Diario - 21/10/2016

Wall Street mira el corto plazo y el lado positivo de Argentina

Comparto la entrevista que me realizó Dolores Ugarte en El Economista 21/10/16.

Germán Fermo tiene una muy particular manera de comunicar sus opiniones financieras y económicas. Dentro del rubro, esto es un alivio, ya que se las ingenia para explicar conceptos sin que se torne aburrido. Seguramente, esta capacidad la adquirió en el ámbito universitario en el que se desempeña como director de la maestría en finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Además, el PhD en economía de UCLA ejerce como head of strategy de Argenfunds, sociedad administradora de fondos comunes de inversión. Su vasta experiencia en el rubro financiero lo llevó a querer compartir su visión y conocimientos con el resto de los argentinos que lo pueden leer en las columnas de opinión en portales, diarios o en su propio sitio: MacroFinance. Por todo esto, se transforma en un conocedor del mercado no sólo local sino también internacional y El Economista lo entrevistó para saber qué opina sobre el desempeño de la economía argentina actual y del futuro.

¿Cuál es su opinión acerca de la gestión económica del gobierno de Mauricio Macri? Hay cosas que se ha se han hecho muy bien. Calificaría como una política correcta la gestión que ha hecho el BCRA. La entidad ha sido muy exitosa en bajar la velocidad de la inflación, en reducir las expectativas inflacionarias a futuro y en muy poco tiempo ganar una enorme reputación. Eso es mérito de todo el equipo del BCRA y no merece otra cosa que un elogio de mi parte.

¿Cree que hay cosas que se pudieron haber manejado mejor? Efectivamente. No puedo decir lo mismo del Ministerio de Hacienda. Básicamente, creo que por el lado del gasto el Gobierno tiene una deuda con la gente que lo votó. Yo entiendo que la restricción social es muy grande y la enorme cantidad de pobres que heredamos de la administración anterior es una realidad que se debe respetar. Sin embargo, tengo la sensación de que, en algunos aspectos, el Gobierno ha sido muy ineficiente en el manejo del gasto público.

¿Podría ejemplificar? Estoy convencido que el gasto público se lo consigue dividir en dos: aquel que no se puede reducir en el corto plazo porque afectaría la pobreza -y esto lo entiendo- pero tengo la sensación de que hay un segundo componente que es lo más superfluo del gasto. Ese tipo de gasto es uno que no tiene una implicancia social pero sí un alto costo político, y yo como persona que eligió a este Gobierno le exijo que asuma ese costo y que lo reduzca. La reducción de éste y del déficit era la principal prioridad que yo le había demandado a este Gobierno y veo que eso no se cumplió. Por eso, allí tienen mi crítica.

¿Qué piensa que se viene para la economía argentina en 2017? Ciertamente, no puede ser un año de transición porque si es así pierden las elecciones. Va a ser un año intenso a nivel macroeconómico. Hay un round muy fuerte que se juega al principio del año que son las paritarias. Eso va a determinar cuánta inflación vamos a tener en 2017. Aunque creo que la principal prioridad del Gobierno no va a ser la inflación sino el rebote del PIB y la generación de empleo, ya que si no lo logran no van a tener un buen resultado electoral.

¿Qué podemos esperar de los activos argentinos en el futuro? Para los activos argentinos, en lo que queda de 2016 y en el 2017, la historia va a ser buena ya que Wall Street va a mirar el lado positivo de Argentina, y no el negativo. ¿Cuál es el lado positivo? El rebote fuerte del PIB, y si encima el Gobierno tiene un resultado razonable en las elecciones legislativas eso va a ser muy aplaudido afuera. No me preocupa Argentina, pero sí el frente externo. Entonces, ¿a Wall Street no le preocupan los problemas económicos de Argentina? En algún momento el mercado se va a cuestionar de qué forma el sendero del país va a ser uno estable de crecimiento ya que tengo la sensación de que Argentina va a emitir mucha deuda en los próximos años y hay muchas preguntas que a no me cierran acerca de su solvencia. El país va a estar muy apalancado en crecimiento y si ese crecimiento que espera el Gobierno no se da en los próximos años podemos tener un estrangulamiento. Pero Wall Street nunca mira al largo plazo, y en el corto plazo la historia local tracciona.

La cotización del dólar preocupa a casi todos los argentinos. ¿Cuá- les son sus expectativas de corto y mediano plazos para la divisa? Me parece que el dólar va a estar tranquilo sobre todo teniendo en cuenta las paritarias. Además otro evento que condiciona al dó- lar son las elecciones legislativas del 2017, con lo cual, si se llega a escapar un poco el dólar creo que será después de este evento. Yo espero un atraso cambiario razonable, creo que el Gobierno quiere transitar ese sendero tranquilo y creo que así va a ser. El dólar va a dejar de ser un problema el año que viene. Insisto: el principal problema de la Argentina tiene que ser cómo va a tener un crecimiento razonable, sustentable y sostenible.

Un comentario para Wall Street mira el corto plazo y el lado positivo de Argentina

  1. Marta Mera dice:

    Es muy difìcil nuestra “Argentina”, hemos involucionado aprox. 70 años. Cierto sector de la sociedad està “sugestionado” y ante eso podemos perder lo logrado en las elecciones 2015. No todo puede ser tan prolijo.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos