Diario - 12/12/2016

La suba del petróleo pondría aún más presión a las tasas

Con los acuerdos de reducción de producción recientes, el petróleo hoy ya opera en 53.70 y al mismo tiempo la 10yr yield overnight hizo máximo de año tradeando en 2.50%. No es usual que la 10yr yield de USA opere en el overnight de manera relevante sin embargo así lo ha hecho en la madrugada de este lunes capturando en nuestra opinión este rally de 4% con el que el petróleo nos recibe en este lunes 12 de diciembre pre-FOMC. Dada la relevancia que el petróleo tiene como insumo a nivel global, ciertamente esta tendencia bullish que ha exhibido en las ultimas semanas ejerce presión adicional a lo que ya era una situación de alto estrés en yields: tasas subiendo en la parte larga de la curva americana.

Desde la sorpresiva victoria de Donald Trump parecería que los mercados se han ido alineando en consonancia a lo que sería un nuevo equilibrio en donde Estados Unidos ofrecería yields crecientes y también quizá mayor inflación debido a la agresiva política fiscal que el mercado descuenta respecto a la nueva administración en USA. Este último detalle no es trivial en especial, porque este miércoles 14 de diciembre tendremos el último FOMC del año y, por ende, la última decisión de política monetaria de una Reserva Federal que, a la luz de la sorpresiva victoria de Trump quizá haya perdido cierta relevancia para un 2017 que será muy diferente al letargo vivido en este 2016 que ya se nos está yendo.

En este aspecto, el mercado para el 14/12 descuenta una suba de tasa de referencia en forma inminente y en este aspecto resulta relevante diferenciar el significado de “presión en la parte corta de la curva” vs “presión en la parte larga de la curva”. Claramente, una suba en la tasa de referencia genera el primer impacto: “presión en la corta”. Ya sabemos que desde la victoria de Trump la 10yr yield de USA se fue de 1.70% en la madrugada del escrutinio a 2.50% actual significando un rally de 80 puntos básicos en menos de un mes, lo cual resulta en un movimiento sustancialmente agresivo en especial porque, al tratarse de la curva libre de riesgo, todos los activos del mundo se valúan en sintonía con ella. Entonces, el efecto Trump ya significó “hawkishness en la parte larga de la curva”, la gran incógnita del comunicado de este miércoles será observar qué tan dovish la Fed de Yellen sonará en la parte larga y qué tanta capacidad le resta para neutralizar al menos parcialmente, la suba que Trump significó en las tasas largas. Por lo tanto, resultaría razonable esperar una Fed “tímidamente hawkish en la corta” y “muy dovish en la larga” y al mismo tiempo, será sumamente relevante observar cómo el mercado decide leer lo que bien podría darse en llamar “Yellen vs Trump in the long side of the US Yield Curve”.

Quedaría claro un aspecto: hasta tanto no sepamos cuál será el plan económico de Trump armar posiciones en la parte larga de las curvas de mercados emergentes tendrá sentido en nuestra opinión sólo si se adopta una disciplina de agresivo trading intrasemanal con claro stop-loss y claro take-profit. Seguimos entonces recomendando “BICHO BOLITA” tal como bien anticipamos antes de que la suba de tasas ocurriese, con duration corta o media a lo sumo en bonos soberanos o provinciales argentinos, para aquellos inversores que adopten un perfil conservador y para aquéllos que decidan, por el contrario, operar agresivamente, recomendamos una estricta disciplina en el manejo de riesgo de cartera. Quizá el mundo esté iniciando un formidable cambio de paradigma y si ese fuese caso, subestimarlo y estar del lado opuesto del trade puede resultar devastador. Esta estrategia protectiva de duration corta/media podría efectivizarse operando bonos directamente o a través de fondos comunes de inversión que tengan como subyacente similares activos. También un agresivo swap intrasemanal entre fondos comunes de inversión dedicados a duration corta y larga podría ser otra forma de alargar duration, tomar eventualmente ganancia o pérdida y re-direccionar la posición a duration corta, reiniciando el ciclo varias veces e incluso, cambiando la dirección del mismo.

Un comentario para La suba del petróleo pondría aún más presión a las tasas

  1. Bernardo dice:

    Coincido plenamente. Agregaría que el Yen también fue muy castigado en poco tiempo. Y, si post FED aprecia, el SPY debería corregir.

    El euro está en mínimos del rango en que viene moviéndose desde hace casi 2 años (1.05 – 1.15).

    Resumen: espero debilitamiento del dólar en el corto plazo. En el largo, lo contrario.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos