Europa - 05/04/2017

¿La política está dentro de una tasa? Ejemplo francés

 

Por Javier Frachi

Profesor en la maestría en finanza de la Universidad Torcuato di Tella.

En la vida política la democracia se ejerce cada cuatro años sufragando, en el medio las encuestas y sondeos envían información al gestor de la “cosa pública” sobre el humor y expectativa de la gente. Los mercados financieros quizás tengan una superación: votan todos los días. Las tasas de interés producto de la compra o la venta de una persona refleja la mentalidad, expectativas y nivel de miedo que esa persona tiene en cabeza.

Hoy en día resulta interesante mirar y tomar prestado la información subyacente en la diferencia entre las tasas de los bonos europeos y americanos porque al momento de esta nota la diferencia entre la tasa de 10 años entre ambos países llegó a su máximo histórico de 2% (200bps) cuando el promedio desde 1994 es 0.30% (30bps). La pregunta entonces es qué está pasando para que exista este “spread” (divergencia).

Muchas veces un análisis requiere recorrer varios caminos para tratar de llegar a alguna suerte de conclusión o tierra más sólida. En los últimos meses el dólar americano, el billete, tuvo mayor fortaleza que la moneda europea (el euro) dado que es más beneficioso armar un plazo fijo en EUA que en Europa, quedarse con billetes americanos otorgaba un 2.4% mientras que uno conservar un billete europeo rendía un 0.33%. Así la primera hipótesis, con baja probabilidad, es que los europeos vendieron sus euros y compraron dólares aumentando el diferencial de tasas.

En cambio, una segunda explicación, refleja las diferencias en la política monetaria que llevan ambos países. En Estados Unidos, la Reserva Federal (FED) dejó de comprar bonos del tesoro en el año 2013 y realizó tres subas en su tasa de interés desde el año 2015; mientras que el banco central europeo (BCE) todavía sigue emitiendo dinero y comprando bonos para mantener el costo de capital de los países y las empresas al mínimo histórico (programa “quantitative easing”), siendo negativas.

Al mismo tiempo, la administración de Trump está comprometida a efectivizar una reforma impositiva y un plan de infraestructura sin igual. Ambas promesas estimulan a la inflación, el déficit y la emisión de deuda para financiarlo; ex-ante una baja de impuestos dependiendo de su tamaño, tiempo y beneficiados aumenta el consumo y la infraestructura también invita a que el trabajador tenga mayor dinero y gaste. Los europeos por el momento no muestran planes de incentivar la demanda como el gobierno norteamericano.

Una tercera hipótesis invita a visitar la historia. Esta misma divergencia se ve hace veinte años entre las tasas americana y las japonesas dado que la economía nipona desde hace mucho tiempo padece de bajo crecimiento y deflación. Quizás el mercado de bonos europeo nos esté “prediciendo” que Europa por los años venideros le depara un bajo crecimiento económico y deflación mientras que a los Estados Unidos un clima más caluroso (crecimiento e inflación contenida).

Los datos de inflación futura para Europa que se obtiene (usando la “five year/five year forward rate”) para el periodo 2022-2027 es de 1.7% y para EUA 2.1%, hace seis meses atrás eran 1.34% y 1.70%. Es decir, ratifica este escenario de pobre crecimiento e inflación.

Sin embargo, la razón de estos 200 puntos básicos de diferencia (2%) no estén en la economía sino en la política. La campaña presidencial en Francia se está robando todas la atención y la preocupación de que un gobierno como el que propone Marine Le Pen se materialice en hechos concretos. Su partido propone volver al franco y a la emisión de bonos en moneda local desechando por completo al euro.  Las encuestas no son conducentes, por momentos Macron (centro derecha) toma ventaja, pero los inversores no descartan que exista otro cisne negro. Así muchos inversores prefieren refugiarse en bonos alemanes (bajando el costo de capital del país) hasta que pasen las elecciones.

Si ocurre que Le Pen no llega al poder es muy probable que disminuya su tasa de interés a lo largo de toda su curva, hoy el bono a 10 años ofrece un rendimiento de 1% mientras que Alemania 0.30%, puntualmente podría existir una comprensión de 50 puntos básicos para aquellos que piensen que la extrema derecha no regresa a las calles parisinas.

2 comentarios para ¿La política está dentro de una tasa? Ejemplo francés

  1. Julieta Ventura dice:

    Hola Javier, muy interesante artículo y la reflexión de que los mercados financieros votan todos los días.
    Hay un factor adicional. Este spread de tasas se ampliará aún más a medida que la FED empiece a reducir el tamaño de su balance, actualmente en un nivel récord de USD 4.5Tr,lo que se espera suceda a fin de 2017 o en 2018. Esto presionaría al alza los rendimientos de los bonos del Tesoro, y con ello los rendimientos de los bonos emergentes. Este spread no se sostiene en el largo plazo, cuando QE en Europa se desarme, las tasas deberían acercarse a las del resto del mundo, dependerá de la velocidad de ese desarme si habrá o no overshooting. Qué opinas sobre esto?
    Muchas gracias!

  2. Jose dice:

    “los europeos vendieron sus euros y compraron dólares aumentando el diferencial de tasas.”

    Estimado Juan Frachi, podria explicar ese concepto?

Dejá tu comentario

(*) los campos son requeridos