivilizada del África de 40 millones de personas?

    ¿Cuánto tiempo tenemos las personas que no queremos vivir en África para hacer una salida ordenada a otro país?

    Obviamente, no pretendo una respuesta ahora, seguro tenés mucho trabajo y no te queda mucho tiempo para preguntas de los lectores, pero leo tus notas habitualmente, y si algún día querés tratar el tema, me gustaría conocer tu opinión.

    Desde ya muchas gracias. Saludos cordiales.

  2. Víctor dice:

    Muy bueno. Te felicito.

  3. German Fermo dice:

    El cambio depende de nosotros, si decidiéramos cambiar nada de lo que preguntás ocurriría. abzo

  4. Julieta Ventura dice:

    German, contundente artículo. Valoro no sólo tu capacidad intelectual, sino por sobre todo tu valentía para decir las verdades que pocos se animan a mencionar. Gracias!

  5. carlos manuel baldovino dice:

    genioooooooooooooooo german

  6. Ernesto Barugel dice:

    Argentina es inviable. Su división política actual es inviable. La mitad de la población viviendo del Estado la hacen inviable. El pensamiento distribucionista muy arraigado la ha condenado a la decadencia permanente.
    Única solución: dos Argentinas. Una Peronia y allí pueden vivir contentos todos los que crean que la causa de la pobreza es la existencia de ricos. La otra tiene que recuperar con orgullo el pensamiento de Alberdi y de Sarmiento. Esta última volvería a estar entre los países más ricos de la tierra. Propongo hacer esta división de forma pacífica y que cada ciudadano elija de que lado vivir.

  7. Lisandro Lapunzina dice:

    a los que votaron el cambio y se quejan les pregunto:
    que cambiaste desde diciembre?
    Nada
    y porque esperas que algo cambie?
    el cambio depende de los que gobiernan….yo no puedo hacer nada
    la génesis del cambio esta en uno, ese es el cambio profundo!

  8. Gabriel dice:

    Germán, vivimos en un país, en el cual el principal programa de periodismo, lleva a la televisión a la madre de un delinkuente y acusa a la víctima de haber matado por un auto! Dónde uno de sus periodistas habla sin saber sobre temas religiosos y trata de reaccionarios a quienes se quejan de pagar impuestos confiscatorios. Es una eterna lucha. La idea del peronismo es justamente ésa, desanimarnos, para que volvamos siempre al mismo corral de deKadencia. El gobierno creo que hace lo que puede. Es poco es cierto. Pero si queremos el cambio en serio, y este va a tardar varios años, habrá que ser pacientes.

  9. Gabriel dice:

    Perdón, lo más importante. El artículo es excelente. Una clara, viva y sarcástica visión de nuestra triste realidad

  10. Ernesto Fernández dice:

    @ErFe1950
    Subscribo y Enfatizo… El cambio debe provenir de la estructura impositiva del país que es el más importante instrumento de Política Económica que tiene. Si esto no es así, será otra oportunidad perdida y una prueba más de CAMBIEMOS METÁFORA DE CONTINUISMO!!! Entonces… #ImpuestoSobreLaTierraYa!… Remedio constitucional infalible contra la Esclavitud Tributaria que sufren y padecen los argentinos en grado extremo previsto en los 3 Primeros Incisos del Artículo 75 de nuestra Carta Magna cuya fuente de origen son los 2 Primeros Incisos del Artículo 67 de la Primera Constitución Argentina de 1853/60 donde por contribuciones directas o indirectas los constituyentes de entonces entendían lo que su autor intelectual Juan Bautista Alberdi dijo al respecto en su obra ´El Sistema Económico y Rentístico de la Confederación Argentina según su Constitución de 1853´: “O se pide directamente al contribuyente una parte de su renta, o bien se exige una suma sobre ciertos consumos que hace con su renta, sin inquirir su nombre o mencionar su persona. Lo primero es la contribución directa, lo otro es llamado contribución indirecta.” En fin, Las Cosas Como Son! Gracias. Saludos Cordiales. @ErFe1950

  11. EMILIO dice:

    Resumiendo:
    ESTAMOS COMO SOMOS

  12. Hernan Reynal dice:

    Excelente el artículo, pero da pena. Porqué pensar que si algo en 70 años no cambió, lo va a hacer? Puede pasar, pero la probabilidad es ínfima

  13. Muy bueno el artículo. Una triste realidad.
    Si la renovación de Peronia ya plantea suspender importaciones por el lobby de la industria nacional, ya sabemos lo que nos espera de la renovación K!
    Cambalache!

  14. Fetato dice:

    Duele, sólo duele… Dolor por leerlo solo. Por creer (comprender)que al casi 50% de mis connacionales la ética les resulta absolutamente indiferente, al grito de “mientras me salve, la culpa es siempre del otro… Y cuando no me salve, aún más y pública…”. Nuestro primer problema es aceptarnos cabalmente en nuestras capacidades y limitaciones, asi como ser pronto a la sanción y mucho más a la felicitación y agradecimiento!!

  15. luis bistosini dice:

    Clap, clap, clap.

  16. Gabriela dice:

    Muy buen artículo. Refleja la cruel realidad Argentina. Escuchando un reportaje que le hacían a María Kodama, recordando a Borges, decía que el problema de los argentinos fue que tomamos como libro de cabecera el Martin Fierro y no a Sarmiento que mandaba a educar al “soberano”, es decir al pueblo….

  17. Guido dice:

    Excelente!!!! Descripción de nuestro pais, de nosotros mismos y del cambio que se voto y de lo poco o nada que se ha hecho en términos de gobierno.
    Soy apolitico, me gusta tapar el nombre de las cosas y tratar de ser objetivo, y a veces pienso si Mauri es o se hace….
    Quiere que la gente blanquee todo o nada, y la gestión va: tarifas para atrás, deficit para atrás, industria para atrás, inflación rezamos volver al 24%, pago a sindicalistas 30 mil palos, pago juicio a jubilados, baja de retenciones, aumento del gasto, dolar atrasado, ahhhh ya dijeron que quieren aumentar tasa de ganancias al 40% para arrancar, CON QUE PENSAS FINANCIAR ESTO??? CON MAS IMPUESTOS??? POR DIOS!!!

  18. Lucas Galdeano dice:

    Estimado, te respeto un montón por lo tanto te pregunto, y espero no lo tomes a mal? Que harías vos si fueras ministro de Economía? Habiendo visto que aún sin energía, la sociedad no quiere enfrentar la solución a ese problema. Ni hablar del déficit fiscal, algo q al común de la gente no le interesa.
    Atte
    Lucas

  19. Pablo Varela dice:

    Clarísimo Germán, muy buena nota.
    Peronismo, destruyendo al país since 1945

  20. German Fermo dice:

    Nunca seria Ministro de Hacienda, no porque no tenga con qué, sino porque simplemente no me importa quedar en los libros de historia. Vivo sin embargo en Peronia y de vez en cuando se me ocurren ideas que podrian mejorar este bendito terruño. Slds

  21. Ezequiel dice:

    El panorama que tenemos es sombrío, ya que el argento seguirá siendo argento…(como dijo algún político parásito de turno, “estamos condenados al éxito…)
    Por lo tanto sigo tratando de resolver ésta ecuación:
    VP(blanquea) donde es seguro que es cuestión de tiempo que te van a garcar vs. VP(no blanquear) con probabilidades asociadas, teniendo en cuenta hacia dónde va el mundo y los costos asociados por no hacerlo…
    En otras palabras: VP(que te garquen seguro) vs. VP(probabilidad que te garquen).
    Si a alguien se le ocurre como resolverlo, lo felicito.
    Saludos.

  22. daniel dice:

    Muy bueno el artículo Germán!!

    La mente argentina está infectada de peronismo… que es en definitiva una forma de socialismo.
    Honestamente creo que el país no es viable, porque ante la menor adversidad la gente sale a pedir populismo, planificación central y Estado Presente.
    El problema es justamente el Estado… que está “demasiado presente”… y llegó a un tamaño monstruoso.
    Pero no hay caso, la mente argentina promedio es socialista e intervencionista…. y el socialismo es fracaso, pobreza y muerte.
    Slds.

  23. Fermin dice:

    100% cierto. Mi impresion es que esta es nuestra ultima oportunidad

  24. Tito Ragognetti dice:

    Yo agregaría que en PERONIA las fuerzas de seguridad actúan cuidando a:
    1) Los buses de los Barras bravas que se dirigen a una cancha
    2) Los que hacen un piquete cortando rutas o callles
    3) Los delincuentes que son atacados por damnificados de los mismos.
    No debería ser al revés?

  25. Cristian dice:

    Simplemente Brillante!. No puedo creer lo del 45% en ganancias para los asalariados. Los q estamos en el tope de la escala X un sueldo somos gente q nos rompimos el alma para progresar profesionalmente. ..y cual es el premio?…suba de impuestos!…sin considerar la doble imposición. ..capítulo aparte. ABRAZO

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos