Diario - 11/03/2017

Elecciones 2017: Nunca entenderás a Macri si no comprendés primero el saqueo kirchnerista

KIRCHNERISMO = 32% de POBRES

A pesar de que mi liberalismo cruja dolorido por dentro, banco a Mauricio Macri 100%, porque de lo contrario, sólo sería un liberal utópico y la Argentina quebrada post-kirchnerista de hoy, necesita mucho más que de una utopía para reconstruirse. Al peronismo le pido que deje de utilizar a la ignorancia y pobreza con fines electorales, sientan vergüenza y llámense al silencio en respeto a la miseria que nos legaron. A ese peronismo que habla en tercera persona y se desentiende de su pasado kirchnerista le digo que los argentinos convalidaron kirchnerismo por un década, toda la explicación de nuestras múltiples penurias actuales, yace en ese sólo episodio trágico de nuestra historia democrática, al punto tal que casi nos cuesta la libertad republicana. Los argentinos vivieron una fábula mentirosa caracterizada de un exceso fiscal inaceptable pero lamentablemente cierto financiando consumo y desinversión, hoy la luz de esa ilusión se apagó y llegó el tiempo de pagar cada una de la cuentas, facturas todas, de las que el peronismo convenientemente se desvincula y hasta critica con irritante arrogancia. A todo el peronismo y más aún a ese que piensa en un paro general a puro bombo y apriete, le comento: el kirchnerismo fue y es peronismo, ES ASÍ DE SIMPLE, llamemos a las cosas por su verdadero nombre, ustedes transformaron a la hidalga Argentina de San Martín, Sarmiento y Alberdi, en lo que hoy somos, el Principado de Peronia.

La herencia kirchnerista en un solo párrafo. El kirchnerismo tuvo frente a sí, la mejor ventana económica que percibió esta república en su historia: soja en máximos y tasas internacionales en mínimos y sin embargo, dejaron al país en rojo. El kirchnerismo nos dejó una pobreza récord en un país que alguna vez fue rico, una hiperinflación contenida, un déficit fiscal explosivo, una economía maniatada por un lapidario cepo cambiario, un sector productivo que padeció por años un corrosivo atraso cambiario, un Banco Central con reservas al límite aun cuando la soja estuvo en máximos históricos, un fenomenal déficit en infraestructura, un país en default aún con tasas internacionales al 0%, sin posibilidad de recurrir al financiamiento externo, una nación con presión tributaria en máximos históricos pero paradójicamente con elevadísimo déficit fiscal, una ciudadanía que hasta tuvo que escuchar que la inseguridad cotidiana a la que nos sometieron era sólo “una sensación”, un sector energético cuya desinversión de capital lo llevó al colapso, una república diezmada frente al atropello del poder ejecutivo y finalmente, un gobierno que frente a su permanente propaganda en defensa de los pobres prefirió sin embargo, ignorarlos y financiar en su lugar y con sus recursos, a “futbol para todos”, en un país con claro déficit en escuelas y hospitales.

¿Entendés ahora por qué tu salario real es bajo? ¿Entendés ahora por qué en verano se te corta la luz? ¿Entendés ahora por qué te vuelan la cabeza de un tiro por 100 pesos roñosos? ¿Entendés ahora por qué la inflación te carcome el poder adquisitivo? ¿Entendés ahora por qué no conseguís trabajo? ¿Entendés ahora por qué los impuestos te están matando? ¿Comprendés finalmente que fuiste saqueado por un década entera y no quisiste darte cuenta? Quizá, se me ocurre, llegó el tiempo de dejar de quejarse echándole la culpa al otro, corrigiendo de una vez el problema. El kirchnerismo ha sido el capítulo más indigno de nuestra historia democrática y desde aquí nos toca a todos la formidable tarea de reconstruir a este bendito país en ruinas; es un drama y al mismo tiempo una formidable oportunidad. Se acerca la primera elección que enfrentará el Presidente Macri y está llegando el tiempo de que comprendamos la realidad heredada no desde la óptica de una nación adolescente y protestona como hasta ahora, sino tomando en cuenta la verdadera perspectiva del atropello que dicha administración generó hacia toda la república. El kirchnerismo sólo produjo pobres, déficit fiscal, caos energético y default, de esta lapidaria realidad no se sale sin sumo sacrificio y convicción. Claramente, parar el país y llenarlo a piquetes, significa transitar nuevamente un sendero kirchnerista cuyo daño está a la vista ante la abrumadora evidencia empírica que padecemos a la fecha. Legitimemos nuestros reclamos sobre la base del trabajo y la generación de valor y digamos no a todo paro orquestado por sindicalistas ricos.

Para cambiar primero hay que existir. No es la primera vez que escribo esta frase, pero tengo la sensación de que hoy en esta Argentina que intenta un paro general en breve, es importante recordar a quienes votaron por un cambio que no existirá mejora alguna si antes todos los argentinos, de norte a sur y de este a oeste, no comprenden que no habrá éxito posible si primero no decidimos sacrificarnos como nunca lo hemos hecho antes, el kirchnerismo nos obligó a esta decisión. Transicionar del kirchnerismo a cambiemos, deberá entenderse sólo como el inicio de un punto de inflexión en donde el abuso fiscal e institucional se diluye para dar lugar a algo más sustentable y genuino. Este tránsito desde el kirchnerismo hacia la dignidad no será ni mágico, ni inmediato, ni mucho menos, libre de costo. A esta Argentina dañada que nos dejaron, con un abrumador 32% de pobres, habrá que reconstruirla de a poco, requiriendo como principal insumo la convicción, el compromiso y el sacrificio de una nación entera, eso es lo que hoy, esta Argentina arrasada está necesitando de cada uno de nosotros, de esas 43 millones de almas que deberán postergar su ansiedad individual en búsqueda de un futuro mejor no para uno mismo sino para el que sigue y cuya consecución será sumamente lenta y dolorosa. A quien no le guste este mensaje le recuerdo simplemente que deberíamos haber volanteado de rumbo convalidando con nuestro voto un cambio de política social y económica mucho antes del 2015 pero, lamentablemente, no lo hicimos. Otra vez, los argentinos se comieron el amague y la tortuga nos ganó en el pique corto siendo sobornados por un shock de consumo que sólo dejó déficit. Hoy, en vez de parar y piquetear, es hora ya de tomar la pérdida como alguna vez lo hizo Europa y Japón, en lugar de protestar diariamente por nuestras penurias que lo son muchas y legítimas, mirar hacia adelante y entender que sólo el sacrificio podrá sacarnos de donde hoy nos dejó el kirchnerismo.

La tríada del cambio. Primero, al peronismo le pido dignidad, esa dignidad que deberá aflorar cuando deje de hablar como si los problemas actuales los hubiera generado la administración a cargo del Presidente Macri, la mayor parte de nuestra vida democrática ha sido administrada por el peronismo y así estamos, con 32% de pobres. Segundo, al Presidente Macri le pido que sea más estricto con su segunda línea, esa línea que se viene equivocando casi con sesgo amateur en cuestiones críticas, también le pido Presidente que por momentos, abandone ese paso parsimonioso que muestra y exija a su gabinete un cambio de velocidad y actitud, me gustaría saber en qué anda trabajando el Ministerio de Hacienda, por ejemplo. Sigo sin entender por qué remuneramos piqueteros y fútbol con el esfuerzo de los contribuyentes honestos y al mismo tiempo le pedimos sacrificio a los docentes. Tercero, y a cada uno de nosotros, los 43 millones que vivimos en la República Argentina, les comento que de una crisis no se sale sin actitud y esfuerzo supremo. Argentina necesita de cada uno más que nunca, parar y piquetear, no es la actitud que nos sacará de la pobreza, eso sólo enriquece a los sindicalistas y piqueteros. Sólo el esfuerzo y el trabajo permitirán que la generación que sigue pueda vislumbrar alguna luz al final del túnel. Nosotros, la generación actual, esa que convalidó la década más infame de nuestra historia, deberá sentir la responsabilidad de al menos, reencaminar este país hacia lo que alguna vez fuimos, hoy somos lo que somos, sólo porque votamos kirchnerismo. Los reclamos de la sociedad argentina son legítimos pero nos estamos equivocando en la forma de exaltarlos: no es parando sino trabajando más. A pesar de que mi liberalismo cruja dolorido por dentro, banco a Mauricio Macri 100%, porque de lo contrario, sólo sería un liberal utópico y la Argentina quebrada post-kirchnerista de hoy, necesita mucho más que de una utopía para reconstruirse.

Fuente de la imagen

15 comentarios para Elecciones 2017: Nunca entenderás a Macri si no comprendés primero el saqueo kirchnerista

  1. Rodrigo dice:

    Banco mucho lo último. Me gustaria que otros liberales (sobre todo los que tienen llegada a medios masivos) entiendan esta realidad. A veces creo que no se dan cuenta el daño que hacen criticando tanto al gobierno. El votante Argentino es muy volatil y sabemos que la alternativa a Macri (por ahora) es nefasta. Estamos en un punto de inflexión, tiremos todos para el mismo lado! Saludos German!

  2. German Fermo dice:

    abzo amigo

  3. Walter dice:

    Impecable como siempre German (mi ex profesor de la USAL) En el interior el nivel de ignorancia que se vive es muy grande como para entender esto. Solo dicen que Macri endeuda y que estamos peor. Lamentablemente no solo dejaron un pais en ruinas sino que una sociedad inculta y sin valores.

  4. carlos dice:

    Germán una pregunta.
    Porque si no te gusta el keynessianismo, precisamente cuando se uso en Europa esa fue la edad dorada del capitalismo?.
    Saludos,
    Carlos.

  5. Gonzalez Ana dice:

    Muy claro, hasta menciona …sin hacerlo un modelo de 3 brechas..en rojo total.

  6. Ing.Maradei dice:

    Evito el elogio ya se convirtió en una rutina, tu paladar y el mío son clones recíprocos, por lo tanto me atrevo a usar tu espacio para plantear a tus lectores tres preguntas.
    1) Desde 1943 el poder en la Argentina fue patrimonio del Peronchismo+Sindicatos+UIA, entonces, quien fabricó 1/3 de pobres? que además no se generan en 3/5 años
    2) Quien paga los actuales subsidios que muchos periodistas añoran, aceptan y defienden en programas televisivos?
    3) Cuando gobernó el Neo Liberalismo que según esos mismos periodistas es el causante de nuestros padecimientos?
    Querido y apreciado Sherman pido disculpas por ocupar parte de tu espacio

  7. Alberto Raimondi dice:

    Excelente como siempre German!!!… Coincido 100% con todo lo escrito. Debemos hacer llegar esta visión a todos los argentinos.
    Saludos
    Alberto

  8. Roberto Alvarez dice:

    Tenemos que pedir menos dificit… menos políticos y más productores e innovadores.
    Menos Estado y más sector privado, con libertad de actuar dentro de un marco de reglas justas y estables en el tiempo. Argentina útopica? Yo creo que si. El daño peronista es irreversible. Les recomiendo que busquen en youtube la entrevista que le realizó Fantino a Hadad hace unos días. Saludos desde Peronia.

  9. Agus dice:

    Más claro imposible. Estamos pagando la fiesta. Felicitaciones Germán!
    Abrazo
    Agus

  10. Sebas C dice:

    El Kirchnerismo, como todo desprendimiento Peronista fue y es una corporación política cuya única finalidad fue y es el poder político y económico. O que es acaso el Peronismo? Es Peron? Los Montoneros? Duhalde? Menem? Los K? Acaso tienen algo que ver unos con otros? Claramente el peronismo es un negocio, no una ideología.

    Es insultante ver que lo K usaron el discurso anti-Menem( también peronista) mientras que en los 90′s fueron sus mas firmes defensores.

    El Argentino es amnésico: el peronismo destruyó al país. Existe acaso alguna duda?

    Como dice German, los argentinos, todos, debemos hacernos cargo de esta deKada. Ni llegaron solos ni se reeligieron solos ni gobernaron 12 años solos.

    Deberiamos decir: muchachos, no mas prebendas, no mas subsidios, no más estado sobredimensionado para tapar desempleo, no mas fútbol subsidiado, no mas ñoquis….no más ! Basta de todo eso y a dedicarnos a trabajar y esforzarnos por que este pais sea una verdadera Nacion.

    Hay muchos que deseamos eso, y somos el motor del cambio si le ponemos aguante.

    Macri no puede solo. Solo espero no pierda “MOMENTUM”, ya que mal-comunicando y demorando con demasiado gradualismo el cambio, desilusiona a sus votantes. Y esto no es menor.

    Es claro que el problema endémico argentino: estado gordo y deficitario financiado con inflación (K) o endeudamiento y dólar atrasado (Menem, Macri vas a hacer eso?) no resuelve el problema.

    Se paga con inflación (K) o con falta de competitividad por ser “mas caros que Francia”.

    Claramente si se le agrega la presión impositiva que dejaron los K la ecuación es funesta: por eso si abris la economía hoy la destrozas, porque por tipo de cambio y presión impositiva no hay industrial que resista. Llevas el dolar real del 2015 (14) y lo indexas por inflación y terminas en 25 o mas. Si a eso le agregamos que las empresas aun pagan ganancias sin indexación por inflación creo estamos aun lejos de ser económicamente lógicos.

    Apoyemos y espero el Gobierno sea el cambió que tantos votamos, y no otra versión de algo que no deseamos se continúe perpetuando.

    Claramente la expectativa esta puesta en Cambiemos, el peronismo ya demostró ser un cancer al que hay que erradicar.

  11. Raúl Nicola dice:

    A lo tuyo, que me alegra porque veo realismo político en tu análisis, y a lo anterior de Sebas C , agrego: creo que deberíamos pedirle a nuestro presidente que acaba de darle a sindicalistas y piqueteros unas cifras exorbitantes de pesos que el estado les debía, que nos pide a todos esfuerzo “porque estamos fundidos” que cambie la política del silencio y pase una donde las explicaciones del estado recibido salgan a la luz en su verdadera dimensión de modo que todos entiendan con sencillez y claridad el porqué vale la pena sacrificarnos y porqué no desencantarse.

  12. gustavo dice:

    Muy buen análisis. Nos robaron todo. Pero tengo miedo de las próximas elecciones. La gente no tiene memoria ni paciencia. Culpa es todo al ultimo.

  13. Juan Carlos Pizarro dice:

    Perooo…Siguen los subsidios a la vagancia y la pereza.El estado ni se achica ni mejora su calidad de atención y la excelencia pasó a la historia.
    De la justicia que sigue su marcha sobre el lomo de una tortuga ciega, no hablemos.,,!!!

  14. Hugo Vecchiet dice:

    Excelente enfoque. Realmente me genero un click neuronal. Gracias mil

  15. Carlos Jara dice:

    Comparto absolutamente todo,desgraciadamente el peronismo aniquiló la ARGENTINA prospera.

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos