Diario - 26/12/2016

Con todo respeto: ¿Es esto lo mejor que Cambiemos tenía para Economía?

La tortuga nos volvió a ganar en el pique corto: el amor por Argentina ya fue, se terminó probablemente la compresión de spreads traccionada exclusivamente por expectativas, como ha sido el caso hasta el mes de octubre, la realidad ya golpea la puerta, y lo que se ve no está gustando en NY. ¿Estaremos en presencia de un de-pricing de Macri, parcial al menos, un wait and see?

El 9 de marzo del 2016 publiqué: “Si los argentinos no se bancan un ajuste, Cambiemos no podrá cambiar nada“. Estamos a 26/12/16, la nota premonitoria por cierto, lamentablemente, se responde sola. Olvídense de quien sea el Ministro de Hacienda. Con el año que viene, aún si el Ministro fuera Súperman, ¿podría generar corrección relevante? Durante todo el 2016, Cambiemos me convenció de que no habrá ningún cambio macroeeconómico relevante. Un cambio de Ministro no me hará cambiar de opinión en lo más mínimo. Pensar que un Ministro, solito pueda doblegar el espíritu gastador de toda una Klase política, es en mi humilde opinión, una fenemenal subestimación del problema. Tengo la sensación de que el cambio sólo será un “non-event para la tribuna”, nada dramático, porque nada cambiará. Escucho algunos incluso, comentar “que se viene una mayor disciplina fiscal a mediano plazo”. Me pregunto: ¿desde cuándo existe mediano plazo en Peronia, en especial en un año electoral carnívoro como el que se viene?

El gobierno sufre hoy la primera gran víctima de su propio gradualismo. Pero esta salida esconde algo mucho más grave: no hay un responsable, son todos. El keynesianismo y un gradualismo perdedor, que terminó siendo la nada misma, han resultado ser un grave error y no creo que el pedido de renuncia de hoy implique un cambio sustancial. Como escribí días atrás: en 2016, 2017, 2018 y 2019, no esperen grandes cambios macroeconómicos, ni grandes resultados, la prioridad será sobrevivir políticamente y la víctima escogida será la economía, presa de un populismo ineludible para transitar un complicadísimo entorno social.

Se va uno y entran dos, o sea, en el margen, este cambio YA implica aumento de gasto público. Hablando en serio, pensar que el gobierno en 2017, año electoral caliente, se va a animar a corregir lo que no se animó y debió, con el romance político y social inicial del 2016, es en mi opinión una ingenuidad. Me llama trader amigo de NY y me pregunta: “Sherman, ¿qué está pasando por allá? Respondo: “Tranquilo man, es sólo un día más en Peronia”. Con todo respeto: si esto es lo mejor que Cambiemos tenía para Economía, me cuestionaré ampliamente volver a votarlos en 2017. El Presidente podrá cambiar de ministros 1000 veces, pero, si no reduce el gasto, todos terminarán igual. El Ministro saliente no es el responsable. Con todo respeto Presidente, no puede tener 8 ministros y esperar que esto funcione. Parecería que de a poquito, Cambiemos se sigue cerrando en su propio círculo keynesiano. Como remarqué varias veces durante el 2016, el gradualismo y el keynesianismo fueron ambos un grave error desde 1/1/16 y esto claramente trasciende al Ministro que se fue. Esta convicción está en el sorprendente al menos para mí, ADN de Cambiemos.

Y aquí estamos en Peronia, con un oficialismo que, desde la improvisación serial de ganancias no deja de desdibujarse políticamente. Más allá de algún que otro retoque para la “gilada”, no espero ningún cambio de sustancia por una sencilla razón: el Presidente, quien es el actual Ministro de Economía, no está convencido todavía de que el gradualismo y keynesianismo NO SIRVEN y su fracaso rotundo a quedado demostrado con un 2016 que cierra aproximadamente con un -2.50% en recesión y una inflación de más de 40% y lo peor es que el 2017 no dará espacio político y social para la corrección. En lo económico, Cambiemos ha sido una decepción gigantesca y el cambio de hoy es lisa y llanamente la NADA MISMA. Ojalá me equivoque y mañana despierte con anuncios salientes de reforma estructural de este país que tal como está hoy es INVIABLE. Si ese es el caso seré el primero en elogiar al nuevo equipo económico.

5 comentarios para Con todo respeto: ¿Es esto lo mejor que Cambiemos tenía para Economía?

  1. alberto gesell dice:

    Has leido mi mente y mejor escrito

  2. Juan pablo dice:

    La Argentina (el argentino) no cambia mas.

  3. carlos leizerow dice:

    La salida podria ser :
    Patron Oro ( Lingotes ) de respaldo
    al circulante monetario.

    Claro esta que es algo nocivo para toda
    politica monetaria de dislate del erario publico.

  4. Destructor creativo dice:

    Sabias predicciones y lamentables realidades. Feudalismo impresoras 3d y huerta urbana para todos: cambiemos. Saludos gracias por la info.

  5. Raúl Nicola dice:

    Cuando NCK asumió con el 22 % le hicieron una devaluación que le permitió hacerse el brillante economista con superavit por todos lados…. Hizo de todo para acumular poder y más allá de la ética lo logró.
    Macri no tiene el poder político suficiente para hacer lo que esperabamos: un verdadero ajuste en todos los ordenes sin gradualismo.
    Sin ser iluso espero que logre ganar las próximas elecciones lo que le daría pie para hacer aquello mientras se espera un 2017 con una economía creciendo un 2,5 % que tambien le daría espacio para ajustar. Si se dan inversiones mejor aún. Podes escarbar esta idea más técnicamente ??

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos